Restaurante Ca l'Arpa. El Rebost d'en Pere en Banyoles

Restaurante Ca l'Arpa. El Rebost d'en Pere

Datos de Ca l'Arpa. El Rebost d'en Pere
Precio Medio:
59 €
Valoración Media:
8.2 10
SERVICIO DEL VINO:
8.3 10
COMIDA:
8.4 10
ENTORNO:
8.1 10
Calidad-precio:
8.0 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Girona
Localidad: Banyoles
Dirección: Pg. Indústria, 5
Código postal: 17820
Tipo de cocina: De mercado, Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 36,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


Opiniones de Ca l'Arpa. El Rebost d'en Pere
OPINIONES
14

En ocasiones he visitado algún restaurante gastronómico con amigos poco habituados a la cocina actual y la cosa no ha acabado demasiado bien, platos a base de productos difícilmente identificables, o trampantojos, esos platos que parecen una cosa y son otra, hacen que algunos comensales especialmente los de una cierta edad, no se sientan a gusto y salgan como Santo Tomás, diciendo que una vez y nunca más.


No es este el caso de ”Ca l'Arpa”. Tras el paso por sus fogones, esos productos naturales provenientes de los huertos y granjas de la comarca preservan todas sus propiedades, haciéndolos platos totalmente identificables pero con un patente toque de creatividad.


Desde hace años éste es uno de los restaurantes preferidos de mi hijo y de mi recién estrenada nuera, y rara es la ocasión en la que aprovechando una visita a Girona no acaban visitándolos, así que como tenía ganas de volver por allí, especialmente para probar la nueva opción que oferta los días laborables, me fui con ellos.


Poco vamos a descubrir sobre el entorno de “Ca l'Arpa” especialmente tras el reciente y acertado comentario del maestro Joan Thomas, así que vamos al grano.


Tras hojear las diferentes opciones de la carta y dudando entre el Menú de Diario, el de Temporada o Carta, al final hicimos un mix en que dos de los comensales eligen carta, y uno menú de temporada:


Los de carta elegimos como primeros:


  • Sardinas marinadas con puré de garbanzos y pipas de calabaza. Como bien apunta Joan una exquisitez, y unos de los platos clásicos de la casa.

  • Yo me decidí por la Ensalada de Pie de Cerdo. Espectacular. Qué razón tiene el dicho ese de que del cerdo hasta los andares.

  • De segundo pedimos dos Rissotto de Idiazabal y setas. Soy más de arroces tradicionales, pero aprecio la melosidad y el punto de un buen risotto.



  • Del Menú de Temporada fueron llegando los snacks como el Ravioli de Manzana y butifarra negra Terrina de Foie en forma de butifarra. Otro clásico.

  • Y el Embutido de Jabalí con Mantequilla de Curry.


  • Lenguado a la brasa relleno de setas. No lo probé pero parece que gustó.


  • Espalda de cabrito Rellena . Otra excelente creación.


    Creo que me dejo algún plato del menú de Temporada pero bueno, con estos ya os podéis hacer una idea, así que vamos a los postres:




  • Tarta de Limón .

  • Y Sopa de Fresas.


    Para beber:


  • Un Cava Rosat Prohibit Brut Nature2010, Ni lo conocía, ni he encontrado referencias por internet, pero cumplió perfectamente con su cometido.


    La Cuenta


  • Ascendió a 110 Euros para tres personas. Aun teniendo en cuenta que no se trataba del comedor gastronómico, un precio más que ajustado especialmente en un estrellado.


    Me voy a permitir la licencia de hacer un copia y pega del anterior comentario " A visitar aunque no se esté por la zona. Volveremos seguro."



    • Tarta de <limón

      Tarta de <limón

    • Ensalada de Pies de cerdo

      Ensalada de Pies de cerdo

    • Sardinas marinadas con puré de garbanzos y pipas de calabaza

      Sardinas marinadas con puré de garbanzos y pipas de calabaza

    De camino hacia casa, el domingo al mediodía pusimos rumbo a Banyoles, y nos dirigimos a Ca l'Arpa para degustar la cocina de Pere Arpa, un maestro de los fogones.

    El hotel-restaurante, con una estrella michelín y dos soles repsol, está situado en pleno centro de Banyoles, junto al núcleo histórico y a 10 mn a pie de su famoso lago. El edificio donde está situado es una casa de estilo modernista rehabilitada. La sala principal es acogedora, predominando los colores claros, elegante, minimalista y funcional. Las mesas son muy amplias y están bien vestidas. La separación entre ellas es buena. El servicio de sala es amable y profesional. Buenas copas Spiegelau. La bodega posee 300 referencias. Ese dia Montse Lao, esposa de Pere y sumiller estaba en un congreso en la Champagne y fue Pere Arpa quien se encargó del servicio del vino.
    Nos instalaron en una mesa muy bien situada, desde la que se podía ver una parte de la cocina. Tras mantener una agradable conversación con el chef, pasamos a elegir la comida.

    Optamos por el menú de temporada.

    Empezamos con unos snacks acompañados por una refrescante copa de cava,

    Nos sirvieron :
    Ravioli de Manzana y butifarra negra Terrina de Foie en forma de butifarra
    Tostadita con un rollito de cabeza de cerdo
    y mantequilla al curry.
    Todo excelente.

    Como primero tomamos unas Sardinas marinadas con puré de garbanzos y pipas de calabaza un clásico de Pere Arpa, buena presentación, sabrosisimo, un plato excelente.

    Seguimos con un Lenguado relleno de ceps (boletus) acompañado de espinacas frescas buena presentación, cocción perfecta, la mezcla de sabores muy lograda. También excelente.

    A continuación siguió, Ternera a la brasa con un ligero puré de patata, colmenillas y una salsa a base de jugo de la vianda La carne estaba cortada en pequeños filetes, roja , sabrosisima, tiernisima, perfectamente cocinada. La salsa mezclada con el puré recordaba los tiempos de la niñez, estaba tan buena que como hacen los niños pedimos una cuchara para no dejar nada en el plato, ya no nos quedaba pan. Todo excelentísimo.

    De postre, tomamos un pastel de crema catalana con frambuesas y granizado de piña, Pere Arpa nos explicó que confeccionó este postre recordando su infancia. Que magnifica asociación de sabores y texturas. Chapeau !!

    Regamos la comida, con 2 copas de vino blanco, Signes DO Penedes y una botella de agua de 1 l.
    El pan casero, de buena calidad.

    Bajamos a un pequeño salón muy coqueto para tomar 2 buenos cafés acompañados de 2 suculentos brownies de chocolate, "mamma mía "...

    Estamos delante de una cocina de gran altura, elaborada con excelentes productos de proximidad, tradicional con un toque de modernidad.
    La pastelería es del mismo nivel, difícil de encontrar en la restauración, los amantes de la repostería disfrutaran del momento. A la entrada del hotel-restaurante hay una pequeña boutique donde se pueden comprar vinos, tartas y pasteles, que están diciendo cómeme...
    Pienso que Pere Arpa forma parte de esos maestros cocineros apasionados por su trabajo, que no se ponen sobre un pedestal, de contacto sencillo y muy humano.

    Como nada es perfecto, el restaurante no tiene parking, pero se puede aparcar muy cerca en una zona azul.

    La nota ascendió a 62,97 €/persona (Menú temporada 50 €, pan , vino, agua y cafés 12,97 €). RCP Excelente. Restaurante muy recomendable. A visitar aunque no se esté por la zona. Volveremos seguro.

    Soy una gran asidua a este magnifico lugar.En esta ultima ocasión repetí con mis dos platos favoritos.Las sardinas marinadas sobre puré de garbanzos y el soberbio esteak tartar .Mi acompañante degusto unos pies de cerdo crujientes con foie y de segundo plato el conejo del pla del estany.Bebimos un Remi Pujol 2010 del Languedoc Le temps fait tout.muy intesante y para finalizar Montse nos dio a probar una Cidre 2010 Cyril Zangs sorprendente.Realmente fue una comida sensacional .

    De lo mejorcito de la zona, y no hablamos de una zona cualquiera, hablamos de una zona con restaurantes como El Bullí o El Celler de Can Roca por poner solo dos ejemplos.

    Poco que añadir a comentarios anteriores cocina tradicional con productos de los que ahora llaman Km. 0, pero tratada de una manera más original y creativa.

    Hemos pedido 3 Menús de temporada compuestos de 3 Platos y 1 postre a 43 euros c/u.

    Primero nos han servido unas tapas de bienvenida de las que no sabría decir cual me ha gustado más.
    Tostada de terrina de cabeza de cerdo,
    Ravioli de manzana y butifarra negra.
    Gominola de Blody Mary y anchoas

    Seguidas de,
    Sardinas marinadas con puré de garbanzos i pipas de calabaza
    Escabeche suave de ventresca de atún, cebolleta y zanahoria
    Cuello de cordero relleno de picada catalana
    Y un postre a base de Plátano, Piña y Briox de nata.

    Esto lo hemos acompañado de 3 cervezas “moska de Girona” fabricadas casi en mi pueblo y un par de botellas de Colet-Navazos el Extra Brut 2007 y otra de Reserva Extra Brut 2006 (Excepcionales las dos).

    Como excepcional el trato y buen hacer de Montse i Pere.

    El precio es aproximado ya que me invitaron.

    • Colet-Navazos

      Colet-Navazos

    • Cerveza Moska de Girona

      Cerveza Moska de Girona

    Local muy agradable con una decoración y una luz muy acertadas.
    Comida excelente, platos bien estructurados y "tastets" equilibrados que no impiden el disfrute de los platos principales.
    Servicio cuidado y ausencia muy grata de la parafernalia tan artificial que algunos restaurantes de este nivel ostentan.
    Carta de vinos digna de mención y con unos precios razonables.
    El precio es acorde con la calidad.
    Una experiencia muy recomendable.

    Buscaba un restaurante por la zona y fui a Ca l'Arpa después de leer las recomendaciones del foro. El local es amplio y luminoso. Un sábado al mediodía sólo había una pareja, un cliente solo y nosotros (7), con lo que faltaba un poco de ambiente. Llegamos a la hora prevista y nos hicieron pasar. Al entrar se ve la cocina. Por allí encima había como una especie de cubo de plástico azul (no era exactamente un cubo) pero que me causó mala impresión. Luego tardaron unos diez minutos en traernos las cartas. Sólo tenían 5 cartas con lo que tuvimos que compartir. El camarero parecía inseguro y novato. No conocía el menú ni los platos. Las explicaciones las dió Montse. A la vista de otros comentarios en relación a su trato, debió tener un mal día porque estuvo, en general, correcta pero cortante. A la pregunta de si tenía algún menú o plato infantil (6 años) la respuesta fue que qué entendíamos por menú infantil. También pareció que fuera un problema pedir helado o sorbete de postre (no estaba en la carta) porque ellos los helados los usan para acompañar los postres. Montse nos recomendó muy bien los vinos y nos explicó los diferentes platos por los que preguntamos (escogimos a la carta). La comida fue simplemente excelente. Desde los snacks iniciales pasando por los primeros, los segundos y también los postres, sin olvidar el pan, la mantequilla que lo acompaña, los petit fours con el café, etc. El camarero siguió bastante perdido durante toda la comida aunque se encargó correctamente de que no faltara agua ni vino en las copas. En resumen, comida excelente a un precio más que razonable teniendo en cuenta la alta calidad de la misma, pero ese día, no consiguieron que nos sintieramos bien del todo.

    Hace un par de semanas fuimos y nos olvidamos de incluir comentario, sirva ahora que después de dos semanas hayamos recordado lo bién que comimos para enviar este comentario como recomendacion.

    Era sábado y como vamos con bebé a la que este havia pillado teta y se havia dormido entramos a poco más de la una del mediodia.

    Compartimos un tarrina de foie riquísima de primero y de segundo pedimos dos cochinillos a la naranja, excepcionales en cocción y gusto ... destacamos también las gominolas de aceite y los petit fours con los cafes (a los que nos invitaron).

    Banyoles nos gusta mucho para pasar el dia con un buen paseo y buena mesa tanto aquí como en la cisterna.

    Comida para cuatro, un miércoles a mediodía. Restaurante bien situado, al lado del ayuntamiento de Banyoles, cerca de l'estany; local muy luminoso, mesas amplias y separadas, buen menaje. Carta y tres menús donde elegir. Comimos el de cinco platos y dos postres (58'00 €). Como entrante tres bocaditos (confitura de tomate, olivada, bacalao), cap-i-pota con berberechos y ravioli de manzana y butifarra negra. Todo muy rico. Los platos fueron sardinas marinadas con puré de garbanzos (muy bueno, y no me gustan las sardinas...), salmonetes con "ceps", vieira con esparragos, "dèntol" con verduritas (crujientes, al punto), y cochinillo confitado. Un postre con frutos rojos y otro de plátano y piña. Todo a un excelente nivel. Para beber tomamos un blanco (del que no recuerdo el nombre), y una botella de Carmelo Rodero. Cafés, "petits fours" y una degustación de vinos de postre, a los que nos invitaron.
    Lo peor del restaurante: está demasiado lejos. Un lugar para estar casi como en casa, atendidos por unos amigos que te hacen sentir, pues eso, como en casa. Muchas gracias.

    Me gustaria comenzar diciendo que es uno de los únicos resturantes que después de recibir una estrella michelin ha continuado manteniendo los mismos precios y calidad en los productos que utilizan.
    Fuimos hace años al antiguo restaurante y esta vez nos hemos encontrado con que han hecho unas grandes reformas. Han cambido su ubicación trasladandose unos pocos metros en la misma calle y han construido un hotelito muy acogedor encima del restaurant. El nuevo local es muy amplio, con una buena iluminación y distribución de las mesas; la cocina está situada en uno de los lados y tiene ventanas desde las que puedes ver como Pere cocina sus platos. Nos decantamos por el menu de temporada que consta de 3 platos (entrante, pescado,carne) y postre. Antes de empezar con el menú nos obsequiaron con unos bocaditos de: crema de yogur con anxoas, tomate con butifarra blanca y ravioli de manzana y butifarra negra. De primer plato nos sirvieron el puré de garbanzos con sardinas marinadas; de segundo la ventresca de atún con tomate confitado; en tercer lugar un entrecot con verduritas (la carne se desacía en la boca) y de postre una tartaleta de frutos rojos. Otro detalle son los petits fours que te sirven con el cafe al cual nos invitaron.
    Destacar el agradable trato de Montse y sus recomendaciones en cuanto al vino y la gran finura de los platos que prepara Pere.
    Os recomendamos que lo probeis y, si sois de lejos, podeis reservar una habitación en el hotel!!!

    Local moderno en el interior de un acogedor hotel
    A destacar la amplitud entre mesas, la luz por ideal y luminoso ¡por fin¡¡ esto hace que te sientas en un lugar aséptico y ver con claridad la presentación de los platos.
    Hecho que aquí merece una exclamación de admiración al contemplarlos.
    La elección ya que éramos once comensales fue como no menú degustación primero para favorecer el servicio a la atención demostrada ya que llegamos unos minutos tarde, decisión por otra parte acertada ya que los platos fuero saliendo sincronizados y con una armonía perfecta, no entro a explicar el menú pero diré que la calidad de todos los platos era exquisita rayando la perfección tanto del servicio y profesionalidad ya comentados, como la mano maestra de Pere Arpa que además es un anfitrión de un calidad profesional contrastada, que nos hizo participes de sus ideas y nos invito a visitar las bodegas ya que son dos una en cada planta totalmente acristaladas y transparentes con una amplia carta y una representación casi total de los mejores vinos nacionales y foráneos, las catas que podíamos hacer ¡uff¡
    Bueno para la comida la elección del vino fue Cava Mont.- Ferrant Agusti Vilaret y para el plato principal un Masia Carreras con una buena fructosidad y un tostado digno de mención con una boca elegante redonda y un equilibrio que ya desearíamos algunos de los asistentes después del homenaje, en los postres tomamos un Moscazo Italiano de Mont Ferrant que merece por si solo un comentario, ya que la sugerencia en nariz nos hizo presagiar lo que seria en la boca, una amalgama de sabores en el retronasal de melocotón, manzanas cocidas ligeros amielados y solo unos 4 % alcohol.
    Una comida inolvidable con unos amigos fantásticos están bien estos chavales de La Terrassa del Vi

    Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
    Cerrar