Amontillado La Cigarrera

Vino Amontillado La Cigarrera

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
8,9
Calidad-precio:
9,7

Bodega: La Cigarrera
D.O./Zona: D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda
País: España
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 17,00%
Varietales: Palomino fino 100%
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Elaborado mediante crianza biológica y oxidativa

Varietales: Palomino fino 100%

Consumo: Servir entre 12º y 14 ºC.

8 Opiniones de Amontillado La Cigarrera

Visualmente tiene ese color intermedio entre el ámbar oscuro y el caoba claro, con limpieza y buen brillo.
Tiene una nariz muy bien perfilada en al que encontramos intensidad de frutos secos, higos jugosos, fruta pasificada y notas punzantes. Con la evolución de la temperatura y el movimiento asoman chispas vivas de piel de naranja, pinceladas amargas de avellana y frescura balsámica.
Fragante.
Entrada muy vertical en boca, con tacto afilado, sabor punzante y mucha largura. Con oxigenación muestra su lado más salino y se ensancha verticalmente dando sensación de plenitud al tacto.
Armonioso y fino, equilibra con suavidad su crianzas, biológica y oxidativa, lo que lo convierte en un amontillado perfecto para la iniciación en este mágico mundo.

Color ámbar oscuro, reflejos caoba, limpio, brillante, lágrima densa.

En nariz tiene una buena intensidad de aromas de higos, uvas pasificadas, frutos secos (avellanas), notas balsámicas y frutas navideñas. Buena nariz.

En boca tiene cuerpo, es intenso, sensaciones de frutos secos, presente la salinidad esperada. Es complejo, intenso, profundo, muy agradable. Persistencia larga.

Un amontillado para disfrutar
 

Porque es que es brutal, todoterreno, cautivadora... Un escándalo ¡vamos!

La nariz está llena de frutos secos, higo, orejones, pasas, barniz, cáscara de naranja escarchada, flores marchitas, salinidad, notas frescas, humedad marina, balsámicos, resinas, caramelo de café y caramelo... Es una nariz compleja, pero fina, equilibrada y muy fresca.

Y llegas a la boca y te da un gustazo tremendo, de esos que dice "joder, qué rico está". Y esa ricura es punzante, con esos frutos secos, pasas, orejones, flores, esas cáscaras escarchadas, una buena amargor, salinidad, notas dulces, algas, mineralidad... Es laaaargo, con notas dulces, cremoso, pero fresco y nada pesado.

Tremendo... Y me ha acompañado una muy buena temporada mientras preparaba las cenas toda la semana y la comida de los findes :-(

Visual:

Caoba claro con reflejos amarillos. Abundante lágrima.

Olfativa:

En nariz tiene mucha fruta escarchada, cáscara de naranja, uva pasa, higos, frutos secos, barnices, pegamento, flores blancas y yodados.

Gustativa:

En boca es goloso, tiene frutos secos, flores blancas, es untuoso, tiene buena acidez, persistencia y un postgusto a almendra amarga. Amontillado muy rico a un precio fantástico!!!

De color ambarino.
Nariz de buena intensidad con aromas de tabaco rubio, de almendras frescas, de anacardos, de nueces garrapiñadas, balsámicos en forma de barniz y, atención, ¡fruta! Y es que tiene una manzana verde casi fermentada, casi recordando a una sidra. Sugerente nariz no tan afilada como en otros amontillados pero muy rica.
En boca tiene una acidez excelente, con ese ataque masivo de estos vinos pero esta vez algo más comedido, no llega a colapsar las papilas gustativas, tiene hasta un punto dulce que a más de uno despistó en cata a ciegas, pensando que era un oloroso.

Me entra la risa cuando después de catarlo voy a buscar su precio en Internet. Ya sabéis que Jerez tiene estas cosas, suelen ser vinos baratos, en todo el sentido amplio de la palabra. Pero no es menos cierto que a veces encuentra algunos de precio elevado, que siguen siendo baratos y sólo costosos, pero ahora no es momento de filosofar. A lo que vamos, que cuando un amontillado está así de rico y ves lo que cuesta, lo menos que puedes hacer es reírte e ir pensando en comprar un caja.

Es de un aroma intenso y de un ligero punto punzante en conjunto se muestra elegante y equilibrado. Ricas notas de frutos secos y madera envinada, fondo especiado, barniz, punto balsámico de hoja de pino y resina, fondos salinos y un alcohol envolvente y sugestivo,en el que se aprecia su calidad.

En boca la entrada es sabrosa y amplia, se muestra con más fuerza que la sutil nariz, paso medio con un toque más suave y delicado, es elegante y con un toque seco muy justo, pues también se percibe el dulzor. Rotundo en contenido, deja para el final ese aspecto punzante bravío y ese alcohol perfectamente conjuntado. Postgusto que recuerda a los frutos secos, especias y maderas finas, como un buen amontillado viejo.

Color caoba claro.
La nariz es de buena intensidad, un perfume para los sentidos, notas punzantes acompañadas de fruta pasa de diversa procedencia. Sensaciones balsámicas, ligeros recuerdos almibarados y frutos secos redondean el conjunto.
En boca combina notas salinas con otras más golosas y gratos punzantes que alegran el vino, amplio, elegante y con un final muy largo lleno de sensaciones.
De nuevo un ejemplo de la suerte que tenemos al poder disfrutar estos vinos a un gran precio.

El Amontillado La Cigarrera tiene un bonito color ámbar oscuro y profundo, limpio y brillante.
El ataque en nariz es de intensidad media-alta con acertado equilibrio entre la fruta en forma de higos carnosos, dátiles, pasas, y guiños cítricos de piel de naranja amarga, y la finura punzante, los amargos de los frutos secos (avellana) y balsámicos de hierbabuena.
Este delicado pero al mismo tiempo intenso bouquet aromático se traslada a la boca con una entrada punzante y afilada, salina y sabrosa. Va ganando amplitud y volumen, se recrea en la boca y es reticente a abandonar tras la cata.
Si nunca has probado un amontillado, la suavidad y la personalidad de La Cigarrera te cautivaran.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar