Gregorio Martínez Finca Blanco 2011
Vino Gregorio Martínez Finca Blanco 2011
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Blanco
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
Viura, malvasía, garnacha blanca, calagraño, torrontés y maturana blanca.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 5 a 9,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.27
/
91
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,3
Opiniones de Gregorio Martínez Finca Blanco
OPINIONES
3

Pajizo verdoso, limpio y brillante.

Nariz de mediana intensidad, dominada por aromas a fruta madura (pera y ciruela amarilla) y levaduras, complementada por notas de orejones, toques ahumados y balsámicos y puntitas de mineralidad (tiza, yeso).

En boca tiene cuerpo medio, acidez un tanto recatada, lo que hace que la sensación de golosidad que le aporta la fruta madura (ciruelas, pera y melón) queden más en evidencia, contando también con notas de panadería y con una notoria carga de amargosidad que se acentúa al final del paso de boca. Postgusto de media duración.

Nos encontramos ante un vino diferente, que sorprende por su personalidad, y ya sólo por ello (y por su precio) habrá que estar pendiente de lo que deparen futuras añadas.

Vino abierto sin demasiada antelación y quizás un poco frío.

De color amarillo pajizo, reflejos ligeramente dorados, lágrima abundante, limpio y brillante.

En nariz sorprende de inicio al acercarlo, intensidad media, fruta blanca, flores blancas, ligeros ahumados, suaves balsámicos, alguna nota oxidativa agradable. A medida que va cogiendo temperatura expresa más.

En boca tiene cuerpo, cierta estructura, no le falta frescura y acidez aunque también aparece alguna nota más dulce, la fruta blanca que aparecía en nariz. Al ganar temperatura se nota más el grado alcohólico pero no molesta.

Se trata de un vino con una RCP excepcional. Como bien dice Raúl en el comentario anterior, será importante probar una añada más fresca porque promete mucho. En cualquier caso me ha gustado.

Interesante vino sin duda de una joven bodega a tener en cuenta. Plurivarietal, de un viñedo de altura trabajado en ecológico y donde, como sólía pasar en la viña vieja, todas las variedades se mezclaban. Con la consiguiente dificultad que conlleva ahora de recoger cada variedad en su punto. Algo casi inviable.

Esta añada, bastante cálida, da un vino de bastante grado que pide ser bebido a una temperatura un poco más alta de la que pensariamos para otros blancos. Tiene la suficiente complejidad para darle ese capricho al vino y ver todo lo que tiene que ofrecer. Pero tampoco nos pasemos mucho con la Tª porque 14,5% son 14,5%.

Vino de intensidad media recién abierto, con tiempo en copa va expresando lo que cada variedad tiene que decirnos. Nariz dulzona, fruta balnca madura, manzana, pera, piña verde, membrillo, orejones, flores blancas, jazmin, manzanilla, balsámico...

En boca textura untuosa, relativamente robusto, bien estructurado, recuerdos de fruta blanca madura, pastelería, nuevamente esos membrillos... Muy rico. Si se notara en boca un poco más la acidez que realmente tien (7,3gr/l) sería una obra de arte.
A tener en cuenta para posteriores añadas más frescas, por ejemplo, la complciada 2013.

Con un precio ajustadísimo, una grande grande grande RCP

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar