Jaume de Codorníu. Todo un grande.

Bonita botella y muy bien presentada en una magnífica caja.

Fase visual: amarillo pálido, burbuja fina. Algún rosario. Las burbujas persisten en superficie y forma corona.

Fase olfativa: intensidad media. Leve presencia de fruta blanca. Algo más de melocotón (en almíbar). Notas de crianza; sutil levadura y algo de panadería. Aromas bastante complejos; perfecto equilibrio entre la fruta original y los aromas de crianza. Muy agradable.

Fase gustativa: en boca destaca la finísima burbuja, realmente bien integrada. Cremoso. Entrada ligera y muy agradable. Buena acidez. Persistencia media-larga. Leve amargor, que para nada molesta. Lo que se percibe en nariz se corresponde con la fase gustativa; quizás todavía mejor, si cabe, en boca. No defrauda.

Desde luego, cada trago invita a repetir. Un cava realmente bueno.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar