Tanajara Baboso Negro 2005

Vino Tanajara Baboso Negro 2005

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
91
Puntuación Media:
8,3
Calidad-precio:
7,0

Bodega: Tanajara
D.O./Zona: D.O. El Hierro
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: baboso negro
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Varietales: baboso negro

5 Opiniones de Tanajara Baboso Negro

Comentario
Una variedad autóctona de la isla que aporta vinos muy personales, gracias a la climatología de la zona y su cercanía al mar. Le aportan toda la personalidad a este Tanajara, un vino "casi" de culto, por lo exclusivo de su cata y su difícil adquisición, simplemente una rareza muy bien elaborada.
Cata
La intensidad de sus antocianos nos dislumbra un tinto potente en nariz y denso en boca. La nariz inicialmente nos revela su personalidad, con notas que nos recuerdan a las anchoas empapadas en buen aceite de oliva con toques de marismas y minerales propios de la isla. Aparecen con intensidad aromas de madera nueva y hojarasca propia y característica de la zona. Prevalece las notas de ciruela con un toque pasificado. En boca se muestra espléndido, con un paso mineral y denso, con un postgusto con recuerdos dulces.

Despues de probar otras añadas como la 2004, esta 2005 me ha sorprendido quizas para algo peor que la 2004, para lo que esperaba.
Color cereza oscuro pero apagadísimo, carente de lucidez y brillo. En nariz al principio aromas cerrados que poco a poco van dando paso a aromnas torrefactos, tofee muy marcado, fruta nada destacable pero sí un leve deje. Se nota bastante alcoholico y con cierta dulcedumbre ya en nariz. En boca resulta dulzón, fruta muy liviana, algo falto de acidez, muy llano, con algo de olivas negras, balsamico y alcoholico en el postgusto. No se, el 2004 me gusto muchísimo y este me ha desconcertado para lo que esperaba. No puntuo.

Hemos requeteprobado este vino y nos parece el menor de las tres añadas. Ya en nota anterior nos pareció algo inseguro en muchos aspectos. Tostados pasados,fruta buena, la verdad, pero corto todo su trayecto y persistencia. Los toques dulzones, los licorizados, la flor y el desarrollo en crianza son encomiables pero no suenan campanas, no hay fuegos artificiales de esplendor y gloria. La nota especiada en boca está presente y deja algun juego pero se evapora.

Coincido que el color es apagado y poco atractivo, pero creo que es más por el tipo de uva, que por su crianza. Atractivo olor a suciedad que va amainando con el tiempo y a equilibrarse en boca. Acided correcta y amable.Buen esamblaje de tostados con grosellas, y los minerales le aportan caracter y complejidad. Igual es excesivamente dulzon en su paso largo. sobretodo es un vino divertido y que aporta un caracter nuevo al aburrido panorama nacional.

Fue un año con problemas por la lluvia durante la vendimia. La maceración fue más corta.
El vino está bajo de color. Resaltan unos tostados más de la cuenta y los aromas frutales (grosellas y arandanos negros, moras y ciruela santa rosa madura), aun a pesar,
son cortitos pero destacables; los toques minerales como la arenisca y la piedra piconera negra y algo de sotobosque, pino, balsámicos que afloran entre licorizados (bayas) y desde luego una boca con buena especia; acidez grata y el toque dulzón de la baboso, que es un blasón de estas Islas Canarias, encuadran bien el vino en en boca.
Pena la brevedad de sensaciones pero no cabe duda que el vino tienen buen camino que recorrer.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar