Restaurante Canyar: Decepción


Me habían hablado tanto de este restaurante que acepté la invitación de unos amigos y allí que fuí. La confianza del dueño con uno de mis amigos a pesar que hacía casi un año que no iba, fue la que hizo que sirviera lo que le salió de .... Fue lo primero que no me gustó. Lo que realmente me molestó y así se lo hice saber al camarero fue, que el arroz que nos sacó, nos dijo que era para otra mesa y por la amistad con mi amigo, lo dejó en la nuestra alegando que le había salido especial. Puedo recomendar mas de 50 restaurantes en Valencia que lo hacen muchísimo mejor. Incluso se molestó cuando le pedimos limón. El servicio del vino regular tirando a mal. Restaurante bullicioso, mal atendido, con exceso de confianza servicio-clientes, y caro, muy caro, rematadamente caro. La materia es buena, pero no justifica en absoluto el precio cobrado. Al pedir la nota mi amigo, le traen en un papel en blanco, el total (350,00 € para 3 personas), sin especificar lo que nos habíamos comido. Y para rematar, al pedirle una factura en regla sale con que nos tiene que cobrar el Iva. Fue todo tan surrealista que resulta hasta increible. Restaurante de amiguetes, toreros, gente del futbol, etc., viejo (al decir viejo es porque lo está y lo diferencio de restaurantes con decoración antigua). Este es viejo y antiguo. No volveré.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar