Cachaça brasilera, la bebida nacional

1 respuesta
    #1
    Andrecasabella

    Cachaça brasilera, la bebida nacional

    Esta bebida nació en Brasil en la segunda mitad del siglo XVI, en la época de la esclavitud y de los grandes molinos de caña de azúcar, las "casas de la miel " como se les llamaba, que tenían como sobra las espumas y la melaza. Con el tiempo, estas sobras se fermentaron y después de un largo proceso, nació la Cachaça. ya sea entre los grandes de la corona portuguesa o entre los esclavos, cuando había Cachaça, la fiesta estaba garantizada. Luego, la producción de esta bebida comenzó a obstaculizar los intereses de algunos, principalmente de los productores de la “bagaceira” un aguardiente de vino que Portugal exportaba a Brasil y que por lo tanto, se prohibió la producción y consumo en tierras brasileras. Pero la cachaça daba lucro, por lo que su producción continuó a escondidas, incluso siendo traficada a países africanos. La corona de Portugal, viendo que no podía extinguir su creación, eliminó la prohibición, pero impuso impuestos absurdos. Los productores se rebelaron e hicieron una revuelta. En la época de los barones del café, las bebidas europeas tenían preferencia y estos decían que la cachaça era cosa de pobres ya que era consumida popularmente. El tiempo pasó y la cachaça se fue tornando más conocida y amada, hasta llegó a ser símbolo de la resistencia a la colonización portuguesa, después de todo, era un producto genuinamente brasileño. Grandes intelectuales, artistas y académicos brasileños la defendieron valientemente y llegó a ser objeto de uno de los estudios del gran Mario de Andrade, en la semana de Arte de São Paulo en 1922. A partir de entonces no sólo ganó más y más admiradores, sino que llegó a ser aceptada en la alta sociedad y fue adorada por figuras importantes en la historia del país, como el presidente Janio Quadros al que se le atribuye una frase famosa: "Yo la bebo porque es líquida, si fuera sólida, la comería." Finalmente la cachaça ganó el lugar que le corresponde. En 1996 el presidente Fernando Henrique Cardoso la legitimó como un "producto típicamente brasileño". Hoy es reconocida en países como Estados Unidos y México. De su producción sólo se exporta un 1% debido a que su principal mercado consumidor es el local. En Río de Janeiro y Sao Paulo, así como en la mayor parte de Brasil, tienen una producción y comercialización muy fuerte, pero la bebida nació en Minas Gerais. En esas tierras se mantienen las raíces de su producción y en algunos casos llega a ser producida en las casas particulares para ser servida a los amigos más cercanos y en importantes reuniones familiares. Hoy su fabricación es variada, puede ser artesanal, ideal para degustarse pura, o industrial, excelente para la preparación de cócteles, el más famoso de ellos es conocido internacionalmente como “la caipirinha”, que se realiza con limón, azúcar y hielo. Esta bebida es tan importante que posee un día de celebración en el calendario brasileño, es la bebida más consumida en Brasil y la tercera bebida destilada más consumida en el mundo, sólo está detrás del vodka y del Soju, un destilado de arroz realizado por los coreanos.

  • Más leído
  • Más recomendado
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar