Restaurante Cuenllas

17
Datos de Cuenllas
Precio Medio:
37 €
Valoración Media:
8.1 10
Servicio del vino:
8.6 10
Comida:
8.4 10
Entorno:
6.9 10
Calidad-precio:
7.2 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Moncloa - Aravaca
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 28,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


17 Opiniones de Cuenllas

La cosa no es para tanto como ponen los comentarios anteriores.La relacion calidad precio es bastante mala.El servicio es aceptable.La carta de vinos excelente.La comida aceptable sin mas.Me parecio que por ese precio (80 euros por persona) se pueden hacer otras cosas mas elaboradas.No habia plato estrella y en un sitio como este esas cosas no pueden pasar.Me refiero a las carrileras.En fin me quedo con las tapas del mismo sitio que de verdad si que son memorables.

- Un acierto este sitio en Madrid que dirige Fernando.
- Decoración minimalista, te hace sentir comodo, bastante espacio, las mesas muy bien vestidas, manteles, vajilla y copas.
- Preciosa la bodega de cristal, ya presagia lo que vendrá, y el ¿ Nabuconodosor ? de Ygay que te saluda en el ventanal que da a la calle Ferraz.
- Otro presagio las copas de Krug Grande Cuvée Brut con que nos recibe Fernando al sentarnos, Ana disfrutó mucho este Champagne.
- La cocina en Cuenllas: magníficos arenques con mango, delicioso el pulpo asado con mojo verde, risotto con setas y trufa... muy bien el trabajo de Sergio Sierra.
- Pichón de Araiz, el mejor pichon que recuerdo, magnífica la materia, la textura y el punto; pichón de Araiz.... hay que apuntarlo, me lo aconsejo.
- El vino lo eligió Fernando, Chambolle-Musigny 1er Cu Les Feusselottes’04 de Domaine Georges Mugneret, muy niño aún, delicado y con una muy buena evolución en copa; fabuloso ese final de especies y fruta, daba pena acabarlo.
- Otra carta de vinos que apetece estudiar..
- Repetiremos, este es otro presagio.

Desde mi último comentario en el local antiguo han cambiado muchas cosas en Cuenllas, ... pero ninguna para mal. El escenario ha mejorado de forma radical, la bodega (lo primero que uno se encuentra al entrar) que sabiamente maneja Fernando es de lo mejor de Madrid y su consejo siempre interesante. Sergio sigue progresando y la nueva carta y las espléndidas sugerencias de cada día dan fe de ello, asumiendo riesgos medidos (atención a las carrilleras con el toque de chufa) y siempre con una materia prima extraordinaria. Por buscarle alguna pega, los postres están por debajo del nivel del resto de la carta. Para mí, de lo mejor de Madrid ahora mismo.

Hablo de Cuenllas 9, en el que Sergio (ex Viridiana entre otros) en la cocina y Jesús en la sala constituyen una excelente opción para los amantes de la cocina elaborada pero sin estridencias ni exhuberancias innecesarias. La concepción y ejecución de los platos es soberbia, la materia prima extraordinaria en muchas ocasiones y el servicio, aunque algo inexperto, derrocha voluntad. La carta de vinos, de las mejores de Madrid y el precio razonable para lo que te ponen en el plato. La sala es anticuada y recargada, pero yo casi ni la veo en cuanto empiezo a comer.

Tenía referencias de Cuenllas como una de las mejores “direcciones gastronómicas” de Madrid. La carta es breve pero variada, aparte de los platos especiales que preparan del día. Deliciosos los hongos, así como el foie fresco que es la especialidad. Nos explicaron que los platos fuertes estaban innovados con toques de lo que definieron cocina moderna, que estaban deliciosos aunque en mi opinión los aromas y sabores en general que querían conseguir no estaban logrados. La carta de vinos estaba bien y los precios acordes con una cocina del pretendido nivel. Buen servicio de las mesas, y en general un lugar agradable y tranquilo.

Poco más puedo decir ... me encanta este restaurante. La comida, el servicio, el vino y hasta el ambiente son siempre agradables incluso en los días de mayor ajetreo.
Ambas cartas demuestran afición y conocimientos sobre vino y muchas ganas de ayudar al cliente en la siempre difícil elección del vino...Gracias.
No se debe salir sin probar el foie al Pedro Ximenez, mmmm...

Ya tenía ganas de poner la máxima puntuación a un restaurante. Hacía tiempo que no veía tanta atención al vino. Posee dos cartas, una de ellas simplemente espectacular, completa tanto en vinos españoles como extranjeros y con maridajes posibles. La carta más sencilla está perfectamente estructurada y tiene una sección de vinos de menos de 18€; para los que no quieren complicaciones. El encargado (Jesús), en todo momento nos aconsejó y acertó con los maridajes. Cristalería adecuada, cápsula cortada por debajo del gollete, temperatura perfecta de servicio y copas nunca vacías. Por otro lado la comida fue buena en cuanto a calidad y curiosa y arriesgada en cuanto a elaboración lo que es de agradecer. Por 60€; uno sale muy satisfecho

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar