Una Pedreira en la que siempre tropezaré

Porque me parece un peazo de vino tremendo, con una calidad, una racialidad, un... un... ay, no sé no sé que tienen tus ojitos que me vuelven loco ♫

Dejando las tontería a un lado, es que tiene una fragancia deliciosa, fresca, vibrante, con esa cáscara de limón, esas notas minerales y salinas, manzana verde, flores blancas, polvos de tocador, herbáceos, pimienta blanca.... Trepidante. Y con notas de fondo de matorral y unos suaves anisados.

La boca tiene una acidez eléctrica, con esas notas cítricas y de manzana Granny Smith. Flores blancas frescas, pimienta blanca, salinidad a raudales, esa mineralidad marcada, excelentes amargores y ese toque anisadete le dan más empaque a este pedazo de vino. Es sápido como Dios... Tremendo, largo, delicioso y con un cuerpo y esqueleto para crecer y crecer.

Este vino me enamora....

Recomendado por 2 usuarios
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar