Restaurante Eliana Albiach en Cullera
  

Restaurante Eliana Albiach

12
Datos de Eliana Albiach
Precio Medio:
39 €
Valoración Media:
7.0 10
Servicio del vino:
6.6 10
Comida:
7.6 10
Entorno:
6.8 10
Calidad-precio:
6.8 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: lunes, y noches de domingo a jueves

Teléfono

Restaurante Eliana Albiach

12 Opiniones de Eliana Albiach

Un local bien situado, cerca del paseo marítimo de Cullera, con alguna mesa exterior (¿para fumadores?) y un espacio interior bien vestido, buenas copas (aunque de varias formas en la misma mesa), mantel de tela, separación ajustada.

La carta de comidas tiene bastantes opciones incluso con una carta específica de arroces, pero la dirección apuesta por la oferta de menús (trípticos sobre la mesa) con una composición similar en todos ellos, a un precio variable entre 25 y 38€, con unos entrantes fijos y un principal a elegir, más postre, bebida básica y café.

La carta de vinos es suficientemente amplia y variada (rango de precios) con predominio de locales y en general con planteamiento poco novedoso, como suele corresponder a locales con clientela exterior fundamentalmente. Optamos por un cremant de Henri Grandin brut Grande Reserve (26€) bastante gastronómico. Una botella grande agua de compañía necesaria para la hidratación.

Dos para comer, y solos en el local, nos benefició con un servicio de sala personalizado; en el tema del vino con descorche, dado a catar y servicio continuado de relleno de copas sin esperas ni atosigamientos.

Optamos por el llamado menú degustación (35€) "Pera Limonera" y consistió en:

. aperitivo "Elianna Albiach": de inicio unas minicocas saladas con una uva pasa apoyada sobre ella ¿?. Muy simple. El aperitivo de verdad y servido en un pequeño frasco de cristal a modo de yogurtera, una crema de petit suisse de remolochas con almendras laminadas y un buen aceite de arbequina. Muy logrado.

. surtido de panes y pastas saladas: muy buena la rosquilleta, bien la coca salada (¿otra?) y correcto el pan. Para acompañar una, tan buena como escasa, cata de aceite Lágrima.

. quisquillas del Mediterráneo cocidas con agua de mar: tamaño medio, muy jugosas y frescas, con el hervor fino necesario y servido sobre hielo y limón. Buenas.

. timbal de pulpo, verduritas de temporada y emulsión de tomate valenciano: buen punto de hervor en cada verdura, correcto el pulpo y la emulsión en la base.

. lingote de foie gras, oro y frutos rojos al aceite de arbequina: los frutos rojos van en mermeladas junto a un buen lingote de un más que correcto foie gras.

. principal a elegir: centro de entrecotte de ternera, verduritas y jugo se setas estacionales: la carne, con una maduración de 35 días, perfecta de punto, buena ración, mantenida caliente por el plato. Simple pero sabrosa. Otra opción elegida fueron las cocochas de bacalao al aijillo con arroz más frutos secos y vainilla en una presentación, muy mejorable, tipo timbal.

. postre: financier de almendras, café y tiramisú en emulsión: servido en frasco de cristal, un postre que acaba sorprendiendo por el buen punto de dulce sin pasarse. Bien.

. petit fours con el café: algunas garrapiñadas, rocas de chocolate negro y mini madalenas bien elaboradas.

La verdad es que entre semana y fuera de temporada, la población está más que desierta, y es difícil mantener el tipo. No sé si la temporada veraniega más los findes y puentes serán capaces de permitir la subsistencia de los numerosos locales de restauración. Ante esta situación, o eres el mejor o te diferencias de los demás si quieres destacar, y en este sentido hay que estar atento a la temporada de arroces para principios de noviembre.

Para mi ha sido durante años un ejemplo del buen hacer en la zona, donde comentarios anteriores indican que el tuerto es el Rey.
Desde hace varios años lo visito todos los veranos y este no ha sido una excepción.
Admito que es difícil mantener el nivel en estos tiempos de "aprieto" y que quizás la capacidad se vuelque en perfilar correctamente menús "prefabricados" de 25 o 30€, pero no se deben de introducir nuevos platos en la carta a la ligera, y resultar un conglomerado de productos que nada tienen que ver entre si, ó tostar el jamón hasta que su salinidad estropee el sabor del resto del plato.
Recomendaria prudencia en los cambios, cuidado en la elaboración y una firme voluntad de seguir siendo lo que fue y que ahora mismo ha dejado de serlo.

El tuerto es el rey.

Rodeado de restaurantes que cumplen diversas funciones, además de nutrirse, este sobresale por su cuidada cocina.

Muy buena presentación, calidad, detalles y servicio, para un local anodino, funcional y en una zona bulliciosa y poco glamurosa.

Carta de vinos y censura a las cervezas. Poca sensibilidad a los adictos a éstos brebajes.

Contrariado porque me denegaron con un tercio de mesas libres, la solicitud de traslado de mi mesa reservada, destino a una esquina más interesante en la que me entretenga más observando a los compañeros comensales. Un pésimo detalle.

Yo no volveré, a no ser que no tenga más remedio.

juan el cocinero y propietario del rest.ha empezado esta semana con
su jornadas gastronomicas sobre el arroz llamadas:ARROSARIA por tanto el menu se compone de platos en los que el ingrediente principal es
el ARROZ.este fue el menu.
con arroz thai.
timbal de arroz queso roncal y texturas de lacteos:el timbal estaba presentado con el queso rayado encima y con diferentes clases de lacteos con la textura de el queso de untar y una conjuccion de sa bores muy lograda.muy bueno.
con arroz bomba.
arroz con crema de melon,capella y atun del mediterraneo marinado a la
antigua:el atun lo habia marinado el,y era similar el sabor a la
mojama
el capella era simbolico,un trocito,la mojama,dos,llevaba tambien sucedaneo de caviar rojo y negro.muy bueno.
con arroz j.sendra.
arroz de cigalitas,cefalopodos,napicol y ajos tiernos:presentado en
forma de timbal con dos cigalitas arroceras(faltaria mas)que yo no las comi¿por que?pues yo no soy muy amigo del marisco y siempre que
lo he comido ha si no mas de tres piezas y siempre me lo han pelado
entonces no valia la pena.llevababa chipironcitos pequeños,unas
laminas de napicol y unjos diminutos trozos de ajos tiernos:bueno y
fino.
con arroz albufera.
arroz meloso con pierna de vaca,legumbres y setas de estacion:una
especie de arroz de cocido meloso con trozos de carne,garbanzos y
las setas:bueno y contundente.las raciones estaban bien,ni de casa de comidas ni de rest.de diseño.
postre.
arroz basmati con helado,crema de te verde y cava,frutas y cacao en
con una textura en forma de tierra,todo esto servido en un vaso y
estaba muy bueno.pastas del cafe(abreunvinito dixit)carnaroli-del
piamonte:un bizcochito de arroz con leche y canela.santa andrea-
napoles:turron crocante de arroz y almendras laminadas:buenos.
fueran del menu pedi uana tarta de choc.belga con adorno de moras,
frambuesas,me las deje para no empañar el buen sabor del chocolate.
bebidas incluidas:rueda verdejo BIANCA.bod.nilo,muy bueno se salia
tanto de los verdejos que hay ahora por ahi que pregunte si llevaba
sauvignon,no lo llevaba y me dijeron que tenian la misma marca tambien en monovarietal de sauv.y cosa rara no estaba tan bueno como
su hermano de verdejo.tinto.kaden de bod.luis alegre.rioja.vino riojano con el bouquet moderno,me gusto.cava alsina sarda brut reserva especial.bod.alsina,penedes.es un monovarietal de macabeo que estaba bueno.tome una copa de moscatel frasqueta carabassa,mas
denso que otros moscateles,bueno.una infusion y a ver el mar que estaba precioso y el "asqueroso" del sol que se niega a abandonarnos
el menu 30e el pan y las bebidas incluidas.un consejo:IR.

Acudimos a este restaurante después de comprobar que era la opción a priori más interesante de la semana gastronómicas del arroz en Cullera, que ofrece menús a 19,90€ con el arroz como protagonista.
También ofrecía menús por la noche, con un precio más elevado pero que no ofrecían arroz (aspecto raro este, teniendo en cuenta que el nombre del certamen)
Una vez en la puerta, nos percatamos que de normal tienen un menú a 20€, que es prácticamente igual que el que ofrecían es estas jornadas. Esto ya va siendo generalizado en la hostelería, ofrecer supuestas ofertas que al final no son tales.
Aunque desde fuera, parece un restaurante más de los muchos que hay en la zona de la playa de Cullera, una vez dentro es un local francamente agradable, que se distingue del resto de los restaurantes de los alrededores.
La decoración es sencilla, sin estridencia y a la vez acojedora. Poca distancia entre mesas, aunque nosotros no lo notamos ya que solo habían dos mesas ocupadas.
Practican una cocina fundamentalmente marinera y con ciertas pretensiones.
El menú se componía de un aperitivo de crema de verduras con almendras laminadas. Demasiada ración, acababa saturando.
Ensalada de salmón marinado con queso de cabra y frutos secos. El salmón aparecía de forma anecdótica. Una ensalada a la que le faltaba algo de "gracia"
Crujiente de langostino y jamón ibérico. Estaba acompañado de una crema de patatas. Buena combinación.
El arroz fue de sepietas de Cullera, calamar y corazones de habas. Le faltaba potencia, además de sacarlo excesivamente caliente.
El postre resultó ser el mejor plato, Escabeche de frutas, sorbete de mojitos y crema de cítricos. Muy rico y refrescante.
El servicio amable y correcto, aunque no se esmeraron mucho con el servicio del vino, siendo bastante "a reu" a la hora de servir. Optamos por un blanco, Santa Cruz de Alpera 2010, servido a buena temperatura.
También nos sacaron unos correctos petit fours.
A la hora de la factura, el dichoso añadido de servicio del pan.
En resumen, un restaurante del que había oido (y leido )hablar muy bien, y que no cubrió mis espectativas, si bien entiendo que este menú no es representivo del potencial de este restaurante, pienso que se podían haber esmerado un poco más.

Desaparecido el restaurante Les Mouettes, de corte clásico francés, y con alguna rara excepción, el panorama gastronómico en Cullera es, digamoslo claramente, para paladares poco dotados.
Una de esas raras excepciones es Eliana Albiach. Esta cerca del paseo maritimo, aunque un poco escondido en una de las calles que confluyen directamente en la playa.
Elijo comer en la terraza. El salón interior parece cómodo, pero apetece la brisa del mar. Me decanto por el menú Mediterráneo que incluye un aperitivo, dos entrantes y un arroz.

- El aperitivo es una crema refrescante con germinados.
- El primer entrante es un timbal de verduras (zanahoria, brocoli...) y pulpo. Todo sobre una base de aceite de oliva y tomate triturado. Las verduras estan al punto; crujientes, y el pulpo es excelente.
- Otro entrante: gambas de Huelva hervidas en agua de mar. Buenas.
- Como plato principal hay un arroz con chipirones y setas de temporada. Esta bien cocinado, con un caldo gustoso y el arroz en su punto.

Para beber pido una copa de vino blanco Verdeo (verdejo de Bodegas Torres) y para el arroz un tinto de la Rioja de corte clásico (barrica) de la misma bodega.

- De postre, tarta de chocolate belga. Es una mousse con una cobertura de chocolate más puro. Un poco de toffe, una uva y una mora XXL completan el postre.

Me invitan amablemente a una copita de whisky de malta. Buen detalle que redondea el excelente trato general.

Un buen restaurante en cullera (valencia) de muy buena calidad-precio. Juan Giner dirige este explendido restaurante con una variedad abundante de arroces excelentisimos.
De entrantes pedimos: timbal de verduras con emulsion de tomate y salteado de setas con foie, especial..!. Plato principal un arroz seco con chipirones gambas y ajos tiernos muy bueno y el arroz en su punto.
Un buen vino blanco "Martin Codax" de Rias Baixas, exquisito..
Excelente variedad de postres, elegimos "pastel belga de chocolate con helado de melocoton",mmmmmmmm!!!
Servicio de vino por parte de los camareros muy atentos y el resto muy bien.
Lo unico malo, es que se puede fumar, pero poco a poco Juan.
Volveremos.........!!!

Tras seis años al frente de este agradable restaurante, cargado de la ilusión que demuestra todos los días y acompañado de su eficiente equipo de siempre, continúa Juan cuidando cada detalle en este restaurante que, sin dudas, supera a muchísimos otros y, sin temor a equivocarme, supera a cualquiera de la zona. La variada carta que leerás y releerás, una y otra vez, te llena de un "mar de dudas" debido a lo apetitoso de cada elaboración que es mejorada quizá si cabe por las sugerencias que nos hace Juan, siempre buscando la máxima frescura y la mejor combinación con los mejores productos de cada estación. En cuanto a los arroces, con los gustos de siempre, no debemos dejar de pasar la ocasión para probar los "menos convencionales" pero que a partir de ese momento se convertirán en sus preferidos, sin dudarlo demasiado. Exquisito mimo en las preparaciones de los postres, jugando siempre con la combinación de texturas y con una presentación que llama la atención.

Mi segunda visita, el restaurante es merecedor de un comentario público, Juan Giner Albiach dotado de una importante experiencia en fogones de diversas casas, empieza este proyecto con mucha ilusión y experiencia suficiente como para causar mas de un suspiro entre los que nos sentamos a su mesa.

Ejemplo: Las verduras son mimadas cada una en su punto de cocción y cronómetro en mano, son cocidas por separado al dente, en un conjunto en el que el pulpo (magnífico) pasa a un segundo plano ante la impecable ejecución de sus compañeras. Foie garapiñado, sencillo pero que deleita.
Mención aparte es el bacalao con patata y vainilla, simplemente excelso. El acompañamiento es singular donde los haya pero el punto del bacalao tanto de sal como de cocción supera todos lo que he probado.

Los arroces son la manga fuerte con una oferta amplia y singular, se agradece que aún sin encargarlo se puede optar a probar cualquiera de ellos (a mesa completa) aún siendo solo dos comensales, desafortunadamente una práctica poco habitual. Nos decantamos por meloso de costilla, coliflor y napicol.

Postre: Esta vez cortado de Armagnac: magnifico aspic de café y el destilado con una crema suavísima que se fundía en texturas y sabores.

Selección de panes para mencionar y petit fours muy elaborados.

El servicio digno, amable y sencillo que junto a la hospitalidad de Juan hacen muy agradable la visita.

Cristalería muy buena, aunque no es la más correcta para TODOS los tipos de vinos, en este apartado quiero puntualizar que la susodicha es una Shott Pure. Carta de vinos correcta más mejorable, todo se andará…

El conjunto es francamente recomendable. ¡Enhorabuena!

Excelente restaurante, entre los mejores de la provicia de Valencia, con muy buena RCP. Dirige Juan Giner Albiach, joven cocinero con amplísimo currículum y en ascenso. Productos de primera, con un servicio en sala a la altura de las circunstancias; buen servicio del vino; copas: mejorables. Los arroces en el establecimiento, de escándalo (en noviembre celebran una semana gastronómica arrocera, con un menú degustación compuesto sólo de arroces!...). Pormenorizando: el timbal de pulpo+verduritas+emulsión tomate, muy bueno; la cigala con garbanzos y especias turcas, deliciosa combinación; calamarcitos, mollejas y vainilla, no me gustó (claro que las mollejas a mí me producen rechazo); el arroz de porcino ibérico y setas: ¡¡¡¡soberbio!!!!, el mejor arroz no-convencional que he probado nunca, picantoso, suelto, pleno de sabores; y el pato con piña y alcachofa, muy rico, perfecto, en una conjunción sencilla, pero muy lograda. Menú maridado acertadamente con el Cerro Bercial Selección 2006. Los postres: de impresión, muy buenos. Situación del restaurante, muy cerca del paseo marítimo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar