Restaurante Martín Berasategui en Lasarte-Oria

Restaurante Martín Berasategui

Datos de Martín Berasategui
Precio Medio:
228 €
Valoración Media:
8.9 10
Servicio del vino:
8.9 10
Comida:
9.6 10
Entorno:
9.0 10
Calidad-precio:
7.4 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Guipúzcoa/Gipuzkoa
Localidad: Lasarte-Oria
Dirección: Loidi, 4
Código postal: 20160
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 1,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos noche, lunes, martes y del 13 de diciembre al 13 de enero

Teléfono


52 Opiniones de Martín Berasategui

¡Qué se puede decir más de Martín Berasategui! Comanda un Restaurante prodigioso de nivel mundial (junto a Can Fabes creo que está entre los 10 mejores del planeta). Menú pleno de vanguardia. Delicioso. Servicio de vino perfecto. Champagne Louis Roederer Brut Premier y tinto Lynch-Bages 2003. Copas Riedel colección Vinum. De visita obligada. Mágico.

360 grados de vistas de montaña tremendas y tan solo un edificio de tres plantas precioso que era el restaurante..... cuando entras por la puerta mientras intentas asimilar aquello. na señorita te abre la puerta.... y te saluda..nos confirman la reserva y despues de retirar cubiertos y sillas sobrantes , nos acomodan al lado de una pared de cristal en la cual se ve toda la montaña anteriormente citada....... y empezamos.......foto a la carta.. y me dicen que no importa. que me la regalan.........primer plato. el milhojas de foie con anguila anteriormente citado( perfecto) habiamos probado dos dias antes un caviar de bolitas de foie cocinado con hidrogeno en akelarre. tambien tremnendo. pero este..... quizas lo superaba........ en berasasategui no hay que buscar solo inniovacion,,,,, sino tecnica y producto..... seguimos con una ostra con gelatina de citricos y jugo de su coral....... luego el ravioli de chipiron en su jugo........bueno........contar la experiencia es practicamante imposible.por eso tambien deciros que me comi unas aceitunas negras que explotaban en la boca y un huevo cocinado a cuarenta grados con carpaccio de cocido vasco....... que ni os cuento.......tomamos un mauro ....

Realmente fantástico, yo siempre voy con toda mi familia mujer e hijos de 1 y 4 años y a veces tengo la impresión que se sienten un poco incomodos por lo que pueda pasar, pero en este caso la atención fue excelente, solo por decir que con los carritos era un poco incomodo subir toda la escalinata y un señor muy amable me invito a entrar por la rampa de servicio y pasar a traves de la cocina, eso si que es condicionar tu opinión antes de probar bocado, vaaaaya cocina impecable. El menu degustación de lo mejor y variado que he probado quiza el mejor 3 estrellas español, siempre comparando los terrestres(por el bulli que considero de otro planeta).Sobretodo la ensalada de tuetanos por su perfeción y el incombustible ravioli con tinta de txipirón que te explota. Para mi hijo victor de 4 años ya habia comido pero cada vez que le gustaba algo de nuestro menu enseguida se lo proporcionaban. en fin una pasada repetiremos con niños por supuesto.

Comida prevista 5 meses atrás. Entramos con mucha ilusión dispuestos a disfrutar y descubrir un 3michelín. Tomamos degustación y dentro de los aperitivos estaba el milhojas caramelizado de anguila 1995(ya lo tomamos cuando el restaurante tenia 2*. El taco de foie atemperado 2006 estaba insípido y nada sorprendente. El caldo de txipirón con ravioli de su tinta EXCELENTE lo mejor de la comida, el resto del menú poco innovador, nada sorprendente. El vino; servicio mejorable. Tomamos 2copas Champagne Laurent-Pierre Brut,26€.Blanco Georg Breuer Berg Schossberg ´00 Riesling y tinto Quincha Corral ´00.La etiqueta del blanco estaba es mal estado y el tinto decantado sin previa consulta y servido media hora después a temperatura ambiente unos 20ºC; el vino estaba ko.Importe 520,85€ (2 personas).Conclusión: entramos con ilusión y salimos con decepción. Creemos que con 3* el resultado debería haber sido más satisfactorio. Juzgamos nuestra visita,¿mal día? volveremos en otra ocasión.

Restaurante ubicado en un caserio bien restaurado con toques lujosos como su extenso menu degustacion (125€;):Aperitivo crema de remolacha,croquetas,milhojas de anguila y foie.Empieza el menu con una ostra fabulosa,quisquillas con caviar de tomate hinojo licuado,jugo de vaina con ensalada y foie, caldo de chipiron, ensalada tibia de tuetanos de verdura (muy destacable y sorprendente),lubina asada y pichon asado y para terminar txakoli con fresas y te de limon con crema helada.Mauro´03 39 €;.

El restaurante perfecto. Servicio sublime. Ni un solo error en toda la velada. Detalles como verter simultáneamente un caldo para completar un plato a seis comensales hecho por seis camareros distintos da una idea de lo que hablo. Aperitivo en la encantadora terraza; menú en la sala y vuelta a la terraza para el café y digestivos. La cocina de Martín Berasategui muestra en cada plato las tres estrellas Michelin que le avalan. El pulpo en cuatro texturas, la ensalada de tuétanos de verdura, el caldo de txipirón salteado, el foie gras atemperado, etc... son obras maestras de la cocina mundial. El servicio de vino, magnífico. La carta está perfectamente estructurada (meridionales, continentales, atlánticos). Selectiva y no extensiva. Copas Riedel Vinum Tempranillo para un sublime Pintia 2003 (dos botellas, no nos resistimos) y un fantástco Numanthia 2000. Molino Real 2003 para los postres y Lagavulin 16 para la tertulia final. Mi mejor cena en Martín Berasategui después de más de una docena de ellas y una de mis dos mejores experiencias gastronómicas de mi vida. Gracias Rodrigo.

Quizas ivamos con demasiada ilusion i buenas expectativas.Pero sin duda nos dejo un mal recuerdo.
Menu degustacion de 130 € sin duda insuficiente para quedar sin hambre.Tuvimos que pedir un plato más!!!Tambien hechamos en falta un surtido de queso!!
Realmente nos dimos cuenta que estabamos en untres estrellas michelin por los 400€ que pagamos,pero ninguno de los 13 platitos que comimos nos hizo emocionar como en otros restaurantes (St.Pau o Celler de Can Roca).Del somelier no hablare demasiado,tan solo creo que tendria que ser mucho más humilde.Sin duda no repetire.

Precioso caserío en una colina de Lasarte. Cocina imaginativa, basada en diversidad de texturas; un menú degustación extraordinario que merece la pena(125€). Carta de vinos que propone una centena de referencias no solo nacionales sino tambien francesas(Burdeos, Rodano, Alsacia) asi como alemanas, americanas y australianas. Servicio esmeradisimo, irreprochable tanto en la comida como en el vino. Copas Riedel hasta para el agua.Ambiente lujoso y cordial a la vez(Martin saluda personalmente en cada mesa y todo el personal se desvive por agradar).A recomendar y a volver.

Excelente comida en minúsculas porciones. Servicio impecablemente vestido y de sobresaliente preparación. Cre que son los más atentos que he visto nunca.

De los restaurantes instalados en el top de los triestrellados, es junto a Can Fabes el que más me gusta. En mi opinión, Martín crea una "tercera vía" entre las cocinas de Adrià y Santamaría, donde sin renunciar a la aplicación de las últimas técnicas, no se pierde de vista el sabor como objetivo final que preside su cocina.

Magnífica carta de vinos, y buen servicio, aunque Ignacio, su sumiller hasta hace poco, ha vuelto a BCN para tratar de iniciar una carrera en la elaboración de vino. Precios altos.

Entorno impresionante, muy buen servicio aunque frío. Merece la pena.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar