Marqués de Griñón Capilla del Fraile 2006
Aceite Marqués de Griñón Capilla del Fraile 2006
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Aceite:
Virgen Extra
Varietales:
Arbequina, Picual, Manzanilla
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.24
/
91
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
5,0
ELABORACIÓN
Aceite de Oliva de categoría superior obtenido directamente de aceitunas y sólo mediante procedimientos mecánicos
OTROS ACEITES CATADOS DE ESTA ALMAZARA
Opiniones de Marqués de Griñón Capilla del Fraile
OPINIONES
51

Aceite de precioso color amarillo-verdoso, con destellos que recuerdan a la cáscara de la lima. Muy bonito brillo.

En nariz destacan los compnentes "verdes": hierba húmeda recién cortada, tomate sin madurar completamente, guisantes frescos, vaina de garbanzos verdes, recién brotados. El aroma es fantástico. Hasta parece apreciar aroma de rebanada de pan.

En boca es sedoso, ligero, suave (acidez 0,1º), con notas de nuevo de tomate verde. Final ligeramente picantito, muy agradable, con recuerdos de guisantes frescos y habitas tiernas.

Una delicia de aceite. Pura delicadeza

Es únicamente mi segunda cata de aceite. Gracias a Verema y el productor por la oportunidad de catar este fantástico aceite.

Amarillo dorado con reflejos verdes. Limpio y brillante.
Aroma de intensidad alta con notas de tomate en rama, almendras, hierba recien cortada, agua de aceitunas, salinidad.
En boca es suave, denso con notas de tomate, algo amargo y muy picante detras de la lengua y en el paladar.
Post-gusto largo. En definitiva muy buen aceite, marcando perfectamente sus variedades como la manzanilla y picual. Mas discreta la arbequina.

Gracias a verema y al bodegas Marques de Griñon.

Precioso amarillo verdoso, límpio, denso y brillante con destellos dorados. Magnífica nariz intensa con aromas tomate en rama, manzana y finas hierbas. Deliciosa boca sedosa y densa, de paso algo amargo y final picante. Pedazo de aceite de oliva.

Tras la cata realizada ayer sobre el aceite he de comentar que; la presentación de la botella es muy elegante, el color oro brillante tentador, como una joya.... el aroma a hierba recién cortada y a planta de tomate; sugerente... pero en boca el amargor me resultó desagradable, quizá sea por el alto contenido en polifenoles, como comentó el representante de la marca.

Color: Verdoso con reflejos limón, muy parecido en vista a los aromas de Montserrat (típico licor digestivo en Catalunya).Muy limpio.
Nariz: Apoteósica. Muy clara, a tomate en rama, de huerta, a cesped recien cortado.
Boca: Entra suave, untuoso por supuesto, poca acidez pero la justa, algo amargo y al final, al final... PICA y MUCHO!!! La garganta escuece, buen remedio para los que padecemos con ella. Si es verdad que cuanto mas pica mejor es el aceite este se lleva la palma.
Por lo demás, una experiencia irrepetible por ser la primera. Emocionante y muy didactica.
Gracias a verema y a Marqués de Griñón.

La presentación del producto es sobresaliente. Botella oscura, para la buena conservación del producto, elegante y muy personal.
En fase visual, amarillo intenso con reflejos verdosos.En fase olfativa, según mi opinión, es donde mejor se expresa; cesped recién cortado, tomate ( mata )...
En boca resulta largo, picante, y excesivamente amargo.. En mi opinión, su punto más flojo

Impecable presentación del producto. Botella propia de un vino de calidad, con incisiones y litografía caras, que te hace creer que estás ante un vino blanco de postín.

Tapón apropiado para el producto, con un difusor agradecido, para evitar derroche innecesario de este manjar líquido.

Visual: irisaciones verdes muy potentes sobre el amarillo casi de cristal y brillante; recuerda el licor de hierbas ibicencas..

Nariz: aromas herbáceos descomunales, huerta tomatera, y pimiento verde, de entrada,..Hay que acertar con la temperatura de servicio, para obtener la máxima expresión de sus cualidades.

Gustativa: tomate reivindicado en el paladar, con amargura sobresaliente, astringente en el trago, y picante en las papilas...Untando un pan noble, se convierte en gula al tomarlo.

Sería pecado no emplearla con los productos de una huerta fértil, o sobre una tostada de pan; con un jamón de crianza, es una sensación difícil de superar.

El precio impide su uso abundante; pero hay productos más caros, y que duran menos, y nadie se queja.Exquisitos, !!ponedla en la lista de regalos de aceptación garantizada!!

Curioso lo que se puede apreciar y lo mucho que revaloramos este maravilloso caldo tras realizar una cata. Bodegas Marqués de Griñón nos muestra otra demostración de los frutos de nuestra tierra.

La Visual simplemente espectacular, precioso amarillo/verdoso con reflejos dorados y lima-limón, gran limpidez que refleja su calidad.
En nariz de muestra de buea intensidad con unos dominantes aromas a tomate en rama que ocultan la complejidad. Tras la aireación, el oxígeno produce el gran milagro de abrir el aceite para que fluyan los aromas de almendras amargas e hinojo con apuntes de manzanilla.
La fase gustativa representa el análisis más complejo que nos muestra un aceite muy equilibrado de acidez, en su justa medida de densidad que nos presenta un caldo con cuerpo donde el recorrido es pausado y final largo con un postgusto que explosiona a los segundos de ingerir, mostrando su fuerza, provocándonos un picor buena muestra de la carga de polifenoles.

A destacar... La presentación, la visual, quizás peque de necesidad obligada de oxigenación, resultando con largo recorrido en boca.

Botella muy bonita con grabados que recuerdan la recogida de la aceituna.
Color Verde intenso, muy limpio y brillante.
En naríz es intenso, destacando notas de tomate recién triturado, transmitiendo a la nariz notas de mucho frescor.
En boca se muestra suave, sedoso y confirma las notas a tomate del bueno (con buenos aromas y sabor) triturado. Tras unos instantes, aparecen ciertas notas picante en el paladar.
En definitiva un gran placer haberte conocido.

Amarillo dorado con reflejos verdes. Limpio y brillante. Aromas de buena intensidad con notas herbáceas y afrutadas: tomate en rama, almendrones. En boca cálido, sabroso, dulce en la punta de la lengua y con un punto picante en la garganta. Retronasal de guisantes y habas crudas. Todo un paseo por el huerto.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar