Restaurante Mesón Txistu Mesón Txistu

Restaurante Mesón Txistu

17
Datos de Mesón Txistu
Precio Medio:
72 €
Valoración Media:
4.9 10
Servicio del vino:
4.8 10
Comida:
6.2 10
Entorno:
4.8 10
Calidad-precio:
3.6 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Tetuán
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Vasca
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 65,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


17 Opiniones de Mesón Txistu

Local ya descrito pero que impresiona de sitio antiguo con decoración antigua y la consabida retaila de fotoso de famoseo abarrotando la pared y que demuestra la popularidad del local entre gente popular o que se creen famosos.

Cena para grupo co menú pactado. Para beber blanco de Marques de Riscal, un verdejo sin más; un rioja Unzu 2011 cumplidor, agua premium Numen, aparte de, bajo petición, cerezas y refrescos. Servicio tan profesional como distante.

Para cenar y al centro de la mesa:
. txistorra: troceada, sabor correcto.
. croquetas de txangurro: buenas, algo frías, buen tamaño y buen sabor.
. jamón ibérico: buen sabor, buena ración compartida
. revuelto txistu: poco sabroso, algunas zonas pasadas de fuego y otras demasiados crudas. fallido.
. terrina de foie casero: muy buen, con unas pocas escamadas de sla gorda. Lo mejor de los aperitivos.
. delicias de merluza: buen pescado, bien rebozado, totalmente frías y sin ninguna compañía.
. entrecotte tabla: servido troceado y con un primer paso por plancha, aunque frío. Una plancha caliente permite completar su paso por le fuego aunque para alcanzar algo de temperatura en la carne precisa de estar tanto tiempo en la plancha que acaba de,asiado hecha.
. sorbete de limón servido individual: correcto. algo dulce.
. tejas y bombones: las tejas buenas bastante crujientes.
. chupitos de licores: orujos y patxarán.

Una buena velada con amigos. Local lleno hasta arriba.
A la salida pasas bajo un arco donde las grandes no, grandísimas botellas de vino firmadas por gente del fútbol, recuerdan visitas para celebraciones.
A nosotros no nos hicieron fotos, pero no cenamos mal. No ha cambiado mucho desde la última visita.

Comida de tipo profesional en el Txistu. Hacía muchos años que no entraba aquí y visto lo visto, en un estado inmejorable de animación y ocupación. Ambiente un tanto bullicioso, animoso, con numeroso público que llenaba prácticamente todas las mesas disponibles.

Servicio muy eficaz y diría que cuasi mecanizado. Rapidez , cercanía la precisa (A pesar de que mi compañero de mesa es un buen cliente desde hace muchos años).

Una vez acomodados con un par de copas de cerveza y tras el acuerdo de mi anfitrión con el responsable de sala en sacar lo que estimara oportuno se sucedieron los siguientes platos a modo de entrantes:

Platillo de chistorra
Ensalada de ventresca con tomate raff
Plato de jamón ibérico
Langostinos al ajillo

La chistorra es un clásico que va asociado de una manera intrísenca a los orígenes de la casa. Recuerdo perfectamente la primera vez que estuve hace muchos años ( unos 30) y ya la ponían a modo de cortesía.

Respecto a los otros dos nada que objetar, buen producto en raciones copiosas y el jamón con un buen veteado de grasa y una textura y sabores extraordinarios.
Los langostinos un poco pasados de punto de plancha, provocando falta de jugosidad en los mismos y un amargor algo desagradable como consecuencia de quemar el ajo.

Continuamos con un plato de judías blancas del que no quisimos servirnos gran cantidad para no acabar saturados y que estaban muy bien desgrasadas, en su punto exacto de melosidad. Ideales para combatir el frío día de Madrid que teníamos.

Para despedir la francahela pedimos un entrecot fileteado terminado de hacer en plato refractario. Carne de excelente calidad en su punto exacto de maduración. Cantidad que incluso sobró. Ofrecían patatas panaderas que no quisimos para no “distorsionar” la capacidad estomacal.

Con los cafés traen las no menos clásicas tejas, bombones y nueces caramelizadas (compañeras en antigüedad de las chistorras).

Para beber un Libranza 2003 con previa decantación en un momento de consumo espectacular, servido en unas buenas copas.

¿Y qué quieren que les diga?
Pues que sigue siendo un sitio de cocina clásica de buena materia prima, de un servicio intachable, donde se sigue respirando ese ambiente futbolero-famoseo-periodístico que tanto atrae a la gente en general. Que se come muy bien y no es nada barato. ¿ Y esto es malo o bueno? Yo no lo sé pero algo deben de hacer bien para que sigan en plena forma después de tantísimo tiempo…. Aunque no sea unos de nuestros restaurantes de” cabecera”.

Fui invitado, por lo que desconozco el precio final de la comida.

Siempre había querido ir a este asador (o al Donostiarra en su defecto) después de haber oido mil veces que era local habitual de futbolistas, famosos... Suponía que sería un local excepcional ...pero me equivoqué, tiene buena materia prima pero no destaca en ningún otro aspecto respecto a otros asadores y existen muchos con menos nombre y mucho mejores.

La visita se debió a una cena de trabajo y consistió en lo siguiente:

- Unas cervezas en la barra (El local tiene una zona con barra nada más entrar, y un gran salón con algunas subdivisiones para cenar en mesa) que acompañaron con aceitunas y unos mini canapes de pate?

- Ya en la mesa, pedimos unos cogollos con bonito , que acabaron siendo con ventresca (nadie nos explicó el motivo de este cambio...mal detalle).

- Una tortilla de bacalao --> de sabor estaba bastante buena, pero la ración fue muy escasa, hecho que destacó más todavía, cuando la partieron en tres "trocitos" para servir individualmente a cada comensal.

- Almejas a la marinera --> Lo mejor de la noche, la verdad es que la salsa estaba deliciosa.

- Chuletón --> La materia prima muy buena y el acompañamiento (patatas a lo pobre) ridiculo.

- De postre tomamos piña y cuajadas, yo probe la cuajada y estaba normalilla, eso si en comparación con el resto de la cena (y soprendentemente) la ración generosisima.

Para beber, ademas de las cervezas que tomamos antes de cenar, tomamos una botellas de Aalto, segunda opción ya que a pesar de tener una carta de vinos bastante extensa, le faltaban algunos vinos de los que ofrecían. El servicio se limitó a dar a probar.

Como he dicho al principio, a pesar de que la materia prima se veía que era de calidad, me esparaba algo más de este asador con renombre. En cuanto al precio, no puedo decir el precio total que pagamos, pero viendo la carta eran elevadisimos!!

Local con muchas mesas bastante juntas. Vajilla normalita. Copas correctas. Manteleria correcta. Cambio de platos bien. Botella a la mesa sin dar a probar siquiera (¿por que ibamos a menú concertado?). Servicio rápido, muy profesional y estirado siempre como perdonando la vida al cliente, sin una palabra amable ni interesada en si ha gustado o no y si le haces repetir lo que hay, te pone una cara de perdona vidas.... LLeno hasta rebosar de fotos con famosos que siempre me da la sensación que han sido invitados y los demás pagamos la parte alícuota. Menos de mitad de mesas ocupadas.

Para beber unas cervezas de presión para la entrada. Agua sin gas. Vino: 2 botellas (hubo bastante para 8) del habitual de la casa: Viña Amezola crianza 2005 muy correcto y buena temperatura.

Comida al centro: chistorra, fiambre: muy buen jamon ibérico, lomo bueno, queso bueno un pco menos curado de mi gusto pero mas del gusto medio; tortilla de bacalao servida en racion al plato muy buena, almejas marinera de correcto tamaño, buenas sobre todo la salsa: para mojar un buen pan que sirven.
Platos principales: rape aceptable, merluza (cola) plancha, superior bien recomendada, entrecotte de buena calidad y tamaño, bien en su punto, con patatas a lo pobre algo blandas y deslabazadas.

Tipico sorbete de limon rompedor basico. Postre al centro de mejor calidad de lo habitual de este tipo de planteamiento de postre (que habia que deterrar) compartidos: buen tocino de cielo, leche frita correcta y hojaldre regular. Al centro tejas poco crujientes, bombones basicos y estupendas nueces caramelizadas.
Cafes / infusiones. Dos PX de extra.

Sensación final: gran producto y nada más.

Restaurante de cocina vasca con gran tradición en la capital. Muy conocido por su gran relación con el mundo del deporte. Exclusivo en cierta medida. No es un restaurante en el que haya que ir extremada y exageradamente elegante pero si recomendable ir decente. El precio es alto pero comes. He ido a numerosos sitios, alguno por la zona en el que pagas un precio más elevado aún y sales con ganas de meterte a recomer en otro sitio.

En cuanto al Menú, desde productos ibéricos como la morcilla, chistorra, jamón, lomo a platos más tradicionales (en cuanto a tradición y elaboración) como revueltos de morcilla ó de bacalao, cogollos con bonito, brandada de bacalao....etc. De segundos, pescados como rodaballo, rape y besugo y el plato estrella de la casa (a mi gusto), la carne a la piedra. La carne roja es buena materia prima y el modo de preparación a la piedra en tu propia mesa es un atractivo muy tentador que gusta al cliente.

La bodega...amplia con vinos tintos de Rioja, Emilio Moro, Ribera del Duero...y gran variedad de blancos y champagnes para ocasiones especiales como Bollinger, Billecart y Le Mesnil.

El precio en carta ronda los 75 euros. Los Menús degustación salen en torno a los 60-65 euros comiendo bien. Servicio atento y correcto.

Estuve comiendo el pasado domingo, en mi opinión es un restaurante MUY SOBREVALORADO, comida de calidad, pero claro a los precios que cobran, si no la tienes es para matarlos, ni por el lugar ni por el servicio (tuvimos que pedir unas copas para el vino) ni muchisimo menos vale lo que cobran. Con esos precios deberían tener un lugar y un servicio mucho más esmerado, es como si estuvieras comiendo en un salón de banquetes para turisteo de fuera de madrid, con pescado fresco (insisto a esos precios, para que no lo sea), y verdaderamente lo que pagas es ver las fotos de famosos y petardos que han visitado este lugar. NO MERECE LA PENA, vamos que no vuelvo!!!!

Fui por cena de negocios y decepcionante...lo mejor la profesionalidad de la camarera que nos atendió.
Vinos clásicos. Comida normalita, pedimos cogote y lo sacaron medio crudo.
Carísimo para lo que te dan.
Si puedo, no volveré.

Un clásico de la ciudad, en los aledaños de Bravo Murillo (Plaza Castilla / Plaza Cuzco), que se ha convertido en una máquina de hacer dinero.

Enorme, con muchas salas, una de ellas inmensa, pero con un "ambientillo" formidable (miércoles, y lleno hasta la bandera). Rústico, a modo de bodega/taberna de calidad. Decorado con infinitas fotos de los famosos que frecuentan el establecimiento.

Cocina del tipo asador vasco, centrado en la materia prima. Carta muy variada, de la que seleccionamos:

---de primero un montón de platos al centro: Jamón, Ensaladas, Choricillos fritos, Gambas al ajillo...
---de principal un Besugo donostiarra a la espalda que me sorprendió sobremanera. Estaba estupendo. Por los comentarios que había leído y escuchado, no esperaba, ni de lejos, esa excelencia.

Tiene una buena carta de vinos, servidos discretamente.

Servicio rápido, efectivo, sin grandes contemplaciones.

Fui invitado a comer en este restaurante que no lo tenía incluido entre las visitas gastronómicas dignas de mención en Madrid aunque debo de reconocer que es un gran negocio. Junto a Casa Lucio, son los dos mejores productos de las Relaciones Públicasde la Capital. Ambiente bullicioso, decoración típica de un mesón vasco, fotos por doquier como "trofeos" y las mesas muy juntas. Carta de vinos sin sorpresas, servicio un tanto sobrado, la vajilla pobre y comida sin pretensiones. El vino que bebimos fue Cepa 21. Total 150€. Una RCP que no invita a volver

HOLA AYER NOCHE CENAMOS MI MUJER Y YO EN EL "FAMOSO" MESON TXISTU
LA CARNE BUENA PERO TODO LO DEMAS YA SEAN ENTRANTES EN GENERAL,PESCADO Y
FATAL NO SE COMO UN SITIO CON LA CATEGORIA QUE LE DAN A ESTE RESTAURANTE
PUEDE PERMITIRSE ESTAS MALAS FORMAS...TARDARON MUCHISIMO EN SERVIR
LA BEBIDA YA SEA VINO O REFRESCO MUY MAL SERVIDA Y CALIENTE
NADA YO ACONSEJO QUE A QUIEN QUIERA ESTAR EN UN SITIO MEJOR CON OTRO TRATO
Y BUENA COMIDA QUE RESERVEN MESA EN D´MARIA VAMOS NI PUNTO DE COMPARACION.....
UN SALUDO DE VERDAD HACERME CASO

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar