Lar de Paula Cepas Viejas 2005

Vino Lar de Paula Cepas Viejas 2005

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
91
Puntuación Media:
8,2
Calidad-precio:
6,4

Bodega: Lar de Paula
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: 100% tempranillo
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Uvas procedentes de viñedos seleccionados de más de 40 años.

Varietales: 100% tempranillo

42 Opiniones de Lar de Paula Cepas Viejas

Color rubi de capa media
Aromas de sobremaduración con ciertos toques especiados
En boca ciertos toques tostados y la madera presente.
En conjunto un buen vino que todavia tiene un gran fúturo.

Bonito color rojo picota, capa media-alta, ribete violaceo.
Intenso aroma a fruta negra madura, balsámicos, final con notas de chocolate.
Muy suave y elegante en boca, con buena acidez, tanino pulido, denso, postgusto ligeramente dulce.
Buen Rioja, me ha gustado mucho.

Color cereza granate con ribete algo degradado, de fina lágrima bien marcada y lenta.
Nariz sutil en un primer momento que con temperatura y tiempo deja paso a notas de fruta madura y dulces
En boca se presenta tánico pero agradable y bien equilibrado, haciendose presente con más intensidad las notas especiadas y de monte bajo. Goloso y equilibrado en su conjunto, muy agradable.

De capa media. Color picota granatoso con ribete violáceo. Glicérico. Brillante.

En nariz se muestra con intensidad media-alta. Aromas a fruta roja madura, monte bajo, balsámicos, torrefactos, caja de puros (pero no muy intensa ni desagradable).

En boca tiene una buena entrada, suave, goloso, sedoso, buena acidez, equilibrado. Ciertas notas a pimienta. En el postgusto la fruta roja de nariz reaparece.

Se trata de un vino muy bien equilibrado y a pesar de ser un 2005 aún puede dar de si.

Color cereza-rubi un pelin atejado, con borde granate anaranjado.
Aromas de buena intensidad a frutos rojos muy maduros, quizas un poco punzante y el mio lleva abierto 4 horas. Las frutas , algunas sobre-maduras y licorosas, hay balsámicos, maderas finas, regaliz, las especias muy presentes, tiene buena complejidad la nariz.
La boca es frutal, el paso de boca muy agradable y dulcecito, falta complejidad y personalidad, taninos dulces, bueno el retronasal con frutas y especias muy sobresalientes, el final no es largo, pero tiene buena persistencia frutal y especiada.
Muy bebible y agradable en boca, pero por 20 € que creo que cuesta la botella, debería ofrecer un poquito más.

Color cereza oscuro, ribete rubí, capa media-alta, brillante. La lágrima es densa y tiñe ligeramente la copa.
En nariz se muestra muy dulzón, con notas de chocolate, y especiado.
En la fase gustativa vuelve a aparecer su intenso carácter goloso, con toques de caramelo y miel. Con taninos maduros y acidez media, se muestra ligero y suave, equilibrado. Cuerpo medio y postgusto medio-prolongado.
Quizás le falte algo de botella. En cualquier caso, el maridaje con el queso de cabra es sublime...

Granate con ribete anaranjado , capa media-alta y lagrima fina y corta que no tinta la copa.
Nariz media-alta que , en micaso tardó un poco en abrirse , para dar frutos rojos maduros, cafe y tostados.
paso por boca con cuerpo medio, sedoso, integrado y sin aristas. Sabor frutal medio
Postgusto medio

Granate, de capa media-alta. Ribete que denota su evolución en botella y su crianza en barrica, presentando reflejos anaranjados. Lágrima fina y glicérica, no muy abundante y que, de momento, no transporta demasiada carga colorante.

Nariz, inicialmente algo cerrada. Necesita aireación pero, con el tiempo, va ganando muchísimos enteros y mostrando la grandeza de este vino. Abundante fruta negra, cargada de arándanos maduros, moras y grosellas. Notas de regaliz se unen a apuntes minerales, sanguinos, que recuerdan levemente al mineral de hierro. Ligera nota de alcohol de farmacia. Balsámicos expresivos inundan la copa cuando se agita con alegría. Serio, equilibrado, bien definido, elegante, con mucha clase. Nada de estridencias o sobreactuaciones. Es un vino directo, pero lleno de atractivo. Aparece una cierta nota de hoja de té verde. Recuerdos de chocolate negro especiado. Con la temperatura en copa y la aireación, comienzan a aumentar de volumen los tostados, con clara presencia de la vainilla y los cafés.

Frutal, aunque mucho más especiado que en nariz. Destacan en boca mucho más las especias, sobre todo la vainilla y la pimienta de Jamaica (esa pimienta suave que tan bien conjuga con un buen chocolate). En boca es goloso, bastante amable, y los sabores especiados lo hacen muy disfrutable, moderno, apetecible y con muchas posibilidades de gustar en muchos paladares distintos. Para mí, un gran punto a su favor es la gran frescura que presenta. Taninos bastante presentes, a pesar de su paso por botella y de ser un 2005. Buena estructura, con ligerísimas sensaciones secantes. Final de muy buena longitud que deja imborrables recuerdos especiados.

La etiqueta moderna no ayuda a apreciar un vino procedente de viñedos viejos. Tampoco hay información sobre el uso de maderas.
Bonito color picota, evolucionando hacia el rubí tradicional riojano. Capa media-baja.
Nariz corta. Fruta apagada por las maderas. Tras una larga espera, aparecen unos torrefactos intensos.
El paso de boca muy fácil. Golosón. Permanencia mediana. Sensaciones especiadas y de fruta escarchada.
Buen vino para beber mucho regando una comida.

Apariencia muy vistosa. Eleccion de colores y formatos de etiqueta muy acertada. Cambio radical del perfil clásico de los Riojas.
Color cereza picota, limpio, capa media, brillante.
Entra en nariz con potencia y predominando aromas a frutas lijeramente confitadas y a especias y a tostado.
En boca, con brio, balsamico, taninos muy presentes pero agradables, con un buen recuerdo persistente en boca.
Un vino excelente

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar