Restaurante Joaquin Schmidt en Valencia

Restaurante Joaquin Schmidt

Datos de Joaquin Schmidt
Precio Medio:
52 €
Valoración Media:
6.6 10
Servicio del vino:
6.3 10
Comida:
6.7 10
Entorno:
6.8 10
Calidad-precio:
6.8 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Dirección: Visitación, 7
Código postal: 46009
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Lunes al mediodía, domingos y del 5 al 19 de abril

Teléfono


42 Opiniones de Joaquin Schmidt

Es de esos restaurantes que visitas un par de veces y no vuelves mas. Precios de los vinos exorbitados y mucho amaneramiento en la decoracion y, lo que es peor, en la cocina. Lo dicho, J.S. no me crea sindrome de abstinencia como si que lo consiguen otros restaurantes.

Simpático lugar donde disfrutarás de los sentidos -la música es maravillosa-, y la decoración intimista.
Es un espacio para el ocio -no para el negocio-. Imprescindible acudir con tu pareja.
Buena RCP, buen servicio de vino -aun cuando la carta es corta-.
Tratan de hacerte la estancia agradable.
Para repetir.

El vino ese maravilloso mundo donde en el restaurante de este hombre,no tiene cabida haciendo asi resaltar otras partes.La carta de vinos corta sin nada nuevo que contar,y las cristaleria bastante aceptables.
La comida ya entramos en otro apartado,para todos aquellos que se plantean algo sobre la figura de joaquin y asi lo veo como la de un genio, genio y figura, bravo gracias joaquin por hacernos disfrutar tanto.La relacion calidad precio correcta.
La imagen que se proyecta al cliente por lo menos en mi caso es la de descuido,todo muy limpio muy correcto pero todo asi un poco al desordenado,me gusto el ambiente lo de los treinta amigos y eso. muy recomendable volvere.

Pues como siempre Joaquín no deja indiferente. Lo visito a menudo desde hace ya algún que otro año y llevado a mucha gente. El efecto es francamente aturdidor: Es genio o Me ha visto cara de tonto.
Pues así es este restaurante. Yo soy de los que piensan que Joaquín es un genio, sin lugar a dudas. Cocina creativa en estado puro con selección de buenas materias primas, toques exóticos traidos de sus múltiples viajes y afán por evolucionar y aprender cada día más.
Para mí su punto débil son los vinos, tanto la selección como el servicio. Ya que se ofrece una cocina creativa creo que también la bodega debería tener algo más de chispa.

Qué decir de este restaurante!! Supongo que habrá opiiniones para todos los gustos. No se puede negar que se trata de una cocina imaginativa, pero a pesar de ello he sallido con cara de tonto. Creo que el precio pagado supera en cantidad la imaginación de la cocina.

Al basarse la carta en un menú, es posible que la percepción pueda variar de un día a otro. En nuestro caso, ese día el chef no acertó. Por ello tengo que decir que probablemente no vuelva.

Una vez mas y mas de lo mismo!
Cambio de carta, nueva temporada y nuevas propuestas!
Original, siempre genial y siempre diferente!
A priori, todo bien, en su línea vanguardista de cocina de gran autor!
Pero piensas, analizas y que es lo que se esconde bajo todo ese maquillaje?
Poco, muy poco!
Joaquín siempre te sorprende, esto es cierto y nadie lo pone en duda, pero es tal el desnivel y desfase entre los precios de las materias primas y el precio del producto final, que acabas siempre saliendo del local con una cara de tonto, que tardas varios días en asimilar!
Lo cierto es que no se que tiene, pero que la verdad es que temporada tras temporada vuelves y vuelves a ver y lo mismo!...Tan diferente, pero siempre lo mismo!
A criterio de cada uno...Yo lo mas seguro es que vuelva, pero esto es lo que hay!
Comer?... Comerás humo, pero eso si, esta buenísimo!

Cocina muy imaginativa en la que no se sabe a priori que se va a degustar. Excelente materia prima con buena elaboración. La carta de vinos no muy extensa aunque está elaborada con muy buen criterio. Buenas copas, buen servicio del vino y a la temperatura adecuada aunque no vi armario de conservación. El principal "pero" es que los precios están un tanto subidos... no obstante creo que es un local imprescindible si se visita Valencia....

Efectivamente es una opción divertida, muy imaginativa y muy rica (para tomar de vez en cuando). El bacalao me pareció un pelín salado (con ese no os descubro el "secreto" si vais), salvo eso, lo demás riquísimo. Tomamos el menú intermedio, que a 41€ no es barato, pero no se pasa. El servicio absolutamente implecable y sin incordiar: el vino y el agua te lo dejan en la mesa (muy amplia) y te lo sirven eficientemente. El local es agradable y las copas y servicio del vino muy buenos. Efectivamente ví los vinos en el pasillo, pero los que nos sirvieron estaban a temperatura correcta. La carta es corta pero MUY original. Tienen cosas que no están en la carta (al entrar no pude dejar de notar tropecientos Maduresa en el pasillo). Tomamos dos vinos que no había probado: Fagus a 30€ y Venta d’Aubert (tinto), a 28€ . El Fagus no lo decantaron (y no le hacía falta), y el Venta d’Aubert me preguntaron mi opinión despues de probarlo: ese lo decantaron.

Elegante y distinguido Restaurante Vanguardista de valiente y atrevida propuesta! Por ponerle un pero, Quizá DEMASIADO valiente y DEMASIADO atrevida, es mas, según mi modesta opinión roza el descaro en ocasiones, que ni por asomo alcanzan un 10% de su precio de coste!
La Eterna Pregunta de siempre: Innovación o “Tomadura de Pelo”? Mucho cuidado estamos en una delicada línea que separa un concepto para pasarse al otro!
No obstante, la decisión es de quien lo pruebe, La mía? Sin duda es que es un restaurante “fuera de serie” al que una vez por lo menos en la vida, hay que ir y probarlo y pagarlo, pero yo no creo que vuelva!

Es sin duda un restaurante con una gran personalidad, un claro reflejo del propietario que lejos de formulas comerciales ha querido construir algo muy propio con independencia de las tendencias de mercado. Desde un punto de vista formal tiene aspectos criticables, es demasiado cómodo trabajar con menús cerrados, el montaje de algún plato tiene algún "defecto" técnico, fusila un icono de la cocina actual, la deconstruccion de la tortilla de adriá (aunque pensandolo bien me gusta,le añade caracter, hay que tener huevos para exponerse a una critica tan obvia, al fin y al cabo es como cuando un grupo de musica versionea a otro ¿no?). A pesar de eso es una muy buena opción, original, personal, divertido... Deberá cuidar mucho la rotación de los platos. El vino está expuesto en el pasillo, y la calefacción no le beneficia en absoluto, de hecho me sacaron una botella 3 o 4 grados por encima de lo debido, aún así fué una recomendación suya fuera de carta y un gran acierto. Ritmo muy

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar