Finca La Colina Cien x Cien 2010
Vino Finca La Colina Cien x Cien 2010
FICHA TÉCNICA
Bodega
Vinos Sanz ( Rueda - Valladolid )
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Blanco
Crianza:
Sin crianza
Graduación (vol):
13,00%
Varietales:
100% verdejo
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 5 a 9,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.88
/
94
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,3
ELABORACIÓN
Procedente de viñas viejas. Elaborado con lías en depósitos de acero inoxidable durante 5 meses.
Opiniones de Finca La Colina Cien x Cien 2010
OPINIONES
6

Amarillo pajizo brillante.
Armas muy elegantes a fruta blanca de hueso, hinojo, con un punto mineral que le da elegancia y personalidad, nada cansado o artificioso.
En boca resulta fresco, ácido, muy sápido, acariciante, con un punto amargoso al final muy agradable que le da un punto de complejidad.

Y no hay que dejar de lado el precio: esta calidad a esas tarifas es realmente imbatible (y encomiable)

En resumen, un placer, muy bueno tanto en aromas como en sabor, lejos de tonos exóticos artificiosos.

Este vino se ha convertido en una de las referencias de la DO Rueda. Sanz ha sabido trabajar la uva verdejo de forma que no necesite de artificos en amdera para poder considerarse una gran vino. Acompaña desde la copa rápida en una barra hasta las mejores comidas y sobremesas y esto, partiendo de origen de la verdejo tiene mucho mérito. En nariz se muestra limpio, abundando aromas de frutas cítricas perfectamente hiladas con unos recuerdos florales y de miel. En boca es muy agradable en su ataque, con una fina acidez perfectamente integrada con el alcohol. Se muestra amplio y largo, dejando un recuerdo muy satisfactorio. Un fijo.

     De tanto destapar botellas como ésta, he logrado hispanizar a mis peores amigos, que tratan de pronunciar bien el nombre de Rajoy : un verdadero desafío para un francés, incluso de derecha. Dicen que mis verdejos favoritos son vinos plebeyos ; sin embargo, vaciando la botella de este 2010, chasquean la lengua y asienten con la cabeza : digamos que nos parece un pelín más estallante que el 2009 pero por debajo del 2008, la añada de referencia. En cuanto a los aromas - cítricos, fruta exótica, hierbas amargas - cantamos siempre la misma cantilena : no hay verdad aquende los Pirineos ni error allende.  ( PVP : 8,75 € )

........................................................................................................................................................................................ 

     A force de déboucher des bouteilles comme celle-ci, j'ai réussi à hispaniser mes pires amis, qui essaient de bien prononcer le nom de Rajoy : un vrai défi pour un français, même de droite. On dit que mes verdejos préférés sont des vins plébéiens ; toutefois, en vidant la bouteille de ce 2010, on claque la langue & on acquiesce de la tête : disons qu'il nous paraît un poil plus éclatant que le 2009 mais en-dessous du 2008, le millésime de référence. Pour ce qui est des arômes - agrumes, fruits exotiques, herbes amères - c'est toujours la même rengaine : il n'y a pas de vérité en-deçà des Pyrénées ni erreur au-delà.

Amarillo pálido.
Notas frescas cítricas y de manzana verde iniciales. Luego dieron paso a recuerdos vegetales, herbáceos, hinojo, y un ligero toque metálico, acerado y mineral.
Cierto cuerpo y caracter graso.
Final amargoso y hebaceo muy propio de la verdejo. Muy varietal.
Muy parecido al recuerdo que tengo del vino 'Fuente Elvira Verdejo'

Un conocido en casa al que se le suele llevar su seguimiento pese algún salto de añada, como la 2009. Dificil lo veo ya, pues este vino es de los que hace hueco en la estantería.
Esperaba algo más de potencia, aunque nunca fué de sus virtudes principales, pero es que me lo encuentro más equilibrado y refinado. Lo cual no quiere decir que carezca de tipicidad. Pero si le daría el calificiativo de buen blanco por encima del de buen Rueda. Lo considero imprescindible.
De color amarillo brillante con tonalidades verdosas marcadas.
Su aroma me lleva al amarillo, hasta su primer golpe de manzana la veo Golden, y un recuerdo muy grato de cuando pelas albaricoques. Sin verdores que le hagan a uno fruncir el ceño.
No es muy graso y no le hace falta aún, pues ya es jugoso, de una estupenda acidez en compañía de una fina amargosidad, hierba y pomelo, que convierten el postgusto en alargado.

Con toda la razón, este verdejo suele ser valorado como el mejor con nitidez, complejidad olfativa, madurez frutal, paso de boca poderoso y rotundo, con intensidad y gran persistencia : opino lo mismo. A menudo me dicen que sólo huele y sabe a maracuyá, porque todo el mundo reconoce el aroma peculiar de está fruta exótica, incluso los aguafiestas que viven siempre con la nariz tapada. Sin embargo, hay matices más sutiles que un catador de vinos entrenado puede distinguir. Por desgracia, cuando sus invitados han tontamente cogido un resfriado y estornudan sin cesar, un aficionado apasionado pero educado se siente obligado a callar y sufrir en silencio : acabaré bebiendo solo.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar