Montecastro y Llanahermosa 2006

Vino Montecastro y Llanahermosa 2006

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,5
Calidad-precio:
8,2

Bodega: Montecastro Bodegas y Viñedos
D.O./Zona: D.O. Ribera del Duero
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: 100% Tinto Fino
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Estancia de 18 meses en barricas de roble. 70% Francés, 20% Americano y 5% de Europa del Este.

Varietales: 100% Tinto Fino

17 Opiniones de Montecastro y Llanahermosa

Color picota profundo capa alta brillante.

Importante intensidad a copa parada, donde la fruta del bosque es protagonista –moras maduras–. Con la agitación emergen especiados finos de la barrica –pimienta blanca, cacao, sutil nota de cedro-. Recuerdos balsámicos y mentolados, acompaña un punto mineral –grafito–.

En boca la entrada es golosa, paso de cuerpo medio, buen esqueleto frutal, tanino noble pronunciado fundido al conjunto, acidez correcta que refresca el final de boca. Notable persistencia. PVP aproximado de 19-20 euros.

Botella tomada en restaurante.
De color rojo picota de capa alta, ribete entre rubí y violáceo y lagrima densa que tiñe la copa.
En nariz se muestra muy expresivo e intenso, con fruta negra madura, maderas finas, vainillas, lácteos, tostados y torrefactos, algo de monte bajo y notas balsámicas bastante potentes.
En boca tiene una entrada con caracter, con una gran carga frutal, taninos bastante presentes aunque perfectamente integrados, correcta acidez y postgusto bastante largo, con recuerdos de fruta madura y de su paso por barrica.
Un vino casi intacto al que auguro una buena capacidad de guarda.

...y todas ricas ricas.
Estructurado, con capa no muy alta, mas bien media. En copa untuoso con tanicidad envinando. Color rubi.
Nariz escarchada, compotada con fruta negra y dulces navideños de bolleria. En boca colosal, y despues de 24 horas tremendo. Color y cuerpo, elegante, astringencia pulida, paladar redondeado, y notas arabicas suaves. Muy bueno en toffe y caramelo, chicle. Sigue evolucionando desde Enero.

Primero de los tres vinos que degustamos en la comida, al cual le siguió un Aquilón 2007 y un Termanthia 2005. Un vino el cual considero una magnífica RCP, con un paso por boca muy goloso, vivo pero elegante y aterciopelado, gustando a mucha gente por su redondez y equilibrio, con unos taninos bien conjuntados y sedosos, buena estructura y correcta acidez, medio cuerpo y con una más que agradable persistencia.
En nariz no se queda atrás, de buena intensidad, con abundante fruta negra madura en primer plano, madera aromática y finos tostados, confitura, toffes, balsámicos y regaliz.
Me gusta especialmente este vino en su conjunto, para disfrutarlo ya y con vida por delante.

Rojo picota rubí, ribete violáceo, capa media alta, lágrima fina y poco teñida.
Aromas a cacao y frutas compotadas.
Ataque agudo, asgtringencia seria, final largo y amargo.
Sabores a chocolate, fruta roja madura (cerezas) y madera.

Desde el momento que abres una botella de este muy buen vino, percibes gran armonía en nariz y te aventura un buen potencial aromático, no resulta complejo pero sí de buenas alternativas muy expresivas, con importante carga de frutas negras muy maduras y agradable toque licoroso, finos tostados, alguna nota torrefacta, balsámicos, regaliz, vainilla, y un suave fondo mineral.
En boca tiene una entrada fresca y muy golosa, de los que te invitan a seguir bebiendo sin parar, redondo, elegante y aterciopelado, muy frutal, buena acidez, con buen recorrido y agradable persistencia frutal.
Tiene vida por delante.

Que gran potencial esconde este fantástico vino con muy buena RCP, pero claro, va a gusto del consumidor. A pesar de lo joven que resulta, muestra muy buena estructura y equilibrio, sin sobresalir demasiado ninguna cualidad por encima de otra, pero es su conjunto lo que conforma esta delicia de vino, elegante, con taninos nobles y bien conjuntados, goloso, correcta acidez, con buen recorrido y buena persistencia.
En nariz resulta intenso, aromático y seductor, con fruta madura, y sigo manteniendo que se aprecia un agradable toque licoroso, hierbas aromáticas, especias, mineral y suaves mentolados.
Toda una delicia

Ribera que no es 100% tinto fino; toques de merlot (3%) y cabernet (1%) quizás buscando algo de complejidad.

Color picota algo oscuro, capa media alta y brillante.

Nariz muy intensa, fruta negra muy madura, cacao, especias,hierbas aromáticas pero aún se nota mucho alcohol.

Paso por boca principalmente FRUTAL, suculento y sedoso, tanino trabajado, pero falto de elegancia todavía, quizás mejor lo guardamos un par de añitos.

Me gusta el potencial que tiene este vino en boca, amplio, envolvente, con carácter, fresco y joven, estructurado, elegante, con buen recorrido y persistente.
En nariz está que se sale, expresivo y con buena intensidad, fruta madura y toque elegante de licor, finos tostados, espécias como pimienta, hierbas aromáticas y fondo mineral.
Acompaño perfectamente unas excelentes carnes de ternera a la brasa.

Un vino que gustó bastante a la mayoria de comensales, algunos de los cuales no lo conocian, y que se mueve dentro de un precio bastante acorde.
Fresco, joven, potente pero no exento de elegancia, agradable, estructurado, bien conjuntado, frutal en boca, goloso y con buen recorrido.
Buena expresión en nariz, con frutos negros maduros y toque licoroso, elegantes tostados, espécias y recuerdos mentolados.
Un vino muy rico.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar