Albariño Do Ferreiro 2009
Vino Albariño Do Ferreiro 2009
FICHA TÉCNICA
Bodega
Bodegas Gerardo Méndez ( Meaño )
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Blanco
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
13,00%
Varietales:
100% albariño.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 10 a 19,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.34
/
92
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
8,5
ELABORACIÓN
Vino criado sobre lías en depósitos de acero inoxidable durante 7 meses.
Opiniones de Albariño Do Ferreiro 2009
OPINIONES
10

     Lo siento : no había comprendido este vino blanco que necesita mucha, mucha aireación parar expresarse correctamente. Al cabo de cuatro horas, me ofrece su perfume intensísimo - casi embriagador - de cítricos, una mezcla de flor de limonero y de cáscara de pomelo. En boca, parece cincelado en la piedra salina como un riesling de Mosela pero me habla en gallego, ¡ menos mal ! Damas y caballeros, perdonen la expresión : me gusta la mar. Muchas gracias a Gerardo Méndez.

Es un fijo en mis elecciones de blancos de España. En especial este año lo veo bastante marcado por la acidez y frescura. No desagradable, desde luego, pero lo veo especialmente marcado. Los que lo hace refrescante. Rico y afrutado. El color es mantiene impecable, y en nariz aparecen notas a fruta madura. No sé como se desarrollaría este año la maduración, quizás me parezca algo más complicada que en años anteriores.

VISUAL: Limpio y brillante, de color amarillo pálido con reflejos oro. Con presencia de lágrima.
OLFATIVA: Alta intensidad inicial, se muestra afrutado y floral, melón maduro, limón, notas de piña, algo herbaceo y ligero recuerdo a espárrago.
GUSTATIVA: Ataque agradable, marcada acidez, con buen cuerpo, salino y final amargo. Acidez larga, con postgusto a fruta madura.

     De color amarillo pálido, es poco expresivo en nariz, después del descorche, pero mucho más definido, más complejo y más marcado al cabo de un par de horas : albaricoques cocidos y limón verde. En boca, de mediana persistencia,  falta de viveza y de estructura, : sabor a ciruela mirabel con un toque de almendra amarga. Este albariño necesita aireación para expresarse y después de una hora, recupera sus fuerzas : hay más brillo y todos los elementos se despliegan. Aparecen notas escondidas  - guayaba, paraguaya, toronja blanca - que regocijan el paladar. ( PVP : 12 € )

Y mas si te lo sirve el padre de la criatura. Servido por Gerardo Mendez. Vino amarillo, palido, graso en copa, aromas amargos leves, frutales citricos y recuerdos a albaricoque y ciruelas verdes. En boca conjuga dulzor, acidez de forma que el resultado es una frescura de calidad. Toques amargos, salinos combinados con frutalidad verdosa. Interesante

Color amarillo pálido con destellos verdosos, limpio y brillante.
La nariz es de buena intensidad, fruta blanca, hierba fresca, algún apunte cítrico y marcada mineralidad.
En boca tiene buena entrada, muy fresco, buena acidez que lo vertebra, buen paso por boca con peso de la fruta y final de buena longitud donde vuelven las notas de fruta blanca, cítricos y sobre todo mineralidad.
Muy rico, buena añada de este albariño de garantía con marcada mineralidad.

Vista: amarillo casi transparente, con reflejos verdosos, limpio y brillante.
Nariz: manzana, algo de fruta de hueso escondida al fondo.
Boca: fresco, acidez muy bien integrada, levemente graso. Gran recorrido y bastante largo.

Muy rico

Siendo un vino atractivo en nariz , no deja de sorprenderme su carácter eminentemente frutal. Exótismos maduros, fruta de la pasión, mangos maduros, rosas, dulzor. Está bien, pero recuerdo otros albariños de antaño, atlánticos, salinos, distintos, no mejores, pero específicos, para pensar.....Boca dulce, tb algo ácida, largo, suave, elegante, fino

Amarillo pálido con reflejos verdosos, limpio y brillante.
Nariz de buena intensidad, aromas a pera, manzana, hinojo, hierba fresca. Buena nariz.
En boca se muestra fresco, con una acidez muy buena que hace este vino un vino muy fresco, tiene una cierta untuosidad que lo hace un vino con cuerpo y cremos, tiene una entrada muy frutal y fresca y un recorrido espectacular con un fondo cítrico que le da más recorrido aun.

Calidad precio excepcional.

Una añada enorme en la casa de Gerardo, nos muestra una mayor intensidad, a la vez que equilibrio y amabilidad, mucho me temo que el cepas vellas sentará un antes y un después en Rias Baixas, porque tiene todos los condicionantes para ser memorables.

Con 5 hectareas de albariño cultivado, viñas de raices bien ancladas en esa tierra negra del valle de Salnés, Gerardo Mendez año tras año se ha perfilado como un maestro de esta tierra y de su variedad por excelencia, la albariño.

Un blanco con intensos aromas de fruta de hueso blanco rodeada con fuerza por notas florales, un claros apuntes salinos que descubren su mineralidad, sobre un fondo vegetal de hierba recién cortada. En boca excelente su textura, denso y sedoso, su acidez aporta frescura, un paso de boca que derrocha fruta hasta su final, con un posgtgusto complejo.

Embotellado el 31/03/2010

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar