Vino Amontillado La Cigarrera: Suavidad y personalidad cautivadoras


El Amontillado La Cigarrera tiene un bonito color ámbar oscuro y profundo, limpio y brillante.
El ataque en nariz es de intensidad media-alta con acertado equilibrio entre la fruta en forma de higos carnosos, dátiles, pasas, y guiños cítricos de piel de naranja amarga, y la finura punzante, los amargos de los frutos secos (avellana) y balsámicos de hierbabuena.
Este delicado pero al mismo tiempo intenso bouquet aromático se traslada a la boca con una entrada punzante y afilada, salina y sabrosa. Va ganando amplitud y volumen, se recrea en la boca y es reticente a abandonar tras la cata.
Si nunca has probado un amontillado, la suavidad y la personalidad de La Cigarrera te cautivaran.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar