Restaurante Kazan

9
Datos de Kazan
Precio Medio:
52 €
Valoración Media:
8.0 10
Servicio del vino:
7.2 10
Comida:
9.3 10
Entorno:
7.7 10
Calidad-precio:
8.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Japonesa
Vino por copas:
Precio desde 37,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos y el lunes por la noche

Teléfono


9 Opiniones de Kazan

Japoneses en España con estrella Michelín no hay muchos, quizás porque la guía valora mucho la parte de emplatado, lujo del local, bodega, etc... que no suelen ser los puntos fuertes de este tipo de locales salvo honrosas excepciones. La verdad es que aquí tampoco son superlativos, pero cumplen. También pesa en todo ello que aquí hay pocas estrellas: Martin Berasategui, una cocina de base más clásica, el Rincón de Juan Carlos y ... dos japos: Kabuki y Kazan.

Funciona con una escueta carta de sugerencias del día y varios menús (95€-75€-55€) bloqueados. Buena carta de vinos amplia, variada, con presencia de cervezas, bastantes sakes y aceptables opciones de vinos por copas.

El local está céntrico, transmite esa mezcla de elegancia, silencio y paz. Partido en dos una sala cuadrada por decoración central con la cocina al fondo y delante una barra para emplatar las comandas y unas banquetas para ampliar plazas en caso necesario pues la sala se llenó. Buena separación de mesas de madera con matel correcaminos, sillas amplias y acolchadas muy cómodas, vajilla correcta. Buen servicio en sala rápido eficaz, buen punto de cercanía y amabilidad.

Me quedo con menú de 55€ (cuesta poco ponerle un nombre más elegante) que luego me encuentro con muchas variaciones sobre lo anunciado lo cual me parece poco respetuoso pues eliges por lo que te anuncian. Al final el menú estuvo formado por:

. aperitivo: tartar de salmón: perfecto con ligero punto de wasabi.  Sabroso y bien presentado.

. sopa de miso: bien caliente, bien de sabor, bastantes tropezones. Cumplió muy bien,

. servicio conjunto con sashimi de salmón, sashimi de atún y sashimi de jurel con su wasabi y jengibre al gusto. Una presentación agradable con una muy excelente materia prima.

. sashimi de abadejo preparado con una salsa ponzu. Amplia (4 piezas) ración bien adobado y con buena mezcla de especias.

. vieras con salsa miso y envuelta en papel de arroz: una pareja en perfecto de punto de fuego, bien de sabor y buena presentación sencilla.

. servicio conjunto de nigiri de anguila a la brasa, nigiri de viera con chipotle, maki de atún. Bien presentados en un mismo plato. Excelentes de sabor y perfecto el arroz.

. zamburiña a la parrilla: pieza de gran tamaño servida en su concha marcada a la plancha y puesta sobre una base de un excelente fumet de pescado. De lo mejor probado en japo.

. tempura de corvina salvaje: tempurizada en fécula de papa canaria con crujiente de arroz con mahonesa de mentaiko (huevas de abadejo). Espectacular presentación, punto de témpura perfecto y quizás a falta de que las pequeñas piezas de pescado fueran un poco más grandes para que el conjunto al comer destacara el papel del protagonista: la corvina. Muy, muy recomendable.

. prepostre: helado de manzana verde y yuzu (similar a apio): básico en la presentación y correcto en el sabor, cumpliendo y limpiando para el dulce.

. espuma de yogurt con helado de violeta y fruta de temporada: buen equilibrio de diferentes texturas, sabores y temperaturas. Bien.

Para beber un par de aguas Sousas con y sin gas, más una copa de vino blanco Tajinaste afrutado y mineral que acompañó muy bien.

Ni café ni extras. Taxi y al hotel.

 

He probado ya unos cuantos restaurantes japoneses, aquí y en la península. Éste es de los mejores, pero tampoco excepcional.

Probamos un menú de degustación, que con 3 copas de vino, 2 cervezas sin y un postre, salimoa a 50€ por cabeza. El menú estaba muy bueno y variado, algo escaso quizás.

Pero en líneas generales, está bastante bien. Aunque prefiero otro japonés que tenemos en la ciudad.

Este quizás ha sido mi séptimo japonés. Jamás los he disfrutado, éste ha sido diferente. Este ha sido extraordinario.

El interior del restaurante, su magnífica vajilla y diseño, ya han sido descritos en otros comentarios, por lo que me centraré en lo que fue nuestra experiencia gastronómica.

De entrante, regalo de la casa, nos pusieron unos taquitos de atún, albardados y sobre una salsa, que condimentaba sin perder el punto crujiente. Buenísimo.

Después nos pusieron un plato fuera de carta consistente en un carpaccio de vieras finamente cortadas y magníficamente aderezadas que estuvo sensacional.

Después un tartar de carne de buey, junto a una salsa de yema de huevo. Muy bueno.

Después una especialidad de la casa, consistente en unos rollitos de arroz con salmón, aguacate, quizás berenjena (no lo recuerdo) y mayonesa gratinada. Riquísimo y sorprendente.

Finalmente otros rollitos, al parecer denominados KIOTO´s como la ciudad, de atún, caramelizados, sensacionales.

Bebimos un blanco Chardonay de Navarra de Gran Feudo, criado sobre sus lías que nos gustó.

De postre tarta de chocolate y tarta de té verde con helado de vainilla. Bebimos con el postre una especia de "cava" de saque japonés.

Recomiendo encarecidamente. Hasta los detractores de la comida japonesa se reconcilian con ella en este restaurante.

http://www.restaurantekazan.com/

restaurante japonés imprescindible en Santa Cruz de Tenerife. Sala preciosa con decoración minimalista y cuidada, se ha conseguido un ambiente sosegado y elegante. Montaje de mesa al uso en un restaurante japonés pero con el aliciente de que cuentan con una vajilla japonesa espectacular, cada plato sorprende, todos distintos, originales y artesanales, todo ello con copas excelentes –se agradece mucho-. Servicio impecable a cargo de Lolo y su equipo –Sandro-, que controla a la perfección la sala y que sabe hacerte sentir muy cómodo para degustar los magníficos platos que se sirven en esta casa. La cocina a cargo del Sr. Maeda, maestro japonés de gran experiencia y sabiduría que maneja los pescados y mariscos fresquísimos de maravilla. Los platos son de cocina tradicional donde no faltan, el sashimi del mejor atún, salmón, mero o cualquier pescado de la zona o magníficos niguiris desde los clásicos hasta el de mejillón picante, salmón con lima, huevo de codorniz con trufa……mmmmm. También tomamos el tartar de toro que es sublime. Punto aparte te dejan las gambas al ajillo –a su manera- sorprendentes y deliciosas. Las ostras en tempura están impresionantes. En el apartado postres nosotros no solemos tomar, preferimos otro plato salado más, pero me consta que tienen cosas tan sugerentes como el bizcocho de té verde con helado de vainilla. Carta de vinos completa –tienda x 1.5- con bastantes referencias de Sake. Punto y aparte merece el vino de la casa que está delicioso, a cargo de la bodega Suertes del Marqués un listan blanco de la Orotava fermentado en barrica que está impresionante con la cocina japonesa por la magnífica acidez de la que hace gala. Para los aficionados, tienen una colección de ginebras que quita el hipo, vale la pena pedirle a Lolo que les prepare una, lo hace con maestría y el resultado está buenísimo siempre. Enhorabuena a este restaurante por su buen hacer y que con el paso de los años se han convertido en un referente en Santa Cruz. Volveremos siempre.

Pues eso, un homenaje fue el que nos dimos el otro día en el Kazan. Fueron un total de seis platos. Nos dejamos guiar por el jefe de sala y fue estupendo. A destacar el pescado blanco con trufa, el maki roll (creo que se llamaba Kyoto), el lomo de buey (casi me caigo de la silla, en su punto) y el postre. A mejorar la tempura de verdura (se deshacía) y el sashimi de atún y salmón (corte un poco grueso para mi gusto). Bebimos cuatro copas de vino y un único postre.
El ambiente de la sala muy bueno y la atención a un buen nivel... el único inconveniente es que se nos acercó al término de la comida una señorita a oferecernos una marca de wodka... a mi juicio deberían ser más sutiles cuando en un restaurante intentan venderte algo extra.. quizá deberían hacerlo los mismos que te atienden... parece la típica 'vendida' de moto de cualquier pub con la fiesta del Ron tal o del Whisky cual...
Fueron 110 euros... un poco elevado para lo que se lleva por aquí pero salimos realmente satisfechos de la comida...

Cuando a un restaurante acuden 4 personas, comen exactamente lo mismo, todo les gusta pero cada uno tiene su propio plato favorito sin ponerse de acuerdo en cuál fue el mejor, no cabe duda de que estamos ante un buen establecimiento. Ocurrió en el Kazan.
Como local está muy céntrico. La calle no es la más bonita, pero la sala es muy agradable y bien acondicionada.
El servicio atento, amable y profesional. El sumiller es mejorable.
En lo que se come, nos dejamos llevar. Probamos en total 11 variedades de platos. Destacan por encima de los demás los Usuzukuris (uno de mero con trufa y otro de vieira). Riquísimo el tartar de atún picante, que no pica tanto. En makis, el de salmón con lima es una combinación acertadísima por su sabrosura.
Como postre destacó la torrija de saque. Aunque, francamente, llegamos llenos a esa altura.
Las copas bien servidas. Con un pero: falta el ron Diplomático de 12 años, una referencia por estas latitudes. Fue dignamente sustituido por un Zacapa 23, pero en Tenerife uno siempre espera el deleite del Diplomático.
En vino se sirvió un Enate Gerwueztrami a buena temperatura y copas. Hasta el vino fue un acierto en una gran comida.
Los 70 euros pagados por persona pueden parecer un precio excesivo para lo que abunda en la isla, pero está a la altura de lo que se come. No hay un pero.
Gracias Kazan.

Para mí, empieza a ser un referente cuando te viene gente de fuera y no quieres ir al típico papa-mojo-queso.
No defrauda nunca.
Hay que reconocer que el servicio ha mejorado mucho y que se les ve mucho más sueltos (rodaje) en sacar los platos.
Siempre pedimos el pescado blanco (medregal-sama roquera-etc...) con trufa y atención a los platos "de carne".
Sobre el precio, lo veo claro, por ejemplo con el buey a dos salsas, tiene que valer lo que vale, es un plato muy arriesgado que pocos cocineros se atreverían a poner si no tiene la calidad que tiene la carne.
Sobre los vinos, casi siempre nos vamos a los blancos (Lanzarote) por lo del sushi, pero tienen buena carta de tintos.

En general, un buen restaurante donde se ve un muy buen trabajo.

Situado en el centro de la ciudad, en comentario anterior ya he descrito la sala, ambiente muy agradable con la pega de que es de fumadores, la barra es de no fumadores –algo es algo-. Esta nueva visita la hemos dedicado a platos fríos sin cocción, el chef David Arauz ejerciendo de anfitrión tras la barra nos ha deleitado con: Caballa con wasabi rallado, Ventresca de medregal con trufa, sashimi de ventresca de medregal y toro, tartar de toro –impresionante-, sushi variado –vieira, medregal, atún, sama y tortilla japonesa-, sashimi de tocino ibérico ahumado con tortilla japonesa –sorpresa de sabores flambeda, espectacular mezcla de sabores-, nigiri con huevas de salmón y yema de codorniz –genial mezcla de texturas con la explosión de mar de las huevas y la untuosidad de la yema-, nigiri de toro –sin palabras para describir el sabor de la ventresca de atún rojo-. Magnífica calidad de producto que se nota sobre todo en este apartado de la cocina japonesa –lo crudo-. Personal como siempre muy amable y eficiente, dirigidos por Jacobo Melián. Todo ello regado con Suertes del Marqués, vio de la Orotava, un listán blanco en su primera añada que promete…..Este restaurante es ya para nosotros un referente en Santa Cruz, delicioso y con un poco de suerte sin fumadores. Está pendiente que empiece a funcionar la carta de vinos que por lo que he podido averiguar promete. Por supuesto esto aderezado con una magnífica RCP. Genial

Nuevo restaurante inaugurado hace menos de una semana en el centro de Santa Cruz de Tenerife. Sala diáfana, con decoración sencilla pero con todos lujo de detalles en madera, muy moderno, cómodo y elegante –tiene un reservado-. Muy buen montaje de mesas con una impresionante vajilla japonesa, todos las piezas de la misma son diferentes. Personal en sala muy profesional, al frente Jacobo un gran maitre y conocedor de la gastronomía japonesa. En cocina David Arauz fantástico cocinero que ha elaborado junto con su equipo un magnífico menú de cocina japonesa con toques creativos. Durante los primeros días tras la inauguración se ha creado un Menú Degustación Kazan acompañado con vino de la casa –Suertes del Marqués Blanco y Tinto del Valle de la Orotava que están deliciosos-. El despliegue de platos empieza por el aperitivo, salmón marinado con soja y cebollino, Sopa de setas con pescado cocido, Flores de ceviche de pescado blanco –sama roquera- marinado con naranja, algas y flores de cebolla, Ensalada de atún en tataki con escalivada, selección de sushi, berenjena asada en salsa de miso, Entrecot con verduritas, setas shitake y salsa de pimienta, brownie con ciruelas al sake y salsa de chocolate. Todo delicioso…mmmmmm, precio 36€xpax. Hemos visto la carta y este restaurante promete…no lo dudábamos con el equipo de profesionales que tiene al frente. Una pega sala de FUMADORES….

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar