Hotel Fuerte Grazalema

País: España
Localidad: Grazalema (Cádiz)
Dirección: Baldío de los Alamillos Ctra. A-372, Km 53
Código postal: 11610
Teléfono:
Nº habitaciones:
Precio/día por habitación: 89 €
Cierra:

Valoración Media: 8.5

Servicio al cliente: 8.0
Habitación: 6.3
Entorno / Instalaciones: 9.0
Calidad-precio: 7.5

3 Opiniones de Hotel Fuerte Grazalema

Mi comentario anterior deja bien explicado lo que es este hotel. Lo refrendo punto por punto. De hecho debo decir que esos cubrecolchones ruidosos de los que me quejaba en mi anterior visita han desaparecido.
El resto de mis opinines del hotel son la smismas. Un lugar donde desconectar del ruido, relajarse, disfrutar de la naturaleza...
El desayuno me sigue pareciedo muy bueno.

No será la última vez que me aloje en este hotel.

Nos habían hablado muy bien del hotel, pero cuando estás en la otra punta del país, tienes que tener una buena excusa para recorrer los más de 1000 km de distancia y adentrarte por las sinuosas y angostas carreteras del Parque Nacional en el que se encuentra, pero realmente vale la pena, por lo que tendremos que seguir buscando otras razones de peso para volver más adelante.

Está ubicado en la sierra de Grazalema y desde él puede verse el pueblo blanco en cuestión, a unos pocos kilómetros de distancia. Situado entre alcornocales y en un alto con espectaculares vistas, es ese uno de sus principales activos, pero hay otros: Esmerado y atento servicio, instalaciones muy cuidadas, elegancia en todos sus rincones, su maravillosa piscina, su jacuzzi exterior desde el que disfrutar de la panorámica, el desayuno buffet en la terraza, la paz y la tranquilidad...

Coincido con el comentario anterior ya que la habitación es algo justa y la cama también, pero realmente merece la pena disfrutar de él y de la sierra en la que se encuentra, además Ronda está cerca para visitarla, y el pueblo de Grazalema bien vale una cena.

Volveremos sin duda!

Estuvimos sólo un par de noches para cerrar nuestras vacaciones y, de haber podido, nos hubiésemos quedado uno o dos días más.
El hotel está situado a unos 4-5Km del pueblo de Grazalema, en plena naturaleza. El entorno del P.N de los Alcornocales y el Pinsapar, la montaña... maravilloso. Habíamos estado de paso muchas veces en Grazalema pero nunca pernoctando. Habrá que repetir.
El hotel está muy integrado en el entorno natural que lo rodea (tanto que, como te despistes, te lo pasas).
Amabilísimo el personal del hotel.
La habitción no era muy grande, con un pequeño armario empotrado y poco espacio para dejar las maletas. Las mesillas sin cajones... ya digo que con pocos espacios. De cualquier modo resultaba agradable, acogedor e invitaba a la tranquilidad. Las camas muy cómodas (con unos cubrecolchones demasiado ruidosos). La habitación cuenta con un pequeño balcón cubierto con vistas a la sierra. Unas preciosas vistas. Llovió durante nuestra estancia y, el frescor, el silencio, el olor a tierra mojada... delicioso.
Cuarto de baño muy nuevo y cuidado. No ponen muchos amenities siguiendo una política de minimizar impacto ambiental (y gastos, supongo). De todos modos si, aparte de lo que te ponen, necesitas algo más, se pide y lo tienes.
La limpieza de las habitaciones y las zonas comunes ha sido muy buena.
Hay un salón con sofás y mesas donde poder leer el periódico, tomar un jerez, jugar un ajedrez. Debe ser perfecto en pleno invierno, con un chocolate caliente, una manta en las piernas y un buen libro.
Desayuno tipo buffet muy variado con productos ecológicos, cocina en vivo, productos de la zona. Muy buena variedad y calidad en el desayuno.
las instalaciones del hotel cuentan con piscina, jacuzzi, salón de juegos recreativos (billar, furbolín...), jardín con mini-huerto y una pequeña granja con ovejas, cabras, un avestruz unos cerditos vietnamitas, burro, pavos reales, gallinas... Curioso de ver.
Aparcamiento muy fácil sin coste. Ofertan todo tipo de actividades en la naturaleza (sendeerismo, rutas a caballo, excursiones ornitológicas...).
El único pero en estas fechas (que se convierte en un pro según las circunstancias) es que había muchos niños. En este hotel están entretenidos de mañana a tarde. Tienen muchas actividaddes d eanimación, les llevan a la granja donde pueden coger huevos, ordeñar... Es un hotel bien preparado para familias con niños.

Volveré sin duda y, a poder ser, en época de frío.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar