Restaurante El Palacio de Tanos en Tanos-Torrelavega.

Restaurante El Palacio de Tanos

Datos de El Palacio de Tanos
Precio Medio:
42 €
Valoración Media:
7.6 10
Servicio del vino:
8.4 10
Comida:
7.4 10
Entorno:
7.1 10
Calidad-precio:
7.6 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Cantabria
Localidad: Tanos-Torrelavega.
Dirección: Fernández Vallejo,192
Código postal: 39300
Tipo de cocina: De mercado, Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 13,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Lunes.

Teléfono


11 Opiniones de El Palacio de Tanos

Nueva visita a este local, donde acomodados en un espacio agradable, un pequeño grupo hemos comido y disfrutado:

Terrina de hígado del pato, jalea de naranja y piñones
Enrique Mendoza, moscatel de la Marina, cosecha 2013, denominación origen Alicante.

Cuscús de morcilla, frutos secos, piquillo y croquetas líquidas de bacalao.
Care, tempranillo-tabernet sauvigñon , rosado cosecha 2013, DO Cariñena

Lubina y cigala braseada, patata pimentón y caldo de cigala.
Miriade de Vallegarcia viognier barrica, blanco cosecha 2012, Grandes Pagos.

Rabo de toro envuelto en hojaldre de manzana y su jugo.
Duoro y Duero, touriga nacional, linta roriz y touriga franca, tinto cosecha 2007 DO Douro.

Dulce de leche, mouse de mascarpone y helado de galleta.
Bohigas reserva, xarel-lo macabeo y perellada , brut nature, cava.

Me ha gustado sobre manera el rabo y el postre.

Buen servicio, y los platos a buen nivel.
Una vez más, he de decir que es un local que no me ha fallado nunca.

Restaurante en el que he comido en 3 o 4 ocasiones y unas veces por alguna razón y otras sin ella, no he colgado aún un comentario sobre el mismo.

En esta ocasión se trataba de una comida de un pequeño grupo, con un menú concertado y unos vinos con la idea de armonizar, sin subir el precio.

Acomodados en la primera planta, con buen espacio y una buena insonorizacion, a pesar de que al final se encontrase el restaurante lleno.

Se comió:
Terrina elaborada en casa, de higado de pato con jalea de naranja y piñones

Rabas de pulpo con ensalada patata y vinagreta de chorizo

Arroz cremoso con boletus edulis

Solomilo con queso,anchoa y hojaldre

Tarta de pera y manzana con leche merengada

Todos los platos con un nivel de notable, pudiendo destacar el nivel de la terrina, lo curisoso que resulto el aroma a chorizo en las rabas de pulpo y el nivel de la carne del solomillo, en una más que generosa ración.

Los platos muy presentados y algunas combinaciones cuanto menos curiosas.

De beber se tomó.

Freixenet Vintage brut reserva 2011

Mantel blanco verdejo 2012

Onomástica blanco reserva 2008( este por aportacion de los comensales y por tanto sin entrar en el precio)

Viñas del Vero rosado tempranillo y cabernet saugviñon 2012

Casa Castillo monastrell 2012

Muy buen servicio del vino, con buena temeparatura, copas y diligencia.

Creo que estando todo a una buena altura el servicio de la sala estuvo por encima de todo el resto.

El precio al final con lo comentado, más agua y cafés fue a 38 euros por comensal.

Comentario:

Local que es agradable, con un buen espacio y distintas posiblidades de acomodarte, exterior, zona baja en plan más informal, primera planta más seria con un buen esapcio e incluso una zona abalconada.

Las veces que he comido la cocina esta bien, con ilusion , buena presentacion y a veces combinaciones un tanto especiales y arriesgadas.

El servicio de sala esta a un muy buen nivel, con profesionalidad y ganas de agradar.

El precio en esta caso es muy bueno, aunque que reconozco que los vinos no son de “alto copete”, pero el hecho de rebuscarlos y servirlos con ese mimo, merece un buen reconocimiento.

Nueva visita a este restaurante al que solemos acudir un par de veces al año, ya que es una de las pocas opciones de cocina creativa en Torrelavega.
Como siempre, nos decantamos por el menú degustación, en este caso estaban cambiando el de invierno por el de primavera, normal, con este tiempo no se sabe muy bien en que época del año nos encontramos.
El precio del mismo son 37€:
- Empezamos con un trío de aperitivos, una especie de pan de molde relleno de una crema de anchoa y almendra picada por encima, una bolita de queso rebozada en polvo de kikos y una croqueta de jamón sobre una crema de piquillos, correctos sin mas.
- Terrina de foie con gelée de naranja, pistachos y piñones, muy buena, se nota que es casera y la conjunción con el resto de componentes es perfecta, se acompaña de una tostas calientes para untar.
- Guiso de perretxicos con huevo mollet y virutas de jamón, un plato sublime, el huevo muy bien ejecutado, casi crudo por dentro para poder mezclar la yema con los pequeños hongos, puro sabor a monte.
- Tatín de hígado de pato, masa de hojaldre muy almibarada donde reposan dos medallones de foie a la plancha y se remata con una yema de huevo cruda y una potente salsa, un plato contundente, lleno de sabor, pero repitiéndose productos de platos anteriores como el foie o el huevo.
- Cola de rape en crujiente de almendras, se presenta el rape dentro de una masa brick, con unas almendras tostadas y trituradas por encima y una fina salsa verde para conjuntar el plato, sin estar mal, la verdad es que no me dijo gran cosa.
- Paletilla de cohinillo confitada con manzana asada, otro buen plato, el cochinillo muy jugoso, perfectamente deshuesado y con la piel bien crujiente, dándole un contrapunto dulce con la manzana asada.
- Helado de moka y tocinillo de cielo, el helado cremoso y refrescante, el tocinillo pues ya sabemos lo que hay, dulzura a mas no poder.
- Versión de un sobao pasiego, el papel que lo suele recubrir en este caso es pasta brick, el sobao en si es un trozo de quesada y todo ello coronado con una bola de helado de vainilla, visualmente si que parece un sobao, pero se me hizo un postre demasiado pesado para la panzada que ya llevábamos encima.

En cuanto al vino, siguen teniendo una cuidada carta, con referencias de lo mas interesantes y precios de lo mas ajustados, optando en este caso por un Do Ferreiro Cepas Vellas 2010 a 23€, servido perfecto de tª en buenas copas Spiegelau y atentos siempre a rellenar las copas.
Con los postres tomamos unas copichuelas de vino dulce Don PX de Toro Albalá mas otra para mi de Alvarez Nölting, todas ellas invitación de la casa.
Mi mujer terminó con un GT de Siderit, una ginebra que se elabora a 1km escaso de nuestra casa.
Pues como siempre una estupenda velada.
Seguro que habrá mas visitas.

  • Paletilla de cochinillo confitado

  • Tatín de hígado de pato

  • Guiso de perretxicos con huevo mollet

Comida de trabajo/ocio por lo que solo nos limitamos a comer el menu de dia y dar para el pelo dos botellas de Verdejo.

Un menu muy sencillo pero muy agradable, los tres comensales comimos lo mismo y coindicimos en lo mismo:

- De primero esparragos gratinados rellenos. Muy sabrosos, bien hechos y eso que no soy muy de esparrago, pero cada vez me van entrando mejor.

- Muslos de pollo con salsa. Ricos ricos, agradable sorpresa la verdad.

De postre nos ofrecieron el hojaldre que realiza el cocinero. No soy muy hojaldrero pero al enfasis del tercer comensal lo probe y estaba realmente bueno.

Unos cafes y una larguisima charla concluyeron la tarde. Quien pagó, pagó 49€ lo que me parece mas que correcto.

Nueva visita a este restaurante para probar el menú de primavera y queramos o no, tras unas cuantas comidas y cenas a lo largo de los años, se va creando un vinculo de confianza que se ve reflejado en el trato y los detalles.
Menú degustación Primavera, 37€+IVA:
-Aperitivo, en este caso se repitió el mismo que en el menú anterior, picatostes y cortezas con allioli de de aguacate, piña y chocolate y el cubalibre de foie.
-Tres tapas, presentadas a la par: Cecina rellena de queso, tartar de tomate y cebolla. Pan cristal, ventresca de atún, anchoa y pimiento. Croqueta liquida de erizo de mar.
-Verduras hervidas, braseadas y fritas con crema de espárragos en aceite de ajo.
-Musaka de perdiz escabechada con salsa de curry.
-Calamar con pil-pil negro y pulpo con crema gallega.
-Carrilleras ibéricas crujientes en su jugo y bombón de melón y foie.
-Hojaldrado de manzana caliente, cremoso de yogur y helado de dulce de leche.
-Esfera de chocolate negro y blanco.
Todos los platos rozando un nivel mas que aceptable y algunos como la croqueta liquida y las carrilleras a un nivel superior.
En el apartado de vinos es donde llegaron los detalles que antes comentaba. Tras charlar animadamente con el dueño y comentarnos que el 90% de los vinos que vendía eran o bien Riojas o bien Riberas y casi siempre tintos, nos invitó a unas copas de Care Chardonnay 2011 para que lo probáramos con los aperitivos, luego seguimos con una botella de Les Terrasses 04 a 30€, servido perfecto de tª, en buenas copas Schott y rellenando las copas a un ritmo adecuado.
Con los postres, nos montó una pequeña degustación de vinos dulces, pagando solo dos copas, los vinos fueron: Ochoa Moscatel Blanco, Darymus, vino dulce de Syrah y Alvarez NÖlting vino dulce de monastrell.
Terminamos con unos GTs de Imagin y London Nº1 con una nueva tónica o por lo menos desconocida para nosotros, llamada Indi.
Volveremos en breves a probar el menú de verano, esta vez en la bonita terraza ajardinada de que disponen.

Visitamos de nuevo este restaurante con la intención de probar el menú degustación: Otoño-Invierno. PVP 37€+IVA.
En cuanto al entorno poco mas vamos a añadir con respecto a visitas anteriores, si decir en este caso que el servicio estuvo a un gran nivel, trato amable y cercano, explicando con todo lujo de detalles cada plato.
Comenzamos con unos aperitivos compuestos de picatostes y cortezas, acompañados de tres salsas allioli, de aguacate, de piña y de chocolate.
El otro aperitivo se trataba de un cubalibre con espuma de foie. Curioso.
Del menú, los tres primeros platos se presentaban conjuntamente:
-Carpaccio de boletus, foie y vinagreta de citricos. Se sirvió demasiado frio.
-Crema de queso especiada con trufa y polvo de nueces. Indiferencia.
-Langostino en salsa salpicón. Rico.
-Raviolis de cigala y piña con su caldo y esencia. Bien.
-Higado de pato, pastel de setas, castaña y pera. Muy rico.
-Bacalao confitado sobre pisto a la vizcaina, pil pil y algas nori. Rico.
-Albondigas de pato con caracoles en su salsa. Ricas y los caracoles de gran tamaño.
-Higos rellenos de mousse de turrón, cerma de mascarpone y galleta canela. ¡Que rico!
-Torreja navideña, una nueva versión. Al cortarla, literalmente explotaba, vertiendo su interior liquido y encima estaba buena.
Cuando salimos a cenar no solemos tomar café, aun así nos invitaron a unos petit fours, se agradecen estos detalles.
En el apartado de vinos todo sigue igual de bien, buena cristaleria Spiegelau, buen servicio, atentos a rellenar las copas y buena carta de vinos a buenos precios, en esta ocasión optamos por un Do Ferreiro Cepas Vellas 09 a 23€ y con los postres unas copitas de PX Piedra Luenga Ecologico y Moscatel Ochoa a 2,40€ cada una.
En definitiva, un buen restaurante, con cocina creativa al que quizás le falta un plus, para poder optar a cotas mas altas, pero del que siempre salimos contentos.

  • Petit fours.

  • Carpaccio de boletus y foie, crema de queso y nueces y langostino en salsa salpicón.

Es uno de mis restaurantes favoritos, me encanta el trato que te dan al servirte y ofrecerte los platos, la cocina, incluso la decoración y el menaje. Me parece que está todo muy acorde con la calidad de lo que comes. De las entradas recomendaría el arroz negro, los quesucos de Cantabria o el crujiente de queso con pisto de boletus. De las carnes está espectacular el crujiente de lechazo y está muy bueno el magret de pato. En cuanto a pescados el bacalao con sus callos es un plato original y riquísimo aunque cualquiera de los ofrecidos está muy bueno.
Pero yo creo que lo que más me gusta probar es el menú degustación, que cambian con cada estación. Siempre son platos muy originales y muy bien trabajados. Llevo años yendo a probarlos. Por comentar algún plato del menú degustación de este verano tenía una ensalada con bonito escabechado como no he probado ningún otro. Otro de los platos eran unas empanadillas de berenjena rellenas de perdiz en escabeche riquísimas.
Ninguno de los postres tiene desperdicio y la bodega que te ofrecen tiene de todo y para todos los gustos y bolsillos.

He estado muchas veces en este restaurante desde sus comienzos, que recuerdo fueron maravillosos SIEMPRE comias o cenabas muy bien, en sus comienzos ya hace varios años tenian otro cocinero, ahora yo creo que para su desgracia la cocina la lleva uno de los dueños y para mi gusto mucho peor. Cuando cambiaron de cocinero durante bastante tiempo ni tan mal, pero la ultima vez que estuve cene fatal. Eramos 6 personas y 3 pedimos pescado de 2º plato y muy mal la verdad, la calidad no era acorde al precio. De echo era diciembre y seriamos 3 o 4 mesas en todo el restaurante, que es poquisimo porque es bastante grande. YO de momento no volvere porque no me importa pagar algo caro de vez en cuando pero, quiero que la calidad sea acorde

Para mi sin duda es de los mejores restaurantes de Cantabria. Derrocha creatividad y buen gusto.
Consiguen hacer de un plato sencillo una autentica obra de arte.
La calidad-precio es impresionante. El encargado de sala es un autentico profesional, yo os recomiendo que os dejeis llevar por sus consejos.

Restaurante descrito perfectamente en el comentario anterior, asi que nos centraremos en la comida.
Nos decantamos por el menu degustacion de verano 36€+iva.
Aperitivos cortesia de la casa:
Pimiento rojo en tempura con mahonesa, pate de jamon con cereales y gazpacho con crujiente de jamon, todos bastante buenos.
Queso de las garmillas, anchoas, tomate picado y pera, sencillo pero rico y refrescante.
Esparrago blanco, canutillo de lomo con huevo poché de codorniz y sucedaneo de caviar, no me dijo nada.
Gambas frescas a la plancha con su coral y revueto de setas, bastante rico.
Dorada en salsa de queso y callos de bacalao, la dorada tenia espinas, pero los callos estaban de muerte.
Timbal crujiente de lechazo con patata rota, muy rico.
Tarta de lingote de cobre y tierra, tenia cierto sabor a menta que no me convenció.
Cantabria (sobao crujiente, quesada liquida y helado de queso picon Bejes-Tresviso), todo muy bueno.
En el apartado de vinos, tienen una amplia carta de vinos con precios bastante ajustados, elegimos para la ocasion Agustí Torelló Mata Gran Reserva 2004 22€, servido perfecto en cubitera y copas Spiegelau y con los postres unas copitas de Lustau San Emilio PX 2.40€.
Servio profesional aunque algo serio.
Una de las pocas opciones de cocina creativa en Torrelavega.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar