Restaurante Urrechu en Pozuelo de Alarcon
Restaurante Urrechu
País:
España
Provincia:
Cód. Postal:
Tipo de cocina:
Añadir vino por copa
Precio desde:
45,00 €
(precio más bajo introducido por un usuario)
Nota de cata PRECIO MEDIO:
57 €
Nota de cata VALORACIÓN MEDIA:
7.9
Servicio del vino SERVICIO DEL VINO
8.4
Comida COMIDA
8.3
Precio medio entorno ENTORNO
7.4
RCP CALIDAD-PRECIO
7.0
Opiniones de Urrechu
OPINIONES
12

URRECHU es ya un clásico dentro la oferta gastronómica de la periferia norte de Madrid, en alguna ocasión había comido en la sidrería (planta baja), pero nunca en la zona noble (más si cabe…), en la planta superior.

Decoración clásica con ambiente familiar de clase alta (en donde invitar y quedar muy bien), con un servicio atento que permite adecuar la carta (no muy amplia) a cada una de las necesidades.

La carta de vinos es sobresaliente con precios medios-altos pero razonables. El servicio de vino muy bueno igualmente, en el que destaca la calidad de la cristalería, realmente digno de ver. Tras búsqueda adecuada del caldo a elegir, consensuamos un magnifico TRIDENTE, un vino 100% uva pietro picudo (grupo Juan Gil) de Zamora con 15 meses de crianza en barrica de roble francés.

Como aperitivos “gazpacho de remolacha” y “bocado de pate de seta con gelatina de membrillo“ el primero muy bueno.

Como primeros pedimos medias raciones de “almejas a la marinera” (buen producto y muy buena elaboración) y de “tortilla de bacalao” (presentación muy clásica con un resultado final adecuado sin alardes, no arriesgamos sinceramente).

Como principal “la mejor selección de kokotxas del cantábrico al pil pil”, buena presentación, gran cantidad de producto, y en general muy buenas.

Como postre, invitación de la casa, “sopa de frutos rojos con helado de yogurt“ (excelente).

Cena de grupo con menu cerrado donde se legia el segundo plato entre solomillo sobre teja de morcilla o rape sobre changurro.
Y habiamos ido otra vez y cabe destacar como ya constaté, el buen servicio y cantidad de camareros que hacen que los platos lleguen casi calientes y todos a la vez a todos los comensales.
Al centro:
* aperitivo de la casa: crema de patata ahumada en un chupito: rico. Cucharita de algo que no identifique.
*Jamon iberico: bien cortado aunque un poco seco
* Croqueta de bacalao (mala) , jamon (algo salada) y rollito de cigala rico en pasta brik
* Ensalada de bogavante: mezclum de lechugas con aliño de viangreta y un trozo aceptable de bogavante sobre una cama de un fumet reducido de pescado. Muy buena

Como segundo yo elegi el rape que era una pieza de buena calidad y tamaño pero estaba pasado de punto de coccion por lo que quedaba algo seco. El changurro muy rico.
Quienes pidieron la carne dijeron que estaba muy buena.

Postre: un praline de turron con helado de mango. Soo lo probe pero ni me gustan los helados ni los postres de turron. Por eso no opino.

Cafes con petir fours.
Para beber Finca las Caraballas 2013 muy bueno y Lealtanza 2011 algo mas flojo en mi opinion . ambos servidos en botella magnum y a buena temperatura. Siempre atentos a rellenar copa.
No sé el precio por lo que no valoro RCP.
El local estaba lleno en la zona de barra y solo algunas mesas ocupadas en el restaurante.. pero hacia una noche de perros y era lunes.

En resumen, buen producto y buen servicio.

Conocía Urrechu de oídas pero nunca lo visité a pesar de trabajar más o menos cerca. Me invitó mi mejor amigo y allí nos fuimos a comer y, de paso, a arreglar el mundo.

Nos pusieron, de entrante, unas estupendas y grandísimas aceitunas sin hueso que se avinieron de maravilla con una manzanilla que yo me pedí (no me fijé en la marca). Un estupendo caldo pleno se sabor también fue de la partida.

Abrimos la comida con un excelente jamón de bellota, bien cortado, bien infiltrado de grasa y muy bueno de sabor. Nos ofrecieron, y aceptamos, unas gambas rojas a la plancha. Fabulosas. Buen tamaño, punto perfecto, sabor enorme. La materia prima de muy buena calidad y el trato al producto dan como resultado un plato más que satisfactorio.

De segundos tomamos un solomillo con foie y setas que pidió mi amigo y un steak tratar para mi. El solomillo tierno y bueno de punto. Otra vez un buen producto bien tratado. El steak tratar, picado a cuchillo, muy, muy, muy bueno. Dos detalles que me gustaron es que me preguntaran cómo me gustaba y que me lo diesen a probar antes de servirlo. No hizo falta corrección alguna. Me repito... materia prima.

A los postres una torrijas con helado de café. La torrijas muy buena, bien empapada y tierna. El helado de café me gustó menos pero es que es un helado que a mi nunca me ha convencido.

Cerramos con cafés y nos los acompañaron de unos bombones de chocolate blanco rellenos de fresa y unas gominolas naturales de naranja.

De beber... mal... por nosotros. Mi amigo comió con cerveza sin alcohol porque estaba preparándose par la maratón de Madrid y yo no iba a darle envidia pidiendo vino... yo tomé un par de copas de manzanilla que me acompañaron muy dignamente toda la comida. No valoraré por ello el servicio del vino.

De precio... carillo por lo que se ve en la carta. Pero el producto lo vale. No pagué yo ni conozco el importe de la factura. Tampoco valoraré RCP al no conocer el precio total, aunque barato no es.

Aprovechando el gastrofestival y el cumpleaños de mi mujer fuimos a cenar a este restaurante situado en el Zoco de Pozuelo.

Buen recibimiento, mesas amplias arregladas, mucho movimiento de camareros, copas, mantelería clásica, "clasicismo rústico"... todo apuntaba bastante bien.

Papeus:
* Aperitivo de crema espesa de cocido y verduras: Saborrrr.
* Corte de foie-gras con teja crujiente de pan dulce en ensalada: Suave foie, teja dulce. Bien, aunque yo no soy muy de foie.
* Lomos de Merluza, crema de Almejas y su jugo con vainilla: Bastante bien, cantidad correcta en mi opinión.
* Dados de torrija artesana con pincelada de café con leche y su crema helada: Lo mejor de la velada. Tremenda torrija doble, riquísima, y el helado de café delicioso.

El vino que incluía era Marqués de Vizhoja (Rias Baixas), correcto, cumplió, y Robatié Crianza (Rioja), de corte moderno, bien. El sommelier Vito, muy simpático y agradable, después de una pequeña conversación, nos sacó algún que otro vino para probar.

Bebimos agua con gas y una copa de manzanilla en el aperitivo. Nos invitaron a los cafés y nos obsequiaron con un moscato dulce.

Muy bien de precio con el menú y para repetir otro día a la carta.

Hola, este restaurante es bueno, la calidad es buena, sin embargo, cuando tomas algo en la barra, te cobran bastante y el aperitivo no va muy allá, está un poco desproporcionado.
También hay algún camarero que tiene comentarios un tanto insolentes, sobre todo cuando tiene confianza con el cliente.
Yo he ido bastante y últimamente me he llevado una decepción por los comentarios que, alguno, hace a los clientes, debería tener más cuidado con esto, especialmente en un sitio que es caro, el trato al cliente es muy importante.
Recordad, señores camareros, que a las mujeres no se les puede decir o hacer ciertos comentarios, especialmente los relacionados con su físico.
De cualquier forma el restaurante está bien, aunque en mi opinión, un poco desproporcionado.

Comida de grupo. Con menu cerrado. Impecable servicio. Salones amplios y la alegria de ver a Urrechu en la entrada ( aunque a mi me cargue un poco su sobreactuacion en la tv). De aperitivos una cucharita de brandada de bacalao (bien) ,crema de verduras bien y jAmon con buena calidad pero algo grueso de corte.de plato. De platos principales un arroz caldoso con bogavante impecable y luego un solomillo (pequeño....afortunadamente) sobre puding de morcilla de burgos. Espectacular, postre una torrija medio leche frita excelente. Los vinos flojillos al ser concertados. Un blanco terra do gargalo correcto pero un tinto ribera "no me acuerdo" .. Algo como acantia para olvidar. No se el precio pero si estuvo en torno a los 55 o 60... No esta mal... En estas látitudes..

Estupendo restaurante de influencia vasca en Pozuelo. Consta de dos ambientes, con menús diferentes, uno en la planta de arriba, más refinado, y otro en la planta de calle, con dos zonas bien definidas: una gran barra, siempre concurrida, para tapear y tomarte unos vinos, y otra con mesas de madera sencillas, y una amplia pérgola fresca en verano, y acogedora y bien acondicionada en invierno.
El de abajo es más distendido, con platos menos elaborados, y es al que asistimos con más asiduidad, por lo que es en el que basaré mi recomendación.
La materia prima es excelente, el producto es fresco y sabroso.
Los primeros son absolutamente recomendables; platos de cuchara, buenas chacinas, algún marisco, ensalada de tomate con ventresca, croquetas, setas en temporada, etc.
De segundo, abundancia de carnes rojas a la parrila de formidable sabor, y fresquísimos pescados del día cocinados de manera tradicional.
Para terminar, el inconmensurable arroz con leche con caramelo quemado, o la torrija.
El sumiller, Nacho, ataviado con su típico uniforme, además de ser un grandísimo profesional, ha creado una maravillosa bodega, en la que encontraremos una completa lista de refencias nacionales e internacionales de corte y precio variados. Es de la gente del sector de la que más he aprendido; sabio, humilde, inquieto, abierto y sin prejuicios, si te dejas aconsejar por él, siempre probarás una joya que tenga escondida por ahí.
El resto del servicio es igual de afable, educado y profesional. Vajilla, cubertería y cristalería de gran calidad.
Excelente relación calidad-precio.

Un gran restaurante desde sus instalaciones, grandes salones arriba, una barra abajo con mas mesas y una preciosa terraza con pérgolas de madera en el exterior. Y siguiendo por la cocina que desarrolla Iñigo Urrechu en ellas, cocina vasca con un trato perfecto a la tan bien perfecta materia.

Empezamos con una ensalada de bogavante templada, jugoso y fresco el bogavante. Un delicioso huevo con patatas panaderas y trufa blanca de San Juan. De pescado un delicioso rape sobre una cama de un exquisito txangurro. Por ultimo solomillo con un pastel de patatas y beicon, el solomillo excepcional, pero el pastel de patatas y beicon no estaba a la altura. De postre un canutillo de chocolate con crema de mascarpone y un helado de chocolate, muy bueno.

Un servicio de sala bueno, pendiente de los detalles y muy profesionales. Cenamos en la parte superior del restaurante, quizás en la parte que nosotros estuvimos sobraban algunas mesas para tener algo mas de intimidad.

El Vino un elegante Dominio de Atauta 2005 perfecto en su temperatura y servicio. Hay que destacar también el buen trabajo de sumilleria en este magnifico restaurante.

Buen restaurante, con una cocina muy cuidada y una materia prima excelente. El changurro al estilo tradicional debería estar menos seco y el foie- gras menos empalagoso. El resto de lo que comimos excelente, lo de la torrija casera es espectacular. Muy buen servicio de vino. La barra es una buena opcion para un tapeo de calidad. Salimos a 85€ por cabeza.

Hace tiempo que queria ir y me agrada ver que no me equivoque en mi eleccion.Para empezar la presentacion de mesa me gusto mucho ya que era elegante y nada recargada.Ya entrando en materia decir que la cocina vasca de este restaurante es exquisita con raciones en su justa medida (casi no puedo con el postre).El servicio del vino muy bueno al igual que su carta la cual me parecio muy interesante de leer.Quiero resaltar especialmente el trato del servicio que me parecio sublime.El director de sala fue de lo mas agradable ya que me concedio un poco de su tiempo para explicarme una duda que yo tenia y que acabo en una grata conversacion sobre vinos y gastronomia española.Sugerencia de él fue el vino blanco que tome,un Vallegarcia Viognier 2002 de los Montes de Toledo que me sorprendio gratamente.RCP muy buena,unos 50-60 euros cabeza.Volvere encantado.
Recomiendo que vayan caballeros,no se arrepentiran de verdad.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar