Restaurante Canyar

8
Datos de Canyar
Precio Medio:
85 €
Valoración Media:
6.1 10
Servicio del vino:
5.5 10
Comida:
6.5 10
Entorno:
7.2 10
Calidad-precio:
4.8 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: L'Eixample
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Valenciana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 72,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: sabados mediodía,domingo todo agosto

Teléfono


8 Opiniones de Canyar

Comida de trabajo en este bonito restaurante . Disposición de mesas en función de las salas en las que está distribuida esta antigua vivienda del Ensanche . Con bastante afluencia , nos ubican en una sala al fondo . Nos ofrecen el ya comentado menú único , en nuestro caso : consomé de carabineros ( potente ) , puerros con salsita , gamba hervida de Denia ( sabrosa , de buen tamaño ) , cigalitas salteadas y carpaccio de vieiras . Como plato principal elegimos un acertado arroz a banda . De beber , Blanco Nieva . Buen coperio , no veo carta vinos ( entiendo que será completa a la vista de la espectacular bodega acristalada que poseen , buenas joyas a la vista , no os la perdáis ) .
De postre , bastante flojo : pannacotta y piña natural .
Servicio joven y profesional . Acabamos con 2 gintonics bien preparados de Martin Millers Y buena tertulia .
Seguro que volveré ( cuando pueda ... ) . RCP justificada .

El Canyar es una concepto diferente de restaurante... O te encanta, o no vuelves, y sólamente será bueno para los amantes de la exquisita y sabrosísima gamba roja.

Nada más entrar, ya ves que se trata de una casa antigua, habilitada a modo de restaurante, lleno de fotografías de gente conocida, pero que mantiene las diferentes habitaciones, que van haciendo de saloncitos o reservados. No es extraño encontrarse por allí con algún conocido de la sociedad Valenciana...

Para empezar, no te ofrecen carta, tienen un menú concreto que es lo que sirven a mesa completa, y, lo único que eliges, es, el 2º plato, que puede ser una riquísima merluza de pincho a la plancha que se deshace en la boca y acompañan con una guarnición a base de un pequeño salteado con ajitos de lo que aquí en Valencia se conoce como "bollidet valencià", que no es sino, patata y judía verde hervida con aceite de oliva. O como segunda alternativa, una riquísima paella de bogavante de medio dedo de grosor. Y como, es lógico, el vino.

Los platos al centro de la mesa, y espero no dejarme ninguno, pues hace algún tiempo que voy por allí, son:
-Unos puerros en una salsita muy ligera de almendras.
-Una bacalao desalado en lonchas, tipo carpaccio con un fondo de tomate rayado.
-Una badeja de gama roja hervida que está exquisita. Fresquísima, de gran tamaño y servidad con generosidad; Unas 4-5 uds. por persona.
-Un salteado de cigalitas con una aceitito de oliva y limón que están también muy ricas.

Vendría a continuación la merluza o el arroz comentados anteriormente, y, para finalizar, el postre. Que suele ser una panacotta (flan de nata cocina) con un relleno de chocolate. El postre, sin duda, lo más pobre del menú, ya que no está a la altura.

Todo ello, generalmente a un precio cerrado que ronda los 70-75eur. Si con la bebida no te vas a un vino de grandes vuelos, te lo incluye en el precio.

Ciértamente, valorando la calidad de la materia prima a servir, el restaurante no sale demasiado caro, ya que, sin duda, en cualquier otro restaurante donde el marisco lo cobrasen a peso, el importe total que pagas en el canyar por toda la cena, sería lo que pagarías solo por las gambas en muchos otros sitios.

Local con ambiente de casa antigua, llena de empresarios, y politicos, el menu, el que decide los dueños, puerros en vinagreta,vieiras en salsa, gambas cocidas , no se si de Denia? pero buenas en sabor, cigales bastante grandes y sabrosas, y arroz a banda,aceptable, sin sorprender, te dan a elegir si quieres arroz o pescado de segundo, postre de turron casero muy bueno. Vino el de la casa que en este caso fue un Rioja.Servicio muy eficiente, algo ruidoso el local, los negocios se cuecen en cada una de las mesas .Local para sorprender al tipico invitado de Madrid, no para el lugareño.

En una finca antigua encontramos este local de estilo clásico, bien acondicionado y conservado, que mantiene bastantes elementos originales. Destaca en él sobre todo el precioso mosaico hidráulico, pero también los altos techos, algunas lámparas singulares y la colección de fotografías de famosos que han visitado este local que abarrotan las paredes, así como las gruesas molduras, tanto medias como superiores.

Ambiente alegre, cálido, y selecta concurrencia, con muchas caras conocidas de la sociedad valenciana (políticos, empresarios y ejecutivos)

Cocina regional. No hay carta, o al menos no se usa con habitualidad. Llegamos y amablemente nos dijeron "si les parece les vamos a sacar tal, tal y tal, con tal vino". Consentimos (con lo cual no puedo explicar por qué podríamos haber optado si no nos hubiera parecido bien) y nos sacaron:

-Entrantes:
---Gamba Roja de Denia
---Bacalao ahumado con tomate natural
---Puerros en vinagreta
---Carpaccio de vieiras
---Langostino frito

-Principal: Arroz a banda

-Postre: una especie de flan de leche cocida y nata con cobertura de chocolate de naranja.

-Vino: una magnum de Viña Real crianza (para 4 comensales)

Todo bien servido, rápida y profesionalmente, y por supuesto, de primerísima calidad.

Un buen sitio para agasajar al invitado pero con el citado "sota, caballo y rey", no se si para otra cosa. Desde luego, las gambas y el arroz, insuperables.

P.D.: Al lujo no le afecta la crisis: día "de labor" y lleno hasta la bandera.

Encuentro este restaurante especialmente bullicioso, aunque para mayor intimidad cuenta con salones privados óptimos para comidas de trabajo. La oferta culinaria es bastante limitada, ya que las sugerencias son siempre las mismas con el paso de los años. Los hermanos Segui saben sacar el mayor provecho de ello ya que venden muy bien el producto. Hay que reconocer que las gambas de Denia muy buenas. Pero yo me pregunto, si realmente en todos los restaurantes donde nos ofrecen dicha gamba fuera de Denia, ¿sera ese el motivo por el cual ha bajado el nivel del mar en dicha población?, si nos creemos todo lo que nos dicen tal vez sea así ya que se deben extraer miles de kilos diarios; a pesar de ello muy ricas. En el apartado de arroces buenos de sabor por el fondo; pero debemos recordar que para hacer un buen fondo se utilizan productos muy económicos. La mala suerte que he tenido (salvo que sea costumbre) es que el arroz presentaba buen aspecto pero demasiado entero. Como iniciación las anchoas (caseras)y el jamón muy buenos. Los vinos sin tener una extensa gama, algunos con denominación de origen buenos. El servicio correcto. Especialmente caro.

Me habían hablado tanto de este restaurante que acepté la invitación de unos amigos y allí que fuí. La confianza del dueño con uno de mis amigos a pesar que hacía casi un año que no iba, fue la que hizo que sirviera lo que le salió de .... Fue lo primero que no me gustó. Lo que realmente me molestó y así se lo hice saber al camarero fue, que el arroz que nos sacó, nos dijo que era para otra mesa y por la amistad con mi amigo, lo dejó en la nuestra alegando que le había salido especial. Puedo recomendar mas de 50 restaurantes en Valencia que lo hacen muchísimo mejor. Incluso se molestó cuando le pedimos limón. El servicio del vino regular tirando a mal. Restaurante bullicioso, mal atendido, con exceso de confianza servicio-clientes, y caro, muy caro, rematadamente caro. La materia es buena, pero no justifica en absoluto el precio cobrado. Al pedir la nota mi amigo, le traen en un papel en blanco, el total (350,00 € para 3 personas), sin especificar lo que nos habíamos comido. Y para rematar, al pedirle una factura en regla sale con que nos tiene que cobrar el Iva. Fue todo tan surrealista que resulta hasta increible. Restaurante de amiguetes, toreros, gente del futbol, etc., viejo (al decir viejo es porque lo está y lo diferencio de restaurantes con decoración antigua). Este es viejo y antiguo. No volveré.

Es probable que las gambas sean de verdad de Denia (lo cual hoy en día es casi increible). Materias primas algo más que correctas. Aceptable decoración art decó con varios reservados. Ahora tienen una carta de vinos que empieza a ser correcta... pero...
Vaya precios !!! Servicio típico de los dueños que conocen el negocio. Saben que nadie de los asistentes pagan (lo hacen sus empresas) por lo que "te vende" lo que quiere. Es el clásico sitio de comidas de empresa donde no se falla. Abstenerse aquellos que no tienen a quien pasar la factura.

Para mi uno de los mejores restaurantes de valencia..no por su extensa carta sino todo lo contrario no existe carta alguna,solo pescado (merluza ) y marisco (gamba de denia) unico resturante de valencia que se preocupa en hacer 100km todos los dias para agradar a sus clientes.Se dedican hacer un excelente menu donde de final te dan a elegir entre la comentada merluza o el espectacular arroz a banda.
Muy buen servicio, Comedores privados ,y museo fotografico (personajes que han pasado a lo largo de los años).
Tienen una gran variedad de vinos pena que no tengan una carta en condiciones.
Es un restaurante para ir muy de vez en cuando dado que hay es sota, caballo y rey, de hecho aun asi esta lleno todos los dias sobre todo recomiendo reservar para las comidas

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar