Restaurante Norte (RESTAURANTE CERRADO)

52
Datos de Norte (RESTAURANTE CERRADO)
Precio Medio:
83 €
Valoración Media:
7.6 10
Servicio del vino:
8.2 10
Comida:
8.3 10
Entorno:
6.4 10
Calidad-precio:
4.9 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Ciutat Vella
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado, Asador
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 60,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Abierto todos los días sólo con reserva anticipada y confirmada. Cerrado desde Navidad hasta fallas.

Teléfono


52 Opiniones de Norte (RESTAURANTE CERRADO)

Pues como dice alguien Norte es carne, pero para mi gusto de un corte regular y con tal cantidad de sal que la hace difícil de comer. ¿Tanto cuesta asar salando poco y que los comensales se añadan sal al gusto? En cualquier caso los 4 comensales acabamos apartando la sal con el cuchillo para poder comer algo. El resto de comida simplemente bien, empanadas, prevoleta y alguna cosa realmente rica como las mollejas. Los postres normalitos.
Eso si, hay que reconocer que la carta de vinos está muy bien estructurada con referencias muy interesantes de vinos internacionales. Sin embargo, el servicio mejorable pues la mesa estuvo sin vino en varias ocasiones y además es ''autoservicio''.
Por último lo que no se sostiene es la increíble cuenta de más de 400 euros. Todos salimos con la sensación de que nos habían pegado una clavada y jurando no volver.

Norte es carne y servicio altivo. Local de corte clásico, acogedor. Recepción con copa de cava Agustín Torello y arbequinas (junto al pan 3€ p/p). La carta es corta en entrantes, destacando las empanadillas y las ensaladas. Distintas opciones en carne de corte argentino. Empezamos con una ensalada de crudités (18€) y seguimos con un bife de chorizo (40€). Inicialmente optamos por un San Román 2004 (35€) que no tenían, y nos dejamos aconsejar por Pilar que optó por otro con D.O de Toro. Envinado de copas. Los postres son caros, elegimos tatin de manzana (12€) que acompañamos con una copa de Casta Diva cosecha miel (6€). Café correcto (2€). Hoy ya no aporta el valor añadido de hace años, encontraremos otras alternativas atendidos por grandes proveedores de carne cuya cocina también sabe tratarla correctamente. Total para dos personas: 129€.

El clásico de los clásicos para los carnívoros. Si lo que buscas es un lugar donde se coma una carne excelente, tanto el bife, como el solomillo; Donde los entrantes dependan de los que el dueño haya comprado esa mañana en el mercado central; Donde la carta de vinos es muy buena (precios elevados) y con una sumilier que entiende de lo que habla; Donde las mollejas de cordero carbonizadas es uno de los entrantes de carne que no se pueden comer en ningún otro sitio; Donde no te importe la decoración del lugar, que es pobre;etc...etc...

El servicio del vino es buenísimo. Para mí, de los sitios donde he estado, tan solo es superado por el Kailuze. Da gusto cuando la sumilier sabe qué vinos te debe decantar y qué vinos no. Así como el cuidado de la aromatización de las copas.

lo peor, el precio. Algunos platos no valen lo que pagas por ellos. Los postres, carísimos. El vino, demasiado por encima del valor en bodega. Y a pesar de ello, para los que seais muy carnívoros, cuando salgáis por la puerta estaréis pensando en programar la siguiente visita.

Tal como dicen dos amigos míos, y sin ánimo de ser políticamente incorrecto, se trata de "un restaurante de hombres". Me explicaré: sin adornos de ningún tipo, local no muy cómodo ni espacioso, carta muy corta y austera, buenos vinos excelentemente tratados, soberbias carnes y gran variedad de espirituosos.
Las mollejas, de otro planeta, extraordinarias.
Aún cuando he salido realmente satisfecho, me gustaría añadir un apunte: a mi juicio para ser un gran restaurante no basta con eso.
RCP: buena

En mi humilde opinión, no es para tanto. El ambiente si es muy bueno y relajado, e intentan y se esfuerzan en que el cliente esté cómodo pero..., sinceramente pienso que no es para tanto, me retrasé 15 minutos porque me quedé sin batería en la moto, llamé para decir que llegaría 15 min. tarde y me contestaron que fueran 10 porque sino no quedaban brasas para la carne; bueno!, vamos a ver, que hacer brasas no es tan complicado y acabé pagando 140€ por dos personas, supongo que no habría importado meter otro tronco.
El vino si, exquisito y el servicio muy agradable.

Por fin pude pasarme en el Norte, lo he dicho bien vaya pasada, empanadillas la ensalada de crujientes y el bife de chorizo una delicia, el servicio profesional y cuidado en todo el desarrollo de la comida, incluido el vino por copas, realmente Valencia cuenta con restaurantes de gran nivel que poco a poco iré conociendo, y restauradores como Pilar y Daniel que hacen posible esta realidad.

Utilizando un símil taurino:"!Dos orejas,rabo y ...puerta grande!".Inolvidable cena en el coqueto local de Daniel y Pilar;todavía me estoy regocijando con las enormes y sabrosas vieiras con las que abrimos el festín,después una ensalada de rúcula,foie y tête de moine,y para acabar, un espectacular bife de chorizo de 400gr.sin absolutamente nada de desperdicio.De postre, un helado de vainilla y merengue con frutos del bosque.De bebencia un francés,recomendado por Pilar,Morgon(2006).RCP acorde con lo comido,destacando la buena RCP en los caldos.!Hasta pronto!

Puede haber restaurante mejor en Valencia ? dificil, en mi humilde opinion, claro.La armonia del conjunto local, servicio, materia prima y detalles esta fuera de lo comun.Eramos dos y nos dejamos aconsejar por Pilar, al sentarnos nos "obsequiaron" con unas copitas de champang, ya en la mesa nos esperaban unas arbequinas riquisimas, empezamos con una ensasada de lechugas variadas y crujiente, chorizo criollo y morcilla de carne, amenizado con un tinto frances recomendado por Pilar.En la carne nos decantamos por el delicioso bife de chorizo, acompañadas de unas finisimas patatas sencillamente riquisimas, a digerir la carne nos ayudo un San Roman que nunca falla, un postre a compartir y licores aconsejados por Pilar.La dolorosa ascendio a 160 €, no duelen, la sensacion de satisfaccion es total.

Local tirando a clásico pero nada recargado y muy acogedor. Mesas amplias y separadas.
Aunque había donde elegir tomamos entrantes a base de empanadas, todas muy ricas, y un queso provolone al estilo argentino.
El plato fuerte fueron un par de carnes, argentina y española concretamente de la zona de Toledo. Ambas muy buenas, aunque la primera espectacular a mi parecer.
Los postres ricos, aunque la rcp un poco desajustada.
Amplia carta de vinos y muy buen servicio por parte de Pilar. Tomamos un Manu y un San Román, excelentes.
Daniel es un hombre serio pero que se prestó a comentarnos la procedencia de esa carne y otras que se cocinan en su casa, así como cualquier duda. Ambos muy agradables.
con dos postres para compartir salimos a 80€/persona.
Muy recomendable si te puedes permitir un capricho.

Local bien ambientado y lo que es importantisimo una más que razonable distancia entre mesas.Llama la atención el talante de seriedad que se impone en el restaurante tanto por su dueño como por la petición de silenciar los moviles al entrar al local. Al margen de eso ni un pero, coperio, servicio de vino, calidad de la bodega, comida y RCP.., desde mi humilde opinion nada que envidiar a muchos de los requetenombrados como mejores restaurantes de Valencia. La carne es de otro planeta y la sensacion de bienestar con la que sales del local es la que se busca cuando uno quiere disfrutar de la buena mesa.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar