Spira 2007
Vino Spira 2007
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Granada
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
13,00%
Varietales:
Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Merlot
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 10 a 19,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.77
/
94
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,0
ELABORACIÓN
12 meses en barrica de roble de grano fino y tostado medio
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
Opiniones de Spira
OPINIONES
3

Rojo picota con ribete granatoso de capa alta y buen brillo, muestra densidad y una lagrima abundante.

Nariz potente y mineral con notas terrosas y de fruta roja y negra, torrefactos, de monte bajo y cacaos, su nariz ademas de potente se muestra elegante y compleja.

Calido, ligeramente astringente, tiene una buena acidez quizas necesite un poco de tiempo para integrarse totalmente, es estructurado y sabroso, su mineralidad tambien se muestra en boca pero no tapa la fruta, es equilibrado y tiene un puntito salino oportunisimo, su final es medio-largo y que deja la boca suave y agradable.

Uno de los tintos más minerales y profundos de Andalucía, sin duda.

Aromas poderosos de granito, aportes salinos que recuerdan al cuerzo en boca, intenso en aromas de fruta negra bien acompañada por notas vegetales de matorral y sotobosque, sobre un fondo metálico y de hidrocarbura.
En boca aromas de melocotón y orejones se perciben en su paso, ricon sabroso y sensaciones salinas en su final, con un postgusto mineral y largo.

Color picota con borde cereza, limpio, brillante, glicérico y de capa alta. En nariz encontramos mucha expresividad y potencia unidas a una buena definición de aromas. Estamos delante de un vino de terruño, muy mineral, destacan la arcilla y la piedra. La fruta, muy presente, negra y compotada junto a notas lácticas, especiados de monte bajo y tostados ligeros de crianza dan una muy buena complejidad. En boca es muy fresco, muestra una marcada acidez con recuerdo a cáscara de limón, verdores amargos elegantes, mineralidad y notas de crianza suaves que sugieren cacao y chocolate. Buena estructura y cuerpo, carnoso, concentrado y con taninos ásperos, aún por pulir. El final, bueno, con predominancia de sabores amargos.
Un buen vino que se desmarca de la generalidad por su carácter mineral y de “terroir” que, debido a su excepcional acidez y tanicidad, debe ganar con unos meses de reposo en botella.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar