Restaurante Estrella del Bajo Carrión

Datos de Estrella del Bajo Carrión
Precio Medio:
66 €
Valoración Media:
7.2 10
SERVICIO DEL VINO:
7.2 10
COMIDA:
8.0 10
ENTORNO:
7.0 10
Calidad-precio:
6.4 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Palencia
Localidad: Villoldo
Dirección: Calle Mayor s/n
Código postal: 34131
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 60,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


Opiniones de Estrella del Bajo Carrión
OPINIONES
9

Tenia muy buenas referencias de este local, desde hace tiempo, sabia que lo suyo era cuidar el producto y poco mas, por eso lo fui dejando pasar, hasta completar la visita a una serie de restaurantes alrededor de mi lugar de veraneo, todos como este a un máximo de una hora, este algo mas cerca, en un tranquilo pueblo de Palencia, Villoldo.

El restaurante forma parte del hotel del mismo nombre, estrella del bajo Carrión, dirigido por las hermanas Pedrosa Albina.

Local agradable , mi hermano que tiene la mala costumbre de invitarme a comer un día por estas fechas , esperaba algo mas rustico , sin embargo bonita y sencilla decoración , buenas mesas , espaciosas , buena vajilla y espacios para tomar una copa , vamos un bonito sitio gastronomico .

Trabajan la carta, en esta época suelen tener atún de almadraba, fue una de las cosas que me atrajeron, sin embargo se les acabo en fiestas.

Tienen un menú de matanza, en esta época y con calor, ni pregunte por el.

Carta variada y con un poco de todo, en esta época un par de pescados, nos comentaron que trabajan todo el año con proveedores del norte y cuando llega verano, trabajan tanto en su zona que les dejan pelin desabastecidos, cosas de la oferta y la demanda.

Nos trajeron una crema de tomate con sorbete de mango como aperitivo y a partir de ahí, escogimos de la carta.

Pedimos media ración de croquetas de jamón y queso parmesano, seis a euro croqueta, muy ricas, ya sabéis mi teoría, si hay ricas croquetas, se come bien seguro.

Tigres, cuatro a dos euros cada uno, la verdad, ligera bechamel, rape y mejillon, muy ricos, sin duda los mejores que he probado, no esperaba menos a dos euros, pero así si se puede pagar esto.

Fuera de carta tenían flores de calabacín rellenas de tres quesos , pata mula , mozarella y cabra y con anchoa , aunque esta apenas se notaba , rebozadas , bien , pero nos dejo un tanto fríos , 19€ , cuatro , no volveríamos a pedirlo , sin embargo los tigres están todavía en mi memoria , algo tan simple que pasa desapercibido a la hora de pedir , y que sin embargo me dio por ello.

Ahora dos medias raciones , bueno mejor dicho pedimos de la carta algún plato y comentamos para compartir , bueno algo que muy difícilmente falla , boletus , yema de huevo ,cebolla confitada y foie , poco que decir , clásico y efectivo , 17€ , nada que ver con los 19€ de las flores de calabacín .

Bonito braseado en hoster, con un jugo de marmitaco bien pasado y emulsionado con vinagre de manzana y dos piparras rebozadas ,24€, muy bueno este plato y los tigres, junto con el clásico revuelto, hacen la experiencia positiva.

Paletilla de lechazo entreasada, no es zona de hornos, y en las panaderías el lechazo acababa sabiendo a harina, así que en las cazuelas rojas de antaño, ahora de aluminio, se entre asa con el hueso el lechazo, lo doran por cada lado, las separan bien para que no se peguen y en un fuego totalmente uniforme se elaboran, estaban jugosas, acompañadas de una patata asada y un par de ricos pimientos verdes , 26€ para los dos , como he dicho el precio es el de la carta , pero en dos raciones , nos pareció un poco escaso , aunque es un producto que llena y estaba rico , y deshuesado .

Pedimos postres, el famoso helado de queso, de una textura súper cremosa y con ligero sabor, muy sutil a queso, somos de mas sabor a queso, 7€.

Arroz con leche, bueno versión de la casa, ya que es una crema de arroz y una espuma de arroz que queman, rico, si eres goloso como yo, otros 7€.

Para beber un blanco Urtaran 2015, txakoli que me gusta y que no es fácil ver en una carta de nada menos que un pequeño pueblo de Palencia, 26€ y para el cordero aunque tenían otras opciones muy amablemente me dejaron tomar unas copas de Milu tinto a 3€, la copa, botella abierta a propósito, la carta de vino corta, pero con estas dos referencias, para mi bien.

Pan 3€, los dos, café 2,5€, mas barato en proporción el gin de millers, 7€.

Conclusión , los tigres , el revuelto , el bonito muy bien , el resto correcto , bueno las flores ni fu ,ni fa , si estas cerca merece la pena , ahora si no estas de paso , pichi, picha y la Rcp para la zona , correcta , aunque creo que es mas precio ciudad como Bilbao ,no estaba lleno , habían pasado las fiestas , servicio profesional, bien en general.

Hacia mucho tiempo que no comïa tan bien , comí el mejor taco de atún que he probado nunca, y unas verduras a la parrilla especatculares , los poetre de muy alto nivel

Me lo había recomendado un amigo hace ya un tiempo y en temporada alta había intentado reservar una mesa en dos ocasiones, sin conseguirlo. De camino a Ávila al fin lo conseguí, y no me defraudó en absoluto.
Está ubicado en un pequeño pueblo de Palencia (Villoldo) en el que no hay muchos servicios, a poco kilómetro de Carrión. Lo primero que llama la atención es que está relativamente escondido. No hay ningún cartel en el propio edificio ni en los alrededores que indique que aquello es un Hotel-restaurante. Como si funcionara más por el boca a boca. Seguro que es buena señal.

El local del restaurante es amplio, de techos muy altos, con suficiente separación entre mesas para sentirse cómodo.
En la cocina priman los productos de calidad y eso se nota.
El servicio muy correcto. Se nota que hay mucho cliente habitual por el trato familiar a muchos de ellos. A los nuevos como nosotros, muy bien, sin ninguna queja.

Comimos una ensalada de alcachofas de Tudela fritas (18€) espectaculares. En su punto perfecto, con virutas de jamón que acababan de redondear la textura crujiente del plato. De las mejores alcachofas que he probado nunca.
Berenjena rellena de jamón ibérico y queso de cabra (15€). Muy muy rica. Una textura muy cremosa en un plato muy conseguido, y eso que no soy muy amigo de las berenjenas.

De segundos (todo fue para compartir entre dos personas) unos chipirones a la brasa con verduras y un alioli de azafrán (28€) espectaculares. Puro sabor. Un producto espectacular con el punto de brasa justo. Riquísimos de verdad.
1/2 ración de perdiz de campo guisada. Muy buena, bien trabajada, tierna y sabrosa, pero sin destacar muchísimo. El plato que menos me llamó la atención a pesar de que estaba muy rico (15€).

De postre helado de queso casero con infusión de frutos del bosque. Muy bueno (7€).

Pan, agua, cafés y Finca el Terrerazo 2006 para acompañar, abierto una hora antes de empezar a cenar. Muy bueno.

La vajilla es muy correcta y el servicio de copas bastante bueno. La carta de vinos es amplia a nivel nacional y escasa a nivel internacional. Mucha representación de las grandes DO y bien surtidas otras menos "grandes". Un poco cargados de precio la mayoría de los vinos, pero en general más que correcto.

Si vas a cenar, lo recomendable es quedarte a dormir en el Hotel, muy tranquilo, porque en el pueblo no hay muchas más opciones.
Seguro que volveré.

Fecha de visita 16 09 2011
Estando alojados en un hotel cercano nos acercamos para cenar, siendo un viernes y llegando a las 22:30 horas no había ninguna mesa ocupada, lo cual nos extraño, luego llego una pareja más y fuimos los únicos clientes, hablando luego con Mercedes nos indico que desafortunadamente las cenas solían ser así…no sin embargo en las comidas.
Tomamos una ensalada de foi caramelizada, que estaba estupendo con una ensalada maravillosa, de segundo tomamos una ventrisca de bonito asada, una ración que hubiese sido perfectamente toda la cena, la mejor que he comido nunca y tiene delito que siendo de Santander tenga que ir a Castilla a tomar pescado, estaba… todavía la tengo en el paladar... y de postre (pura glotonería) bizcocho fluido de chocolate muy bueno.
Acompañamos la comida con un vino crianza que no logro recordar pero que estaba bien, en su carta de vinos me precio que faltaba algún blanco mas y espumosos, sobre todo extranjeros.

No he sido justo, en mi valoración anterior, quizá por una "locura transitoria" por mi parte, por lo que voy a realizar una nueva valoración, tomando en cuenta, no solo mi última comida, sino también otras anteriores.

Estrella del Bajo Carrión es, para mí uno de los tres mejores restaurantes de Castilla y León, que siempre recomiendo y sigo recomendando fervientemente.

Su gastronomía es sorprendente y conjuga con gran destreza la tradición y la innovación.Junto a unas alubias con un punto y un sabor delicioso, o una paletilla de lechazo deshuesada, cocinada a baja temperatura, puedes encontrar modernas elaboraciónas con muy cuidada materia prima y acertados maridajes.

Su encargada de Sala, Mercedes, es muy amable y siempre pendiente de todo, y el comedor es amplio y agradable.

Tiene además el mérito de haber salido adelante en un pequeño pueblo de la provincia de Palencia

Su carta de vinos es amplia (aunque, en un momento determinado, no les quedara uno en concreto, que fué lo que me motivó, sin razón alguna, a que hiciera unos comentarios disparatados de los que, de corazón me disculpo.

Menú muy ponderado, aunque con predominio de la caza de pluma. Las setas estaban bíen pero algo ausentes...Todos los platos tienen su premio, pero abusan de lo que les ha dado fama. No es un menú especial, sino adjuntando sus valores...alubias...con, un arroz meloso que se puede hacer con...todo.
De todas formas, equilibrado pero no tienen camareros fijos (por lo menos ese día) y los correturnos Hacen lo que pueden pero no son profesionales...

Ellas son dos hermanas que regentan el restaurante y el hotel ,si hay mucha gente sus ganas de agradar les supera .pero fuera de temporada se muestran amabilisimas.
en cuanto a la carta, siempre es mejor tomar los platos de la tierra, (dicen de sus alubias que son las mejores de palencia)y dejarse aconsejar- sobre todo por que nunca fallan,
Quizas el afan de intentar estar a la moda les reste un poco de humildad en la impresion final, pero al terminar la cena si uno se queda a dormir, charlando con ellas en el precioso rincon que hay en la chimenea encuentra las respuestas a los pequeños deslices que no son suficientes para no volver de nuevo.

Restaurante bonito bien decorado.Estuvimos el Domingo comiendo comedor abarrotado.Nos dejaron la carta y desoues de decidirnos por el menu degustación nos dijeron que hoy no habia.Tres platos correctisimos muy buena calidad y sabor .El servicio extremadamente lento y algo prepotente por cargo de la jefa de sala.Si no pides el menu degustacion resulta caro y escaso.La carta de vinos bastante buena deseha gago de toro de telmo rodriguez 12 euros.Muchos vinos de alta gama.Vajilla muy buena al igual que la cristaleria.En resumen un buen lugar, pero al que le falta algo para volver hacer la visita.Es un querer y no poder.O sobran mesas o falta atención.

Excelente restaurante en este pueblecito de Palencia al lado del Camino de Santiago. Una cocina basada totalmente en producto, con una técnica que sorprende en esas tierras. Tomamos menú desgustación, no falló ni un solo plato, los postres sorprendentes. Un cochinillo absolutamente impresionante, verduritas salteadas (¿alguien conoce la huerta de Palencia? !merece la pena!) Manitas de cerdo rellenas esquistas, bacalao con no se que, etc, etc... Luego pegaté el gustazo de preguntar por el producto que estás comiendo. p.e. El pescado, desde la lonja de A Coruña y la de Santander, el bacalao, lo compran en un puesto de no se que mercado de Barcelona (no es la boquería), los hongos directamente en la Sierra de la Culebra, el aceite que nos ofrecieron para unos pimientos asados esquisitos de la sierra de la estella en portugal. Unas alubias blancas de Saldaña (un pueblo de cerca) Tienen una carta de Vinos muy correcta, pero pregunta a la jefa de sala, se conoce todo lo mejor de Rueda,Ribera del Duero, Bierzo y Toro. Increible! a tomado todo, decide un precio y déjate aconsejar. Precio, 50 € por cabeza aprox (Vino y cafes incluidos). Repetiré sin duda.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar