Restaurante Bar Ricardo en Valencia
  

Restaurante Bar Ricardo

13
Datos de Bar Ricardo
Precio Medio:
30 €
Valoración Media:
5.9 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
7.5 10
Entorno:
4.9 10
Calidad-precio:
5.9 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Ciutat Vella
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 16,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos , lunes y festivos .

Teléfono

Restaurante Bar Ricardo El local tiene solera Bar Ricardo Chistorra Bar Ricardo en Valencia Tellinas Restaurante en Valencia Restaurante Bar Ricardo La auténtica jarra de porcelana Bar Ricardo Vista exterior del local Bar Ricardo en Valencia Cava acristalada y rincon del iberico

13 Opiniones de Bar Ricardo

Quedada para comida en horario europeo ya que aquí no hay reservas y acaba llenándose, por lo que conviene estar pronto o tener algún explorador que vaya y defienda la plaza.

Local con amplia barra, mesas en el exterior (será para la noche) y un altillo como ampliación. Todo muy funcional y más cercano a bar de barrio que restaurante al uso aunque con unas servilletas de papel tela muy prácticas. Servicio con experiencia, eficaz y muy resolutivo que además sube escalones al día como para no necesitar de ir al gimnasio.

Ocho para  comer que fueron llegando en oleadas. La carta de comidas es muy muy amplia y enfocada al tapeo de calidad; las raciones son para compartir y en tamaño correcto. En tapas se acercsa a 50 las posibilidades, más otro tanto en la zona de marisco y pescados, bandejas (carne fundamentalmente), revueltos, montaditos; además un pequeño apartado de salazones y latas de calidad y más de 30 opciones de bocadillos y otras tantas opciones de postres. Seguro que cada día hay algo nuevoen el mercado que no está incluido en carta...

La carta de vinos más que suficiente y con predominio de blancos como corresponde a este tipo de tapeo con más presencia de mar que de tierra. Tomamos la versión espumosa de Mar de Frades más cuatro de agua grandes sin gas Lanjaron y tres de Perrier con gas; el número de cervezas pasaría de las diez.

Lo que tomamos para comer de tapeo al centro:

. clotxinas: bien sin nada destacable.

. nécoras: no hubo para todos, pero a los que nos llegó por madrugar, muy buen tamaño, cocción y sabor. Presentadas ya partidas para no pelear.

. quisquilla: correcta, de tamaño pequeño, sabor bien.

. navajas: buen tamaño, plancha un poco de más, limpias. Recomendable.

. alli pebre: buena textura, buen punto de sabor, buena cantidad de anguila, patata bien cocida.

. calamar de playa: grande, bien de plancha, ya con los cortes hechos para comer, un poco falto de aliño.

. anchoas: excelente tamaño, limpieza, calidad y sabor. Muy recomendables.

. ensaladilla: bien elaborada, bien integrada, buena mahonesa que liga un producto con troceado muy pequeño.

. mojama: bien preparada, tamaño correcto, bien de salazón y un poco exceso de aceite.

. bravas: patata bien cocida y salsa correcta. Más fama que realidad.

. fruta del tiempo cortada: sandía, melóm, mango, plátano, cerezas: fruta madura y bien de sabor en general.

Unos cafés finales y algo de sobremesa para hacer el encuentro de final de temporada, para el que habíamos elegido el que probablemente es mejor lugar de tapeo en Valencia tanto por variedad como por calidad.

bar de toda la vida ,especializado en marisco pero que tiene bocadillos y muchas tapas 

conocido por sus bravas  para  mi demasiado aceitosas y ensaladilla rusa  y su sepia con mayonesa esta siempre la pido

no se puede reservar y siempre esta llleno .por algo sera  camareros agiles para la cantidad de gente que se reune en sus mesas 

hemos ido muchisimas veces y quiza ultimamente ha subido un poco el precio pero nosotros disfrutamos con su comida

sepia con mayonesa 8 e

ensaladilla rusa 5,75

gambitas fritas  8;25

bocadilla blanco y negro 4e

bocadillo ternera pepito 5'89

multiples cervezas  y algun cafe

eramos tres  50 e  bien es cierto que no tomamos ni vino ni mariscos 

volveremos pronto 

Ayer, convencido por un amigo acabo en el Bar Ricardo, diciendome que es muy barato. 50€ entre dos personas. Si le quitas el vino 15€. 35€ nos costaron: - 1 ración de ensalada de cangrejo (la que llaman marisco, pero q es sintetico todo). - 1 ración de puntilla 10€ (en nigún sitio me han estafado tanto por un plato medio vacio) - 2 brascadas (bocadillos) a 5€ Cada uno si no recuerdo mal. Que eran de risa y tuve que pedir un cuchillo de carne para cortar la ternera. Y 4 trufas (no de las de Martinez) de postre. (2 cada uno) ¿Alguien me puede explicar el robo? Las "trufas" y la ensalada 15€!?!! ¿En serio?!? Y 10€ pon nada de puntilla. El viernes cené con mi novia en Tasca Angel y cené más y mejor por menos precio (tmb con botella de vino blanco) los dos por 30€ huevas de sepia, ajo arriero, mixta de verduras, sardinas y pan

Tras una gran celebración con mi chico el día de mi cumple en tan estupendo estrellado, el sábado quedé con mis amigas, las más genuinas, las de siempre, las de "toda la vida". A sugerencia de una de ellas nos acercamos al Bar Ricardo como en los viejos tiempos. Pensat i fet!

Hacía años que no lo visitaba y la verdad es que tampoco sé el porqué. Tal vez es porque siempre ha estado ahí, en el barrio, donde toda la vida... y parece que a veces necesitamos cosas nuevas.

No esperaba encontrarlo tan lleno, pero lo cierto es que nos tocó esperar unos 20 minutos en la barra tomando una cervecita hasta conseguir una mesa para las cuatro estupendas amigas ;-P

Pegamos un vistazo a la carta y todo era tan apetecible que me habría comido hasta un bocata!

Al final llegamos a un consenso y quedó así la cosa todo al centro:

~ Patatas bravas. De las que todo el mundo habla maravillas. Clásicas y sencillas pero estaban espléndidas y con lo que me gustan a mí "unas bravas"!!

~ Ensaladilla de marisco. Pequeño chasco al oír que no quedaba ensaladilla rusa, pues era sábado noche, cerraban hasta el martes y todos los allí presentes habían agotado las existencias, ainsss!! Su sustituta hizo un correcto papel, pero habrá que volver a por la auténtica.

~ Tellinas. Tiernas y exquisitas. Y lo más importante, sin pizca de arena. Plato generoso de un muy buen producto.

~ Sepionet a la plancha. Otro clásico que desapareció rápido del plato. Sobran las palabras.

~ Chistorra. Sabrosa y de las de "toma pan y moja".

~ Montadito de longaniza. Y seguimos con los embutidos! Consistía en una pulguita de pan con tomate y una longaniza.

~ Montadito de foie a la plancha. Muy rico. Acompañado de un cuenco con mermelada de tomate que no le hizo falta.

Pan servido en rebanadas y tostado. La mitad de la ración con aceite y la otra mitad con tomate rallado. En mi opinión, un acierto.

Postre no tomamos, sólo algún café e infusión.

Para beber cervezas, agua y alguna copa de vino.

El local tiene solera y se conserva como lo he recordado siempre. Sus paredes con azulejo al estilo valenciano y una gran barra en el centro de la sala. Manteles y servilletas de papel y menaje funcional.

El servicio joven, cercano y muy "de bar". Había una buena cantidad de camareros, todos ellos uniformados con un estilo desenfadado y algún hijo de Ricardo sirviendo, el cual sigue ahí como toda la vida, entregado a su negocio que parece ir viento en popa sin necesidad de cambios ni más evoluciones.

Cenamos muy a gusto y lo pasamos muy bien. Un entorno tan familiar que me recuerda mucho a mi juventud y una compañía inmejorable: mis más mejores amigas. Y es que, todo suma!

Espero no tardar tanto en volver y probar esa ensaladilla, ñam, ñam!

  • El local tiene solera

  • Chistorra

  • Tellinas

¡Cómo! ¿Qué no has estado en Ricardo? ¿Y nos has probado sus bravas y sus rusas! ¿Pero tú cuanto tiempo llevas en Valencia? me preguntó extrañado hace un tiempo un amigo. Ante mi respuesta negativa, como buen amigo que es, lo arregló… invitándome.

Y para allá que fuimos este miércoles, con las Fallas despuntando, las mascletás ya rompiendo… Huele a pólvora en el centro y más a las 14.30 horas que es cuando fuimos al Bar Ricardo.

Muy honestos ya de entrada: se llaman Bar Ricardo. “Bar”, ni restaurante ni leches. Y no admiten reservas. Vas y esperas.

Una delicia esperar, pues tiene una barra surtida que da gusto.

Barra típica de tapeo mediterráneo. Nada que ver con el tapeo del norte, aquí hay raciones -que llaman tapas- no pinchos, ni montados ni nada parecido.

Y lo mismo que tomas en la barra, lo tomas sentado. En mesas y entorno típico de un bar, pero con cierta solera.

Se veía, se palpaba buen género, marisquito que saltaba de la barra… Pero como íbamos a lo que íbamos, pues…

Michirones.
Ensaladilla rusa.
Patatas bravas con ajoaceite.
Alcachofas plancha.
Puntilla rebozada.
Pulpo.
Sepionet a la plancha.

Todo ello acompañado con un Nodus 2012 primero y un Clos de la Vall 2012 después, dos blancos valencianos fermentados en barrica. Nos gustó más el segundo, pues en él la barrica bailaba con la fruta que emanaba la Pedro Ximénez, mientras que en el primero tapaba la frutosidad de la chardonnay.

Pues efectivamente: no puede uno vivir en Valencia y no haber probado sus bravas y su ensaladilla. La honestidad de la entrada se encuentra también en la comida. Autenticidad desprovista de adornos.

Como sus bravas: no tienen nada, pero tienen mucho.

Conozco este bar de tapas / restaurante desde hace unos 40 años, cuando iba a comprar los domingos en su bodega los refrescos de los fines de semana.

Ya hace años se especializó en calidad de producto y servicio, con resultado desigual.

Lo visito varias veces al año, pero nunca me sorprende, te puedes gastar fácilmente 50 euros por comensal, pero una media comedida estará sobre los 25 euros, sin grandes dispendios.

Perdió hace años la calidad en sus famosas patatas bravas, en aras de la modernidad y ambición.

Tiene algunas picadas de buen sabor, puntilla, sepionet, etc. Expone gran variedad de mariscos, de los que no tengo nada que decir.

Conserva la estructura de camareros correctamente ataviados y en gran cantidad; mayormente atrincherados detrás de la barra por lo que sorprende la lentitud y poca atención, para lo que presuntamente la dirección sonriente y amable tienen interés en conseguir.

Como impera la mediocridad, los fines de semana está lleno a rebosar, y entre semana tiene buena afluencia.

Yo seguiré visitándolo, por que es lo menos malo que encuentro por la zona.

No reservan mesa, al menos entre semana.

Acabo de leer todos los comentarios respecto al Bar Ricardo.
Personalmente me encanta!!!!. Tienes multiples opciones: Desde el tipico tapeo y el bocata que cenas con los colegas en plan economico.(Tienen una gran variedad en tapas, revueltos y bocatas en la carta y fuera de ella). Y tambien puedes ir de comida o cenas de negocios en plan de Pescados y Marisco, respecto al marisco, super fresco y de inmejorable calidad yo por mi trabajo he frecuentado varias marisquerias y considero que la calidad y la forma de cocinar es igual o mejor que otros sitios de mariscos.
Me sorprende que un bar de tapas tenga tan buen genero en Mariscos.
En general considero que el precio en el tapeo es un pelin mas caro que en otros bares pero la calidad de los productos que encuentro alli no los encuentro en otros sitios. Las bravas me encanta, los calamares me chiflan, os diria que todo en general me tiene enganchada.
Respecto al comentario del ruido ya han tomado medidas al respecto, estuve el otro dia y he observado que han insonorizado el local,tambien han cambiado el color de las paredes y la verdad que me gusta mucho mas ahora lo veo mas acogedo.

Hemos ido varias veces, , y a nosotros , nos gusta, esta vez en la terracita, nos tomamos las clasicas bravas, estan buenas pero a mi el ajo aceite, me obliga a tomar luego almax , la ensaladilla rusa ,sepia con mahonesa, chanquetes con huevo, tellinas y dos ostras , a mi las raciones me parecen buenas, y la atencion correcta y dispuesta, por parte del camarero, Es un bar con producto fresco, y variedad por lo que nosotros repetiremos. Por cierto , no reservan , y a las 9 estaba lleno, de beber cervecitas muy frescas . Tienen una carta grande de gin tonic

Guiado por los comentarios, hemos ido a comer hoy a este bar de tapeo. Siendo todo correcto, tengo que decir que no me ha sorprendido nada. Como este bar de tapas hay muchos.

Para dos hemos compartido, calamares, ensaladilla, pimientos padrón, solomillo trinchado,clochinas y combi de ibéricos. Raciones justitas o escasas, si no, no hubiesemos podido con todo. Acompañado de 2 cervezas cada uno, y un café.
El servicio muy despistado, el local estaba a la mitad, y el camarero tardaba continuamente en servirnos.

El bar no esta mal, pero hay muchos similares cuya relación calidad precio es mejor.

Hemos ido varias veces,y puedo decir que se cena muy bien, a pesar de lo dificil de encontrar mesa ,ya que no se reserva,tiene una barra con muy buen marisco,y ademas una carta que va desde montaditos a revueltos y bocadillos.Esta vez repetimos con las bravas, un revuelto de ajos tiernos y gambas de lo mejorcito que he probado, unas quisquillas ,algo blandas y faltas de sabor,ensaladilla rusa,y sepionets buenos.y unos chanquetes con huevo que tambien nos gustaron,,somos dos pero tenemos buen saque.. todo acompañado de cervezas,buena rcp .a nosotros nos subio mas ,por las quisquillas (20 e.) volveremos,cuando no sea viernes o sabado,para asegurarnos de tener mesa.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar