Restaurante La Cigrona en Valencia
  

Restaurante La Cigrona

21
Datos de La Cigrona
Precio Medio:
29 €
Valoración Media:
7.8 10
Servicio del vino:
7.2 10
Comida:
8.3 10
Entorno:
7.7 10
Calidad-precio:
8.1 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Ciutat Vella
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado, Valenciana, Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 19,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos noche y lunes

Teléfono


21 Opiniones de La Cigrona

Local muy agradable, trato correcto y la comida muy bien, realmente bien. El problema: anuncian en su página web un menú diario de martes a viernes pero al solicitarlo indican que "estos días no se ofrece", lo cual es una irregularidad flagrante de la normativa de consumo, dado que si se anuncia algo se está obligado a ofrecerlo. En la web sí se informa que dicho menú no se ofrece durante el mes de agosto, pero no se indica nada respecto al resto del año. Una pareja en otra mesa al ser informada se marchó. Tanto ellos como nosotros debimos presentar una reclamación. Lamento el comentario porque la cocina fantástica, pero este tipo de actuaciones desmerecen la experiencia.

Gratas experiencias anteriores me llevaron a seleccionar nuevamente los servicios culinarios de este restaurante para resolver una papeleta, digamos, que complicada...
Tenía que atender esta semana pasada a cuatro amigos pilotos de dos compañías aéreas, una británica y otra alemana (por no hacer publicidad), que venían ya de unos días de vacaciones en Alicante y las terminaban aquí en Valencia, desde donde tomaban diversos vuelos.
Dispuesto a regalarles (también a mi, claro) con los primores de nuestra cocina valenciana, llamé la víspera al restaurante y su responsable me dio el mejor de los consejos ya al hacer la reserva: prescindir de la consabida paella o de arroces marineros (tan ricos, pero muy seguidos ya en Alicante), y proponerles a nuestros exigentes huéspedes algo diferente.
En concreto, se me orientó al realizar la propia reserva seleccionar como plato central del menú "La Cigrona" un MAGNIFICO arroz meloso de pato... Y la opción sólo puedo calificarla de diana absoluta.
Nuestros comensales anglo/alemanes se chuparon los dedos con ese arroz regio, que además fue servido primero en plato y, luego en golpe de efecto, se nos dispuso en el centro de la mesa un "timbal" o caldero repleto de más contenido, que nuestros amigos foráneos atacaron sin cuartel, como así mismo yo hice.

En el referido menú antecedían unos entrantes bien surtidos, entre los que quiero destacar unas muy caseras albóndigas de bacalao (alabadas sean in aeternum nuestras tan patrias "mandonguilles de abaecho"), unas muy finas croquetas de pollo (con un leve matiz dulce que encontré muy original) y, desde luego, un regio entrante de esgarraet.
Este último entrante, además tenía una presentación a la vista muy elaborada, además de ser en cantidad generoso. Su disposición y gusto certifica para mi la marca propia de este local, la restauración de nuestra cocina tradicional con un toque más refinado de autor y una selección exigente de la materia prima.
Nuestros exigentes huéspedes --y yo mismo-- pudimos rematar nuestra placentera experiencia con un surtido de postres, cortados en cuadros muy cómodos en una bandeja oblonga en centro de mesa, del que destacaríamos unos tacos de pudding muy, muy bueno, ¿o era un singular tocino de cielo?, flan de café y tarta de chocolate, entre otros.

Como en el capítulo de vinos mi ignorancia es total, y nuestros huéspedes nórdicos son de otra cultura (cerveza y bebidas espirituosas), me dejé aconsejar y el experimentado Ximo nos distribuyó en copa un vino blanco que acompañó bien nuestras delicias culinarias valentinas.

Por último, debo agradecer que se sirviesen entrates y principal a cronómetro muy ajustado, pues nuestros huéspeder debían estar indefectiblemente en Manises a las 16.30 horas y el arroz se sirvió muy bien encadenado con los antecedentes entrantes.

"Last but not least", considero la relación calidad/precio inmejorable, para 5 personas el total del menú La Cigrona de 25 euros ascendió, con los extras, las aludidas copas de vino blanco, más cafés y agua, a 150 euros exactos, en muy pequeña, por tanto, desviación.

Agradezco al personal de La Cigrona que me pudiese marcar un gran tanto con nuestros huéspedes, que además de muy complacidos, pudieron llegar, pese a su tiempo tan tasado, a Manises con margen holgado de tiempo y llevándose a los aires un grato recuerdo, también culinario, de nuestra ciudad, ¡¡gracias"

Comida dominical tras la intensísima Experiencia Verema Valencia. Los tres comensales optamos por el menú La Cigrona (25 €) consistente en tres entrantes, arroz y degustación de postres. Comenzamos con sardina ahumada, pannacotta de queso de cabra, membrillo y pesto verde (delicada y sabrosa pieza, original la textura del queso). Seguimos con hojaldre picante de carne e higos con salsa agridulce al aroma de cítricos (rica empanadilla con su punto justo de picor). Y terminamos los entrantes con calamarcitos plancha con mayonesa negra y salsa mery (extraordinaria calidad la del molusco). A continuación dimos cuenta de un fantástico arroz meloso de pato, setas y trufa (generoso de ingredientes, sabroso, con el arroz en su punto). La degustación de postres consistió en una bandeja para compartir con una porción de pudding de horchata y fartons, otra de tarta de chocolate, un trozo de flan de café y otro de tarta de zanahoria, pasas y nueces. Todos ellos ricos y apetecibles a pesar de haber casi liquidado por completo el estupendo arroz. Del riego se encargó de maravilla un Chozas Carrascal Brut Nature Reserva 2013 (19.5 €, precio más que correcto). Buen servicio. En conclusión, segunda visita a este local y segundo arroz de campeonato que nos alegra el tubo digestivo (en la primera ocasión se trató de un arroz meloso de carabineros).

Cena para 11 en este bonito local de la calle Serranos, menú previamente concertado y que consistía en:

Entrantes a centro de mesa
Surtido de ibéricos con almendras fritas, muy bueno ibéricos, calidad.
Bravas “la Cigrona”
Figatell de buey y foie con hojas verdes y confitura de cebolla,
(Premio a la mejor tapa – I Certamen “Ir de tapas por Valencia”), muy rica la carne y bien conjuntado, me gustó mucho.
Calamarcitos plancha con mayonesa negra y salsa mery, cuando el producto es bueno y de calidad sobran las palabras, sabor.

Plato fuerte a elegir entre
Brocheta de rape guarnecida con pisto de verduras de temporada
o
Secreto ibérico al grill trinchado sobre patatas y padrón

Servicio de pan artesano

Postre
Pudding de horchata y “fartons” con helado cremoso de chufa, original y sabor a horchata y fartons 100 %

Bodega
Vino Tinto Pago de Valdoneje (Mencia) D.O. Bierzo
Aguas, refrescos, cervezas, café/infusiones

Cabe destacar la calidad del producto que se trabajo,cocina sin alardes pero sabiendo lo que se hace.

Servicio muy amable y atento en todo momento.

Reservamos en La Cigrona la vispera de el 1 de Mayo, para hacer una celebracion y de paso probar este sitio nuevo para nosotros.

El local esta mas que bien detallado ya, asi que solo añadire que se esta agusto para disfrutar sin mirar el reloj.En esa noche rara para la restauracion, nos encontrabamos solos en la sala al entrar, pero al rato se ocuparon varias mesas mas, el local entra por el ojo, asi como su parta expuesta en la entrada.

El servicio en sala es muy bueno, Ximo sabe tratar a cada comensal independientemente de sus gustos.Tuvo el detalle de dejarme llevar un espumoso para nuestra celebracion, reposandolo en una cubitera y serviendolo siempre que era necesario.

La carta de comida es bastante completa, para todos los gustos, declinandose por una cocina mediterranea, la carta de vinos no la vi, pero me costa que tienen buenas inquietudes.Tambien disponen de una seleccion de cervezas de autor, asi como un barril de cerveza artesana Turia, que fue la que pedi yo para ir haciendo boca, mi mujer pidio un Vermut de Teulado que resulto muy bueno tambien.

En cuando a lo que pedimos fue lo que sigue;

-2 Anchoas "00" del cantabrico.(De buen calibre y calidad.)

-Calamarcito plancha con mayonesa negra y salsa mery.(Este plato tenia claro que iba a pedirlo despues de leer el comentario de Ana, coincido con ella de que si el calamar es bueno, queda un plato de aquellos de mojar pan.)

-Bacalao confitado a baja temperatura con salsa de piquillos y confitura de pimiento verde frito.( Un lomo de bacalao considerable y en su punto perfecto de cocion )

-Entrecot de buey a la brasa con parmentier de patata trufada.( Esta carne tuve que acabarmela yo, mi señora no podia mas, y me la acabe...)

Para el postre ya no teniamos ganas ni de ver la carta, pero nos recomendaron un helado con gelatina de Gin Tonic que acepatamos, aunque fue el unico plato que no nos llamo demasiado la atencion.

A parte de lo descrito pedimos pan, agua y cafes.Destacables estos ultimos tambien, aunque esto que lo diga yo igual no tiene mucho valor, ya que no soy cafetero.

Al finalizar la noche estuvimos hablando un buen rato con Ximo de todo un poco, y de como le esta llendo el cambio de local ( eran propietarios de el antiguo L'anco ).

En coclusion, un lugar donde se esta agusto, se come muy bien y sin temor por el montante de la factura.

Por recomendación de nuestros amigos de la Peña Los Restauranteros, Ada y Fer, acudimos el domingo tras la Experiencia Verema en Valencia a comer un buen arrocito y… no fueron uno sino dos buenos arroces los que degustamos.

Los 4 de Vinowine compartimos mesa con el veremero Jorge (El Mesías)

¿La Garbanza?
Sí, sí… en español garbanzo, en valenciano cigró. ¿Entonces La Cigrona? Pues no es sino el apodo de la abuela del propietario y cocinero, aquella de quien recibió su herencia culinaria: la cocina tradicional valenciana.

Cervecita+mascletá+paseíto+arroz = P E R F E C C I Ó N
Este establecimiento está situado en el céntrico barrio del Carmen de Valencia, muy cerca de las Torres de Serranos. Su ubicación fue decisiva en la elección del domingo de la Crida, acto Fallero precedido de la primera Mascletá en la plaza del Ayuntamiento.

Alargado pero cómodo
La decoración es actual, aunque conserva restos de la casa antigua en que se emplaza, como un par de arcos de piedra. Se accede por la barra alargada para alcanzar la sala, también rectangular, más larga que ancha. No podemos hablar de un lugar espacioso pero el número y disposición de las mesas respecta el “espacio vital” del comensal.

Las mesas bien vestidas con mantel de tela, cubertería, vajilla y cristalería correctas.

Servicio profesional
Llorens regenta este restaurante tradicional, ayudado de Chimo, un profesional de los “de toda la vida” que vive los colores de la casa como propios. En nuestra visita no conocimos al propietario pero nos sentimos muy bien atendidos.

Cocina típicamente valenciana
En su carta encuentras entrantes fríos y calientes, ensaladas, arroces, verduras, carne y pescado. Nos dijeron que les traen el buey de Betanzos, el cordero de La Mancha y el pescado de la lonja. Su cocina es típicamente mediterránea y valenciana, basada en el producto fresco y de temporada.

Carta de vinos poco convencional
Zarraguilla de Segovia en La Cigrona de ValenciaCarta de vinos no muy extensa, con unas 60/70 referencias, según José poco convencional. Algunas no muy conocidas pero con varias interesantes. Como aperitivo tomamos un rico vermú artesano de grifo procedente del Vall de Xaló.

Empezamos con un apetecible blanco godello de Tares y por la sugerencia de Chimo bebimos un par de botellas de Zarraguilla, un tinto joven de Segovia que nos gustó. En cuanto al servicio del vino, se limita a la prueba y luego ya te vas sirviendo tú mismo, eso sí, sacaron la oportuna cubitera para mantener el blanco fresco.

Un par de entrantes y el arroz
Éramos un grupo de 7 personas, de las que cinco optamos por el arroz como principal. En primer lugar llegaron los entrantes. Confieren protagonismo al aceite puro de oliva. Nuestra querida ovo-lácteo-vegetariana no tuvo problema en encontrar acomodo de entre los platos de la carta.

Como aperitivo de cortesía sacaron en vasito individual una crema de queso con salmón y pepinillo. Un par de cucharaditas para abrir boca, de una combinación manida pero siempre agradable

“Esgarrat” con anchoas 00 y huevo. Aquí no hay más secreto que un buen pimiento asado, las anchoas de este calibre y un sabroso aceite de oliva: un clásico muy rico.

Calamarcito plancha con mayonesa negra y salsa mery. Por más común, por más que esté visto por más que lo haya comido… me rindo ante unos buenos calamares, hechos en su punto, con una salsa mery muy sabrosa.

Verduras de temporada salteadas con huevo escalfado y “mojete de tomate”. Este fue el plato principal elegido por Cath. Sé que le gustó porque me dijo encontrar las verduras fritas pero no en exceso y también porque se lo acabó mojando pan…

Paella de solomillo de buey, setas y foie. Yo fui una de las que pidió arroz y opté por este seco. Me llamó la atención lo del buey en la paella y acerté, aunque al probar el arroz meloso…

Arroz meloso de pato, setas y trufa. Para mí el mejor de los dos arroces, en su justo momento de cocción del arroz, sentido de sabor por la carne del ánade, potente. Muy muy bueno.

Tarta de queso mascarpone con frutos rojos. Tarta casera por la que opté densa, simplemente correcta.

Helado de arroz con leche y “arrop y tallaetes”. Original referencia a la tradición valenciana en este postre, por aquello del “arrop y tallaetes” convertido en el sirope que regaba el enooorme helado que hasta a Jose costó terminar.

En suma, una buena opción para una comida en plena Ciutat Vella, tradición, producto y servicio profesional de “los de toda la vida”.
Si te apetece ver la fotos, puedes pinchar en este enlace que te lleva a nuestro blog Vinowine
http://www.vinowine.es/restaurantes/tradicion-valenciana-en-restaurante-la-cigrona.html

sala con buena distribución y correcta separación de mesas
Servicio profesional y amable
Materia prima correcta pero demasiado sal en la cocción. Carta variada de platos regionales.
Carta de vinos blancos bien pensada pero falta de creatividad
Al final un poco decepcionado después de haber leído los otros comentarios . esperábamos mas

Deseando ir a cenar o comer a la vuelta de vacaciones, he eatado en muchas celebraciones, y siempre que tengo ocasión de salir a tomar algo, voy a la Cigrona.

Cena de cumpleaños en el Carmen, con tanta gente, casi siempre cenas poco y ademas estacazo ( tambien se bebe mas de lo habitual). Pero en la cigrona la noche fue un éxito, el cumpleañero concertó el menú "picaetes" que nos dejó muy satisfechos. A destacar el vasito de melón y jamón ibérico con quedo de cabra, el figatell de buey y los calamarcitos plancha. Para beber el Nuviana, que se hubiera agradecido un poco más fresco. Postres, aguas, etc. y cafés por 24€.

Guarda este Restaurante en tu Iphone:
https://itunes.apple.com/us/app/cardapp-free-restaurant/id608054587?mt=8&ign-mpt=uo%3D2#

Reserva para cuatro comensales (dos adultos y dos niñas) realizada a través de Verema, con el menú especial Verema 1 (32 euros por comensal, I.V.A. incluido) para los adultos. Un problema informático del que se lamentaba amargamente la persona que nos atendió (nos decía que ya le había sucedido en otras ocasiones) hizo que en el restaurante entendieran que los cuatro comensales tomarían el menú 1 (39 euros). Como ya lo tenían preparado y las niñas comen bastante bien, aceptamos el cambio de menú y de comensales del mismo. Respecto al precio, se nos dijo que sería el del menú original, y no solo fue así, sino que además solo nos cobraron tres menús. Todo un detalle.

En cuanto al menú en sí consistió en tres entrantes:

Surtido de ibéricos con almendra frita. Muy buena calidad, en general.
Saquitos de salmón ahumado con queso y nueces.
Escalivada templada con queso de cabra. Riquísima.

Y un exquisito y en su punto arroz meloso de carabineros como plato principal. De postre, torrija caramelizada de horchata con su mismo helado y falsas natillas de horchata. Estupendo. El vino fue un buen Nuviana blanco 2012 (100% chardonnay) que se amoldó bastante bien a la mayoría de los platos.

Cristalería, cubertería, mantelería y vajilla de buena calidad. El servicio, excelente.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar