Madai Godello sobre lias 2008

Vino Madai Godello sobre lias 2008

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,3
Calidad-precio:
7,1

Bodega: Bodegas Madai
D.O./Zona: D.O. Bierzo
País: España
Tipo de vino: Blanco
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: Godello
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 9 meses sobre lias

Varietales: Godello

58 Opiniones de Madai Godello sobre lias

Pajizo pálido con destellos metálicos. Tiene una nariz bastante intensa encontramos una amplia y bien definida gama frutal, con notas como pera, mananza, uva fresca, melón,.... sobre un fondo algo dulce como de caramelo de pera. En boca entra bastante intenso, dulce, con mucha fruta, sobre todo pera, el paso es franco, atractivo, muy equilibrado, tiene muy buena acidez, una bella trama,

Coincido con algunos comentarios de foreros en la evolución de este vino que a cata ciega me costaría identificar como Godello. Color amarillo pálido, nariz de intensidad media alta con aromas auvados de moscatel, flores blancas, melocotón en almibar, manzana y melón. En boca es altamente glicérico, algo justo de acidez y con ese carácter almibarado que apuntaba en nariz. Buen vino, aun que algo cansino en boca.

A mí tambien me ha sorprendido el agradable y goloso bouquet de manzanas caramelizadas entre flores y miel (he disfrutado tambien leyendo la nota de Paco), de dulzor sorprendente en un blanco español, que evoca de algún modo a un vouvray demi-sec. Descubrí este vino hace unos pocos meses y es ya la cuarta botella que cato convirtiendo mi asombro en adeshión. Es un vino de gran ampitud y volumen en boca, enormemente glicérico (quizás me gustaría un poquito más de acidez), cálido con elementos amargos (tostados?) y salados en su justa dimensión. Una cálida persistencia de tonos melosos y maduros, que a mí me llevó a repetir y repetir en un círculo voluptuoso lleno de peligro...

Curiosísima la evolución que ha experimentado este godello, que en esta ocasión mostraban un perfil tan dulce y goloso que tuve que remirar la botella a ver si ponía que llevaba moscatel.... peor no, toda esa flor blanca dulce y densa, esa miel ligera, esos almíbares, esa manzana Fuji caramelizada..... han aparecido de un godello que desde mi primera botella asomó goloso... En boca el ataque es intenso, resulta grado, con sensaciones de mantequillas, bien de acidez, con buenos amargos, largo y estructurado y de nuevo acaba ligeramente dulce...... Sorprendente....!!!!

Muy buena presentación con una botella y etiqueta atractivas.
Color amarillo pajizo, brillante.
En nariz buena intensidad, con aromas a fruta, albaricoque, piña y mantequilla.
En boca goloso, potente e intenso, con buena acidez. Algo dulzón.

me gusta el diseño
corcho bueno
color pajizo claro
brillante y limpio
abierta unas horas antes
muy agradable en nariz
fruta, melón, manzana verde, un toque floral
aroma casi a licor de melocotón muy ligero
en boca fruta sin definir, quizás uva blanca
algo cítrico
buen punto de acidez
suave - no pesado, sin ser ligero
tiene que ir muy bien con un pescado blanco
o una paella
mejor el segundo día

Botella borgoñona bonita con etiqueta moderna. Elegante y inovadora. Me gusta, todo tan bien cuidado.

Visual: dorado pálido, brillante , lágrima intensa ,parece que hay algunas burbujitas (no se si de mi copa. Limpio y delicado. Buena presentacion visual.

Olfativa: albaricoques, meclocoton , citricos y flores blancas. Pasteleria y recuerdos generales a moscatel. Intenso franco y muy moderno. Realmente refrescante y evocador.

Gustativa: glicerico y dulzon. Largo y calido con final algo salado. Da una explosion gustativa que llena la boca. Acidez correcta y recuerdos a moscatel en la retronasal

Color amarillo pajizo, lágrima abundante, en nariz fruta de hueso, en boca es largo y untuoso, melocotón, pera.

Muy fácil de beber y aguanta perfectamente el maridaje para una cena con potencia.

Amarillo pajizo brillante. Tiene una nariz intensa que no recordaba yo de otras añadas con una vertiente tan golosa, de hecho muestra un sorprendente -en la godello- toque terpénico, con dulces recuerdos pétalos de flor blanca (rosas) y luego da paso a las notas de fruta con hueso, sobre todo un melocotón bastante maduro y albaricoque. Un toque al final de manzana comportada cierra un perfil con notable personalidad. Pero si la nariz amenazaba un paso algo pesado, lo cierto es que por su excelente acidez y por el peso de fruta algo más ligera, el paso es fresco y bastante fácil, sin renunciar a cierta estructura y a algunas sensaciones grasas durante el paso. Bastante largo y bien definido Muy rico y siendo un vino con una crianza relativamente larga sobre lías seguro que tiene vida por delante... habrá que ver hacia donde va en 1 añito....

Visual: color brillante y limpio para ser del 2008. tonos pajizos, amarillos incluso algo verdosos.
lágrima abundante. Tiene bastante cuerpo y untuosidad.

Olfativa: Frutas maduras, melocoton, melon mezclado también con olores más frescos, pero muy leves.

En boca: Entra muy bien, con acidez inicial correcta que se va desvaneciendo sin sobresaltos. LLena la boca, es untuoso, con cuerpo. Me ha sabido a tonos florales, más frecuentes en un vino joven que en un 2008. Sin astringencia. LLena toda la boca y permanece bien.

Maridaje: Yo lo he cenado con una lubina al horno con cama de patatas panadera y cebolla pochada y quedaba muy bien. No ha tapado nada al pescado y con las patatas con cebolla pochada conjugaba muy bien. He acertado.

Vino agradable y con personalidad para tomar con platos elaborados ya que los aguanta bien. Me pega mucho para arroces y pasta con salsa que contenga queso gorgonzola.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar