De las primeras pilsen alemanas

Color oro, transparente, buena y persistente espuma compacta. En nariz aromas de correcta intensidad a trigo con un fondo de malta. En boca tiene buen cuerpo, buena integración del carbónico, suave y refrescante, bien estructurada, menos presencia de lúpulo y malta; buena persistencia y un final levemente amargo que invita a beber.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar