Madremia 2011
Vino Madremia 2011
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
100% Tinta de Toro
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 5 a 9,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.6
/
93
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,6
Opiniones de Madremia
OPINIONES
11

Rojo cereza de capa alta y ribete granate. Nariz de corte balsámica y vegetal en el primer golpe para después sacar aromas de frutillos silvestres con cierta nota de madera nueva, de savia vegetal, sensaciones maderosas, pimienta, hay regaliz y cacao, sobre un fondo de tierra batida de semillero. En boca es rico y sápido, con sabores que recuerdan a la fruta del bosque madura sobre notitas de vainilla que dejan un sabor cremoso recordando levemente al azúcar quemado. Excelente acidez que realza la fruta cercana al hueso y también hay una nota en el paso como de madera verde que deja entrever cierto matiz astringente, vegetal, herbáceo, similar al de la nariz. Esta en muy buen estado, con poca evolución de la botella y con un estilo bien definido. Tan solo le noto esa sensación verdosa / maderosa que le da un matiz de no integración, por lo demás el vino está estupendo y con mejoría en botella seguro. Desde luego es un Toro diferente.

Vino encerrado en una botella bordelesa y vestida con una original y campera etiqueta en la que que sobresale el labalí o ¿jabalina? en la niebla. Buen corcho que permanece muy entero y levemente tintado.
A la vista me encuentro con un vino de color granate picota de capa alta, buena, densa y perezosa lágrima en su deslizar por la copa, a la que tinta. Menisco granatoso.
En nariz frutas negras en sazón y con alta intensidad, madera de su crianza imperceptible, está muy bién integrada. Notas balsámicas y de pimienta negra.
En boca es muy elegante, aterciopelado y con caracter, taninos domándose, equilibrado, frutal, mineral y balsámico. Un vino carnoso y con volumen. Madera en segundo plano. Lo primero: La fruta. Con una presencial acidez que invita a beber y que le dará años de vida. Estupendo y elegante paso de boca. Es un vino muy largo, Me da una permanencia de 3,45 minutos. Me encantó en mayo del 2013 en la Feria de Toro y ahora me vuelve a entusiasmar.

Color rojo picota con pequeño ribete granate. Nariz de primera impresión fina, frutosa, agradable y precisa. Aromas de frutas del bosque maduras sobre suaves sensaciones mentoladas, especiadas, hierbas aromáticas, regaliz, notas tostadas – ahumadas y un leve recuerdo alicorado en su final muy agradable y frutal. En boca tiene un ataque rico, de paso equilibrado con un recuerdo de regaliz en retronasal y posgusto, donde deja una leve sensación amargosa/tánica, pero agradable ya que también se rodea de sensaciones frutosas. Un vino muy bien orquestado, donde la fruta está en primer plano, taninos nobles y las notas de la crianza en barrica le acompañan en perfecta sintonía durante toda la fase de cata, pero con algunos toques verdosos en el paso de boca, lo que quizás nos advierta de la necesidad de algo más de botella. Un Toro rico, versátil, con fruta y buena materia.

De capa alta, roig Rubí amb puntes violeta. Llàgrima densa, el nas es potent però amb molta fruita. El pas per boca és golós però amb presència de tanins perfectament integrats.

A la vista muestra un color picota, con una capa media a alta y unos ribetes y destellos con color rubí. Lágrima que tinta algo la copa.

En la nariz presenta una intensidad de media a alta, la fruta negra madura, que pondera sobre la madera que se deja notar con sus tostados. También se aprecian detalles especiados.

En el paso por la boca se muestra sabroso, con su potencia bien presente, conserva la acidez y con sus taninos la fruta y la madera en buen equilibrio.

7 meses más tarde de mi última cata, veo que sigue no solo en forma, es que se están aun redondeando más.

Un Toro en su fase aromática muy rico, con importante carga frutal, al igual que sus notas dulces ( vainilla, canela en rama, dulce de leche ), son bastante claras y agradables.Una nariz a gusto de todos.

En boca prácticamente es un calco de su nariz, con más peso si cabe de esas notas dulces, el dulce de leche y la vainilla para mi son bastante evidente, paso goloso, con una fruta casi masticable.La barrica está muy integrada, y acompaña a ese trago sabroso con un tostado caramelizado, rica acidez.

Un vino para todos los públicos, casi más para el público más joven.Perecto para tomar a solas.

9€ aquí en Valencia

Si, pero en realidad era un jabalí...Curiosiades, un buen vino de

Etiqueta muy artística con una preciosa foto de un jabalí cruzando un camino entre la niebla, rompedora en mi opinión.
Imformacion escueta pero justa en la contraetiqueta.
Color rojo cereza con tonos granate, capa alta, menisco violeta, lágrima muy abundante.
Nariz intensa y sugerente en que se mezcla la fruta roja, las especies y la barrica, predominio de los aromas dulzones.
En boca taninos jugosos un punto agresivos todavía, cálido y rico, de largo posgusto.
Está muy bueno y todavía mejorará.

Nueva cata de este vino, realizada tranquilamente en casa (la anterior fue en feria con notas tomadas sobre la marcha).

La nota puede ser idéntica a la anterior reflejada, con una boca con algo más de entente entre los componentes.
Botella conseguía en una tienda de la ciudad de Toro a un precio de 9 euros.

Me gustaría que los detractores de los vinos de Toro tomasen este vino en cata ciega.

A la vista muestra un color picota, con una capa media a alta y unos ribetes entre violáceos y algún destello rubí. Lágrima que tinta algo la copa.

En la nariz presenta un intensidad de media a alta, la fruta negra madura, que pondera sobre la madera que se deja notar con sus tostados.

En el paso por la boca se muestra sabroso, con potencia, la fruta de nuevo por encima, una buena acidez y los taninos presentes.

Botella con una etiqueta clara donde el jabalí campa a sus anchas. Contraetiqueta con buena información

Bodega que sacó su primer vino en 2011, logrando este año con este vino 92 puntos Parker, a destacar también su vino Abracadabra 2010, esto otro gran vino. A decir de su Madremia 2011, que la fruta pondera, la madera solo añade detalles finos y en la boca pasa bien y la fruta vuelve a sobresalir.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar