Restaurante Raco del Turia en Valencia
  

Restaurante Raco del Turia

11
Datos de Raco del Turia
Precio Medio:
41 €
Valoración Media:
7.6 10
Servicio del vino:
8.4 10
Comida:
7.7 10
Entorno:
7.3 10
Calidad-precio:
7.2 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: L'Eixample
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Valenciana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 23,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


11 Opiniones de Raco del Turia

Local luminoso, paredes pintadas de colores pastel, cuadros de escuela de Sorolla que aportan sensación de elegancia que contrasta con las sensaciones de casa vieja del campo con los azulejos coloridos valencianos, mobiliario de madera con buena vajilla y cristalería y mantelería. Mesas amplias, sala de buen tamaño. Buen servicio en sala.

La carta de comidas se basa en una cocina tradicional valenciana con papel destacado para los arroces y los entrantes propios de este tipo de cocina.

La carta de vinos es amplia (más en la web) y bien elegida con precios al uso (pro ejemplo: 4 kilos 40€); este cambio ha venido desde la incorporación del hijo (Vicente) del propietario del negocio familiar, pasando el vino de acompañar a ser protagonista.

Comida para 4 que arrancamos con unas cervezas y unos finos de Gutierrez Colosía con unas papas y dos raciones de un excelente jamón cortado a cuchillo. El último plato cortado de 3 zonas del jamon para apreciar las diferencias de sabor y textura del mismo jamón.
Un buen pan de elaboracion propia y un aceite Nodus fácil de tomar hacen de un buen aperitivo para frenar el hambre.

Para beber, aparte de agua con gas Magma en botella grande, un muy buen tinto 4 kilos y un Gramona Imperial gran reserva 2010.

Unos entrantes a compartir:
. esgarraet de pimiento y berenjenas asadas con bacalao: bien servido en timbal, con unas lonchas de mojama en buen punto de sal.
. montadito de sardina ahumada, tomate seco y crema de alcaparras sobre coca de avellanas, la cual quedaba algo seca al que le vino bien apoyarse sobre el aceite que quedaba de antes.
. una ración de allipebre con anguila no muy grande bien de textura, patatas bien cocidas, caldo poco trabado y algo falto de rock and roll.

De principales:
. arroz para dos. Varias opociones y se nos encamina al arroz con fesols i naps. Buen punto de cocción del arroz, fondo aceptable, troceado el cerdo, una morcilla sabrosa pero demasiado hecha, parco en verduras. Amplia ración.
. rodaballo x 2 referido como bueno. Racion muy correcta.

Postre:
. fruta para todos servida troceada de forma individual. Correcta.
. por cortesía de la casa un helado de horchata sobre coca de llanda (bizcocho de chufa). Buena idea.

Cafes, buenos, y unas trufas por cortesía de la casa cerraron la comida.

Salimos con buenas sensaciones.

Lo recomiendo para todos los que buscan una buena comida regional y un ambiente valenciano.
Deliciosos los calamares de la playa (tierno y a su punto,fresquisimo)
All y pebre
Arroz negro de paella muy suave
flan de calabaza
Me ha gustado meno las varias croquetas
Vino tomamos un mestizaje blanco. excelente también. Carta de vino bien hecha. Vincente sabe de vinos y esta pendiente del cliente en todo momento.
Servicio profesional

He de decir que suelo acudir a este restaurante con el mismo objetivo siempre: comer un buen arroz. Suelo acudir con la familia o con clientes a los que quiero agasajar con un arroz típico de nuestra tierra y nunca me he visto defraudado.
De entrada diré que el servicio es muy atento sin llegar a ser empalagosos, respetando la cadencia entre platos de forma adecuada.
El local conjuga perfectamente con su comida: tradicional y muy clásico, con una separación entre mesas suficiente.
Esta vez eramos tres personas a comer y tomamos de entrantes unos calamares a la romana que, para mi gusto, estaban sosos y la ración era más bien escasa, aunque el rebozado estaba perfecto (pegado a la carne y nada aceitoso).También pedimos unas clochinas al vapor que estaban muy buenas y la ración era generosa.
Pedimos para comer una paella valenciana. He decir que para alguien como yo que suelo guisarla paella los fines de semana a leña, encontré el arroz muy bueno y en su punto (nada aceitoso), con todos sus ingredientes, caracoles y alcachofa incluidos. Ya sé que es una paella cocinada a gas y que no está igual de buena que a leña, pero de verdad no desmerece. Repetiré (y eso que sólo pido paella valenciana cuando voy con clientes).
No tomamos postre.
Para beber empezamos con cerveza para continuar con agua y vino. De vino tomamos un Viña Pedrosa Crianza que costo 26 €, lo que no está mal tratándose de un restaurante. Cierto es que nos lo sirvieron un poco caliente, pero el camarero solícito soluciono este problema y acabamos tomándolo a temperatura correcta.
Luego tomamos unas mistelas invitación de la casa.

Siempre que tengo visita de algún cliente forastero o extranjero, lo llevo a comer al Racó del Turia: con una carta quizá tradicional, los diversos entrantes, platos y arroces que he ido degustando a lo largo del tiempo, han destacado siempre por su calidad excepcional, por sus sabores y por su frescura. Nunca me han defraudado y para mí representa un valor seguro, y encima, muy valenciano . . .

This restaurant was a lot more traditional than the places I usually go to eat, but I was pleasantly surprised.
Me and some friends went here for lunch during Valencia's restaurant week (Cuina Oberta). We paid 20 Euros + drinks each for four courses. Looking at the menu outside, however, did make it seem like eating a la carte would be a somewhat more expensive ordeal.
We had:
* Prawn Carpaccio
* Two croquettes with seafood
* Paella with prawns and sepia
* Vanilla ice cream with berries and crispy chunks of biscuits (a bit similar to biscotti)

To me, the paella was a little bit too salty, and the seafood flavour was a little bit too much for me, but that's just a personal preference, as I only like certain types of seafood (but I adore fish). Other than that, the paella was very well made. The Carpaccio was also a tiny bit too much for me in the end, but nevertheless it had good flavour and was well seasoned. The ice cream tasted a little bit synthetic, but I could nevertheless see that they had also used real vanilla. The temperature of the ice cream was good too (sometimes ice cream is not defrosted enough, or it's defrosted too much), and all the dishes were well presented.
All in all, a quite pleasant place to go for traditional Valencian food: Well made pleasant and simple food at a reasonable price (at least during the restaurant week).

Ayer comí en en Raco del Turia,

Erea una comida con un cliente y tomamos de primero esgarraet y y unos montaditos de boquerón, estaba deliciosos
De segundo tomé la carno de solomillo al Oporto y mi cliente unos filetes de Lenguado, los dos platos buenísimos.
Vino tomamos uno de Utiel-Requena, El Arbol Blanco. Estaba estupendo y no era demasiado caro.
La comida excelente y rápida...

El sábado cenamos en el Racó del Turia.
Lo recomiento para todos los que buscamos un buen arroz y una buena picada.
Todo lo que pedimos estaba fresco y bien cocinado, no dejéis de probar en las picadas el carpaccio y el all i pebre de anguilas.
En arroces pedimos el del seyoret para dos amigos, lo probé y buenísimo, yo tomé solomillo de ternera al Oporto...buenísimo.
Y mis amigos pescado...
Recomendable para los que queremos cenar muy bien y rápido!
Buena dena y muy buen ambiente.

PD fijaros en la carta de vinos, es de las más largas que he visto en tiempo y la mayoría con muy buen gusto.

En Ciscar, casi ya en Gran Vía.

Local de decoración absolutamente “sorollesca”: luminoso, cuadros del susodicho por todos lados, azulejos, paredes pintadas de colores pastel… Mobiliario de madera. Buena mantelería, vajilla y cristalería.

Cocina tradicional valenciana de calidad con protagonismo de los arroces. Desde la incorporación del hijo del propietario al negocio, han ido incorporando nuevas “cositas” a la carta y el apartado vinos ha mejorado ostensiblemente.

Tomamos de aperitivo una “Ensalada de tomate de la huerta y ventresca”, y unos “Calamarcitos de playa a la plancha”, y continuamos con un “Arròs del senyoret” y una “Dorada salvaje a la espalda”.

Primeras calidades en materia prima y buen punto en cocina. El arroz, como siempre, maravilloso.

En cuanto a vinos, en esta ocasión el resto de comensales no estaban por la labor, así que me sacaron muy amablemente una copita de chardonnay de Nodus, y otra de un riberita estupendo, Matanegra. El mencionado nuevo propietario sabe de vinos, le gusta, y se nota.

Servicio discreto y profesional.

Una excelente opción si buscas tomar un buen arroz en al casco urbano de Valencia en un entorno tradicional.

P.D.: no pongo el precio porque no pagué yo, pero califico como "buena" la RCP por mi experiencia en anteriores visitas.

Parece un título algo incoherente, pero se trata de reflejar de que va el comentario.
Fui buscando esas dos cosas y al somelier.Encontré una buena cocina, un buen surtido de habanos y un vino que no colmó mis expectativas.
Tomé de primero calamares a la plancha, tiernos y buenos, un arroz de verduras y sepia fantástico y generoso y de postre naranja preparada, tan dulce como ya no se encuentran en los mercados casi nunca.
El vino, que tomé por copas, estaba bastante evolucionado de color, pero bueno, aún conservaba un punto de acidez, pero algo falto de viveza. Era un chenin blanc Les Nourrissons, Vignes Centenaires, 2004, A.O.C. Anjou.
Con el café me encendió Vicente un Punch Punch, corona gorda, fantástico. Lo acompañé de un oporto Niepoort 10 años. Muy bueno.
El precio por persona no incluye la copa ni el puro

http://www.ojoalplato.com/archives/1641

  • el habano

  • oporto Niepoort 10 años

  • chenin blanc

Restaurante de corte regional, con platos "de la terra" bien elaborados y presentados. tiene un salon amplio y luego un reservado, en el que nos instalamos para mayor intimidad. El entorno conocido, zona Canovas. Correcta manteleria y cuberteria, muy buenas copas y excelente carta de vinos, obra de un enopata como Vicente, con multitud de denominaciones de origen nacionales y especial mencion a Alemania y Francia, asi como a los espumosos. No carga demasiado en los precios. En cuanto a la comida, arroces de todos los colores. Nosotros optamos por calamar de playa a la plancha (en su punto, hecho lo justo, tierno y fresquisimo) y all i pebre (poco denso, para mi gusto esta mejor más espeso y con mas pebrera). despues una paella de verdura (berenjena, coliflor, calabacin, pimiento rojo, etc, arroz suelto, punto de coccion exacto, cantidad abundante). Regamos la comida con el Enrique Mendoza Chardonnay fermantado en barrica (21 €) De postre un browny con helado de vainilla (correcto) y dos sorbetes de mandarina (buenisimos), invitando la casa a dos copas de Dolç de Mendoza de la misma bodega (marida con el chocolate de maravilla). Atencion y servicio exquisitos, pendientes del cliente en todo momento. Servicio del vino inmejorable. Notable, aunque algo caro RCP. Mi mejor opcion cuando viene alguien de fuera a la capital y quieres que tome un arroz de nivel en un buen marco.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar