Restaurante Canyar: Gamba de Denia y Arroz a banda.


En una finca antigua encontramos este local de estilo clásico, bien acondicionado y conservado, que mantiene bastantes elementos originales. Destaca en él sobre todo el precioso mosaico hidráulico, pero también los altos techos, algunas lámparas singulares y la colección de fotografías de famosos que han visitado este local que abarrotan las paredes, así como las gruesas molduras, tanto medias como superiores.

Ambiente alegre, cálido, y selecta concurrencia, con muchas caras conocidas de la sociedad valenciana (políticos, empresarios y ejecutivos)

Cocina regional. No hay carta, o al menos no se usa con habitualidad. Llegamos y amablemente nos dijeron "si les parece les vamos a sacar tal, tal y tal, con tal vino". Consentimos (con lo cual no puedo explicar por qué podríamos haber optado si no nos hubiera parecido bien) y nos sacaron:

-Entrantes:
---Gamba Roja de Denia
---Bacalao ahumado con tomate natural
---Puerros en vinagreta
---Carpaccio de vieiras
---Langostino frito

-Principal: Arroz a banda

-Postre: una especie de flan de leche cocida y nata con cobertura de chocolate de naranja.

-Vino: una magnum de Viña Real crianza (para 4 comensales)

Todo bien servido, rápida y profesionalmente, y por supuesto, de primerísima calidad.

Un buen sitio para agasajar al invitado pero con el citado "sota, caballo y rey", no se si para otra cosa. Desde luego, las gambas y el arroz, insuperables.

P.D.: Al lujo no le afecta la crisis: día "de labor" y lleno hasta la bandera.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar