Y sigo gozando

Porque este vino es una delicia y una gozada y sigue tremendo.

Mucha fruta en nariz, jugosa, madura, especiada y mineral, con notas de tabaco, de suaves tostados y cueros. Es larga, profunda, con un deje floral muy perfumado. Buena carga balsámica, que le da mucha frescura, junto con notas suaves de madera y ese recuerdo de tinta china que ya me apareció la última vez. Suave matorral y unos apuntes de guinda en licor muy sutiles, junto con ese olor terroso del champiñón.

La boca, pura seda, con esa fruta que se mantiene, la acidez suave, pero que le da cuerpo y elegancia. Notas balsámicas frescas, con café, esos apuntes de especias picantes y algunas dulces, notas salinas, animales, terrosas y minerales, con grafito y ese toque como de tinta. La guinda aparece nuevamente en la boca, dándole más melosidad al vino, con esas flores apareciendo en el postgusto. Largo, elegante, sedoso y con los taninos jugosísimos.

Vinazo por el precio que tiene.

Recomendado por 2 usuarios
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar