Restaurante Casa Balbino en Sanlúcar de Barrameda

Restaurante Casa Balbino

Datos de Casa Balbino
Precio Medio:
17 €
Valoración Media:
6.8 10
Servicio del vino:
4.9 10
Comida:
7.8 10
Entorno:
6.0 10
Calidad-precio:
9.0 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Cádiz
Localidad: Sanlúcar de Barrameda
Dirección: Plaza del Cabildo, 14
Código postal: 11540
Tipo de cocina: Andaluza
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 8,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


25 Opiniones de Casa Balbino

Se me hizo tarde en Jerez para ir a comer a un restaurante, de modo que decidí enfilar a Sanlúcar y solventar otro de mis asuntos pendientes. Este.

Barullo de gente que entra y sale. Camareros que vuelan. Todo un poco aturullado, pero parece que todo funciona perfectamente por lo que pude ver.

Aquí se pide, te lo sirven en la barra y ya te lo llevas tú al sitio que hayas encontrado dentro o en la terraza de la plaza.

Algo rápido: Ortiguillas y tortillitas de camarones.

Las ortiguillas impecables. Fritura limpia e interior cremoso. Para comerte un cerro. Las tortillitas muy ricas, pero me gustaron algo menos. Me resulta algo más pesada y algo más grasientas. Aun así, también muy ricas.

Una copa de manzanilla de la casa que resultó pasable y otra de Solear. Ale, a funcionar.

Siempre que bajamos de vacaciones a Chiclana, nos acercamos una vez al menos a esta taberna que no parece cambiar con los años; todo sigue igual. Sin duda, una de nuestras preferidas en toda la península, a pesar del inevitable bullicio y la incomodidad de hacerse un hueco en el interior (nunca hemos querido "cazar" una mesa en la terraza por la inoportuno de levantarse para pedir tapas o raciones).

Tomamos pare cenar y para tres personas (de pie en la barra):

Primer envite:

- 200 gramos de gambas cocidas (80€ / kilo): Esa noche estábamos de suerte y había unas buenas gambas cocidas. Perfecto punto de cocción. Uhmmm !!!

- 200 gramos de langostinos de Sanlúcar cocidos (80€ / kilo): Si las gambas estaban buenas, los langostinos estaban de vértigo. Me quedé con ganas de pedir algunos más. Re uhmmm !!!

Segundo envite:

- 3 x Tapas de salmorejo: Como siempre bien, aunque a temperatura un pelín elevada.

- Ensaladilla de marisco: Generosa en tropezones. Bastante buena.

Tercer envite:

- 1/2 de Cazón frito: Sin querer pedí simplemente cazón y nos pusieron ese pescado pero frito y no adobado. De todas formas, nos encantó el punto de la fritura sin apenas harina y grasa. El pescado cortado en rodajas transversales en vez de en taquitos. Carne prieta y jugosa.

- 4 x Tortillitas de camarones: Siguen siendo para nosotros de las mejores de la zona. Generosas en "bichitos", crujientes y con el aceite bien escurrido.

Para beber, mi mujer con tres cañas, mi chaval con un par de refrescos y yo con mi media botellita bien fría de manzanilla Solear, servida en su cubitera y a temperatura perfecta. Una pena que no dispongan de alguna opción más en cuanto a vinos.

Precio total: Aprox. 75€ (IVA, pan y picos y bebidas incluidas)

Nota: El precio por persona indicado es lo que estimo que costarían tres medias raciones, con IVA y sin bebidas.

Nota 2: Mis valoraciones tienen en cuenta que se trata de una taberna, no de un restaurante.

Casa Balbino es, junto al Bigotes, de esos locales míticos de Sanlúcar de los que todo el mundo habla y te recomienda, así que la primera parada nada más llegar a la capital de la manzanilla, sin dejar siquiera las maletas, fue Casa Balbino.

Comimos en la terraza, que tiene el encanto de estar en plena plaza del Cabildo, llena de vida y transeúntes que recorren sin cesar los diferentes locales.

Como compartí mesa con Antoni, tan sólo añado algunas fotos y alguna anotación personal.

Tortitas de camarón perfectamente fritas pero sin excesos de aceite, y con el camarón bien entero, que da gusto morderlo.

Huevas “aliñás” que son de merluza, llenas de sabor y acompañadas con un poco de cebolla en vinagreta. Frescas y muy buenas.

Huevas en adobo, las de sepia, o choco que llaman en la zona, pero con un adobo tremendamente potente, con ese pimentón y ese comino tan marcados. Buffff.

Pastel de atún, ojo que pregunté si era de cabracho y casi me fulmina con al vista el camarero ;-) Muy suave, con algo de mayonesa que realmente no requería, pues estaba muy jugoso.

Ortiguillas: Me encantan las anémonas y siempre que las veo las pido, pero esta fritura, como todas las de la casa, era de sencillamente de 10. Se acompañan de algo de col en vinagre. Un pero, tal vez demasiado hechas, lo que no las deja tan jugosas como otras que he comido.

La manzanilla de la casa que comenta Toni acompañó perfectamente toda la comida, así que cuando vuelva volveré a pedirla.

Una observación: no tienen cafetera, pero un paseo de escasos metros por la plaza te libera del mono.

La RCP es excelente, pues esto por 10€ es para plantearnos qué pasa en nuestra zona. Ubicación céntrica, servicio eficiente y simpático, buena materia prima y cocina. ¿Qué más se puede pedir?

Recién llegados a Sanlúcar para disfrutar del Encuentro de Foreros de Verema y tras el palizón de setecientos y pico quilómetros nos dirigimos sin más dilación a casa Balbino con la clara intención de picar algo rápido (apenas disponíamos de tiempo) y por obra y gracia de los buenos comentarios que reúne el lugar en esta nuestra página de referencia. Tres comensales y pedimos:

- Hueva "aliñà" (huevas de choco): No recuerdo haberlas tomado en mis anteriores visitas al sur pero, desde ese primer día, nos hemos "jartao" de tomarlas. Personalmente prefiero las huevas a la plancha, pero me resultó interesante esta manera de degustarlas con la cebolla y el vinagre.

- Pastel de atún: Buena porción, textura súper esponjosa y sabor delicado. Una sorpresa. No esperaba tanto de un plato de presentación tan "rudimentaria".

- Tortitas de camarones: Paradójicamente siempre recuerdo haberlas tomado en restaurantes de prestigio y las presentaciones allá son delicadas y de técnica depurada. Todo lo contrario que estas de tamaño XXL y formato irregular. Su sabor, no obstante, de primera, sin notar para nada un exceso de aceite y con presencia destacable del pequeño molusco.

- Pescado en adobo: Había "mono" de tomarlo pues no recuerdo haberlo encontrado nunca por mis tierras y es una delicia degustarlo cada vez que visito el sur. Estaba rico.

- Ortiguillas: Otro de los placeres suyo disfrute se presenta en ocasiones contadas. Solo por ello, degustarlas ya supone todo un gustazo, aunque no sean las mejores que he tomado (un pelín pasadas de fritura). Lo compensa el precio, de risa.

Tomamos dos manzanillas cada uno de nosotros y nada más pues no se sirve café en el local. Servicio simpático y eficaz, como es habitual en la zona, y RCP irrisoria o al menos eso a mi me pareció.

Tras la merienda de marisco que nos dimos en el Puerto, no teníamos muchas ganas de cena y optamos por unas tapas en Casa Balbino. El lugar estaba llenísimo ya que llovia y por tanto en la terraza no se podía estar. Los dos grandes mostradores donde se exponen las tapas son de foto. No puede haber mas cantidad y variedad. La verdad es que no sabíamos que pedir. Para beber optamos por un par de copas de Barbadillo y las tapas fueron lo siguiente:
• Caracoles en salsa. Ricos
• Tortillas de camaron
• Ortiguillas
• Cazon
• Boquerones
• Choco

Toda la fritura excelente. Recomendable 100% para degustar por un precio modico de pequeñas tapas con la gastronomía típica sanluqeña.
Todo por 21,5 €

Dos días en Sanlucar y 3 comidas/cenas en Balbino; creo que con eso queda todo dicho respecto al sitio y como se come aquí... entre lo degustado, reseñamos lo siguiente:

- Tortillas de camarón: sublimes. Camarón y más camarón apenas amalgamado por una deliciosa masa de harina de garbanzo. Ricas a rabiar.
- Albóndigas de choco: de pequeño tamaño y con un acusado sabor marino, se guisan con una salsa azafranada que no dice mucho. De lo más flojito.
- Langostinos: a 100 euros el Kilo ya pueden estar ricos, y efectivamente lo están. Excelente calibre y cocción, el capricho merece la pena.
- Cazón frito: fritura de este escualo que sin adobo no dice mucho la verdad. Rigor en la ejecución pero insipidez en el resultado.
- Adobo: cazón adobado, ahora sí. Con el justo toque de adobo y especia, muy bueno.
- Ensaladilla: de nuevo, muy buena ensaladilla. Con gambita arrocera.
- Acedías: mini lenguaditos fritos ricos pero engorrosos (y escasos) de comer. Bien sin más.
- Croquetas: masa de nuevo quizás demasiado compactada. Ricas pero apostamos por una mayor fluidez de la bechamel.

Acompañado todo ello por cervecita y/o manzanilla fina, no salimos en ninguna de nuestras 3 visitas por más de 15 euros por cabeza. Absolutamente imprescindible.

No pude ser mejor recomendado sobre este sitio.
Excelentes tortitas de camarón, pero superadas por un atún de almadraba a la plancha rico, rico.
Tomamos casi de todo: choco frito, acedías, boquerones, pimientos rellenos, gambas al ajillo, ensaladilla, albóndigas....
Acompañado de bastantes copitas de manzanilla en rama a granel de la casa. Pedí un amontillado(Napoleón), pero me lo sirvieron del tiempo, así que volví a la manzanilla.
Todo muy rico, y a un precio increíble(por lo barato).

“Si vais a Sanlúcar, no dejéis de visitar Casa Balbino en la Plaza del Cabildo, pedir las tortitas de camarones. Es un lugar masificado, no tiene servicio de mesa, no sé cómo se arreglan, pero funciona perfectamente”, esto es lo que nos dijo la noche anterior nuestro paisano Angelín (Ángel Lozano) que regenta desde hace muchos años el Santa María en el Puerto de Santa María.

Dóciles y “mandaos”, allá que nos fuimos 6 cántabros el domingo por la mañana, a 35 grados a la sombra (para nosotros un calor al que no estamos acostumbrados).

No fue difícil conseguir una mesa en la terraza, con su sombrilla que emanaba sus chorros de agüilla, mucha gente había, nos acercamos a una barra repleta de clientes y sin necesitar de abrir boca un camarero ¿Qué desean? Pedimos y en 10 segundos estaba todo listo: funciona.

No pedimos mucho, pues íbamos luego a comer a la zona de Bajo de Guía(mal por cierto, pero os lo contará el compañero Jacomur):

Tortitas de camarones
Ensaladilla de gambas
Papas aliñadas
Cervezas y manzanillas.

Merecen capítulo aparte las tortitas, las mejores que he comido nunca y he visitado Cádiz y su provincia varios años, dicen que son tan buenas como las de los Faro, pero como me he prometido no ir a tales restaurantes, no puedo comparar, pero eso es otro tema.

Pagas cuando estimas, no al ser servido y tienen un control impecable, vimos un intento de “simpa” frenado, a los 5 metros con una amplia sonrisa, por ambas partes.

El precio, fue barato, lástima que no recuerde el mismo.

Lugar a tener en la agenda, nosotros solo picamos, pero observé a gente que estimé que era de la localidad, que comieron y no solo pescado de la zona, también bacalao o carene.

No voy a puntuar, lo que comimos creo que no da para tanto, no vimos la carta de vinos, no recuerdo el precio y encima hacia un calor…, lo digo por la sensación del entorno.

No olvidéis las tortitas de camarones y recordar “que funciona”.

En plena Plaza del Cabildo, dia entre semana en Marzo, ningún problema para encontrar mesa y acercarte a la barra (se agradece).

Eramos varios, con lo cuál, un poco de todo... que recuerde:

Tortitas de Camarones (las mejores que he comido con diferencia)
Ortiguillas (a mi me gustan, a la mayoria no, jejeje)
Puntillitas (muy buenas)
Langostinos (muy grandes, pero son hervidos, a mi ni fú ni fá)
Bacalao (muy bueno)
Pimientos rellenos (muy buenos)
Mejillones tigres gratinados (buenos, un pelín picantes)
Salpicón de marisco (no tuve tiempo de probarlo, voló...)
Brochetas de solomillo (buenas y tiernas, pero la carne muy sosa, pedimos salero)
Choco frito (muy bueno)

Manzanillas varias, cervezas y algún refresco. Al final sobró comida (no mucha).

Los camareros llevan un control increible, saben lo que has tomado a la perfección, lo que falta, etc...

Hicimos apuestas para ver lo que costaba y todos nos equivocamos muy a la alza.

Al final, unos 20 euros por persona y nos pusimos hasta arriba.

Muy recomendable, en mi caso, solo para los camarones me desviaría 50 kilometros.

Un local típico de taberna sanluqueña en pleno centro de Sanlúcar de Barrameda (en la plaza del Cabildo).
Tapeo exquisito y con excelente relación calidad precio.
Pedimos: ensaladilla de marisco, berenjenas con colas de langostino, y los impresionantes langostinos sanluqueños (1/2 docena), además de las tortillas de camarones (quizás las mejores de toda la provincia de Cádiz). Es tanta la demanda de tortillas de camarones que te dan un número, como en el mercado, para que te sirvan las sabrosas tortillas que saben a camarón.
Todo ello acompañado de manzanilla de la casa.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar