Restaurante L'Ancó - CERRADO en Valencia

Restaurante L'Ancó - CERRADO

Datos de L'Ancó - CERRADO
Precio Medio:
38 €
Valoración Media:
7.3 10
SERVICIO DEL VINO:
7.2 10
COMIDA:
7.2 10
ENTORNO:
7.4 10
Calidad-precio:
7.3 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: Campanar
Dirección: c/ La Safor, 12
Código postal: 46015
Tipo de cocina: De mercado, Valenciana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Sábado al mediodía y domingo noche.

Teléfono


Opiniones de L'Ancó - CERRADO
OPINIONES
27

La relación calidad/precio muy justita. La atención deficiente, aunque la hora que llegamos (las 15:00) coincida con el mayor apogeo de la gente que come de menú, no se justifica que tardaran más de 15 minutos en atendernos para solicitarnos si queríamos tomar alguna bebida, nueva tardanza en servírnoslas, y que tuviéramos que pedir la carta porque no nos la ofrecían. Comimos titaina normal, croquetas de ciervo con boletus buenas, cigalitas salteadas con ajos (recomendación de la casa), lamentables y steak tartare muy bueno. Tabla de cinco quesos normal. Bebimos un Condado de Haza y una de 3/8 de Utiel-Requena no me acuerdo del nombre. A la hora de pagar nos tocó recordarles que la reserva la habíamos hecho a través de internet y verema, para que nos aplicaran el 15% de descuento. Ah! eramos dos comensales. En resumen, lo he conocido y sé dónde está.

Como el título dice, fue realmente una cena muy por encima de lo que esperaba.
Se trataba de una cena orquestada por el Grupo de Catas Valencia y el local fue elegido por uno de sus miembros, que conocía el sitio.
La verdad, es que cuando uno va a un sitio por primera vez tiene un poco de miedo porque ya hemos tenido alguna experiencia bastante nefasta y que fue comentada en este foro. Pero a lo que vamos, el menú fue bastante completo y saciante, y creo que lo ha descrito el compañero Josep en el comentario anterior a éste.
Destaca especialmente el tartar de atún, bien especiado para mi gusto y una buena cantidad del mismo para ser entrante; quizás uno de los mejores que he probado.
Las hamburguesas (minis) estaban buenísimas, destacando el figatell, con un sabor excepcional y que me gustó sobremanera al estar poco hecha por dentro.
El bacalao se notaba fresco, hecho vuelta y vuelta para apreciar todo su sabor.
Y en cuanto a los postres, todos de chocolate, como a mí me gusta el postre de chocolate fue la guinda de la cena; si todo ello lo acompañas con unos vinos mundiales, algunos de los cuales estaban para correrse, pues que más se puede pedir.
Desde luego, si el restaurante es capaz de ofrecer semejante menú por ese precio, me verá más de una vez.
Ah, el café estaba incluido en el precio del menú, lo que se agradece mucho y para mí es un punto muy favorable y es una práctica que se echa de menos en algunos restaurantes de más "pastín".

Cena llevada a cabo con motivo de la cata de noviembre del grupo de Catas Valencia. Local amplio y cómodo, buenas vajillas, cubertería y cristalería, servicio atento, profesional pero próximo y accesible al mismo tiempo. El menú fue el siguiente:

ENTRANTES :
Crema fría de melón y lima con virutas de ibérico
Tartáre de atún al aroma de cítricos
Fondo de alcachofa relleno de vieira con jugo ligado de nécoras
PESCADO :
Bacalao confitado a baja temperatura y gratinado con
ajos tostados sobre lecho de espinacas
CARNE:
Mini hamburguesa de magret de pato a la naranja
“Figatell” de ternera y foie trufado
Mini hamburguesa de secreto, ternera lechal y aceitunas negras
Todo guarnecido con cus-cús de verduras y patatas a la mantequilla
POSTRE:
Semifrío a los tres chocolates

Estupendo menú en el que me resulta difícil destacar alguno de los platos, todos con excelente calidad en el producto y bien ejecutados, quiza el tartar de atún y el bacalao me impresionaron especialmente pero el resto de entrantes y las originales mini hamburguesas también merecen ser destacadas. Buen postre, pan y café.
El servicio del vino fue adecuado a nuestras necesidades y la carta no pude disfrutarla al aportar el vino nosotros.
En resumen, estupenda cena y mejor trato.
Evidentemente el precio no incluye vino.

Estuvimos cenando en L'ancó ( 4 en total), y salimos encantados, ya hemos estado antes, pero no en una de sus cenas MARIDAJE, que suelen organizar mensualmente ( menos julio y agosto) pues además de cenar estupendamente, aprendimos bastante de como se hacen los vinos y a pensar como elegir, en función de que vas a comer. Para no extenderme más, solo decir que podeis ver el menú en su web. Estaré pendiente de la próxima, para intentar asistir. Buen verano a todos.

Otro de los participantes ne la cata de la Penya La Verema. Cocina de mercado, bien definida, con buena materia prima y bien elaborado, abundante y bien presentada. Coperío en condiciones y carta correcta. Mesas amplias y con buena separación entre ellas. Servicio amable, atento, informal. Buen café. El local es amplio, con una decoración de corte moderno, bastante funcional. Gran bodega acristalada. El precio que pongo es sin vino.

Elegimos este restaurante para Celebrar la cata nº 206 de la Peña La Verema y la experiencia fue buena. Nos ubicaron en una mesa imperial, con gran despliegue de copas y la atención del servicio fue muy correcta. El menú ya lo ha citado Dani Cervera en un comentario anterior. A destacar, la presentación, la materia prima y, sobre todo, la relación calidad precio.

Restaurante a las afueras de Valencia de cuidada decoración y unos techo altísimos que dan amplitud al local.
Hacía tiempo que tenía ganas de visitar este restaurante e, invitado por al Penya La Verema a su cata mensual, por fin lo hice.
Menú pactado de antemano por 35€ en el que destacó la gran cantidad de comida... yo no pude terminarlo. Cocina tradicional, de mercado, con escasa intervención sobre la materia prima y en la que destacaran unas cigalitas de playa perfectamente cocinadas, una crema de calabacín de leche con virutas de Gamoneu, bastante bueno el conjunto, muy equilibrado. La corvina fresca asada sobre cebolla confitada con vinagre de Módena y jengibre llegó a algunos platos muy poco hecha, en mi caso, estaba bastante bien de punto de cocción, aunque me confieso un enamorado del pescado crudo. Terminamos con un timbal de cordero lechal confitado a baja temperatura en su jugo, del que no pude dar cuentas, pero lo probado del plato bastante bueno.
La carta de vinos no la vimos ya que al ser una cata el vino lo traíamos de casa, pero el servicio fue correcto y las copas también.

Interesante restaurante del que destacaría la excepcional RCP.
No indico precio en la caja correspondiente para no desvirtuar la media, ya que el vino corrió a nuestro cargo, pero el menú era de 35€.

- Mi señora y servidor, estuvimos cenando con una pareja de amigos la pasada semana en L´ancó, para disfrutar del menú de "cuina oberta" y como otras veces, no nos defraudaron.
- Tomamos crema vichysoisse, ensalada de salmón marinado (resultó excelente un plato tan "quemado"), corvina asada sobre cebolla confitada con módena y jengibre, solomillo ibérico en salsa de mostaza antigua ( muy jugoso) y para rematar una torrija de horchata caramelizada con helado de turrón ( muy conseguido ). Lo regamos todo con Bo ( monovarietal bobal de bodegas Gandía, bien).
- Nuestros amigos, que no conocian el restaurante, quedaron encantados. Nos invitaron a una copa de un moscatel diferente, novedoso para mí, de la Vall de Xaló hecho con uva giró ( ¿garnacha?). El servicio como siempre, muy correcto y profesional. Hasta la próxima.

Cenamos otra vez en Nochevieja después de haber cenado allí el año pasado en la misma fecha cuando nos quedamos más que satisfechos con una comida de alto nivel - sin embargo este año bajó de nivel y bastante.

El restaurante en si ha cambiado de aspecto y por peor- una maquina para hacer zumos a la vista como si fuese una cafetería.

En cuanto a la comida - nada fuera de este mundo. empezamos por ostras (bien), seguido por una pasta de cangrejo en una especie de cucurucho (muy salado), una ensalada de lechuga iceburg con 3 trozos de pan por encima (muy pobre, plato feo, no deseado en un restaurante de nivel -para llenar?)La cosa mejoró con los platos principales bacalao muy bueno, cordero bueno, muy bien presentado, postre nuy bonito con buen sabor y un sorbete de Gin Tonic. Para resumir los entrantes pobres sin explicaciones, principles algo mejor y los postres bien.

Servicio de mesa - muy atentos en todo momento pero no hablaban! Ninguna explicación de ningún plato.

Bebimos vino espumoso de TorreOria casi toda la noche - mucha gente no le gusta vino espumoso. Vino blanco sin burbujas no había. Vino tinto Miracle Art que sacó con el pescado. Servicio de vino correcto pero pobre eleccion de vinos.

Decepcionado después del gran éxito del año pasado. Pero tambíen habían bajado el precio por 20euros.

Estuve en una comida de trabajo, y dadas las prisas ( llegamos a las 15h y a las 16h debiamos estar en un acto) comimos en la cafetería un mix del menú del día y entrantes de la carta.La oferta del menú de mediodía me pareció buena, así como los entrantes : variado de ibéricos, tomate con ventresca y sepia plancha.Del menú del día comimos paella valenciana, revuelto de hongos y alubias con calamar. Para beber Ocho Cuerdas ( 18-19 euros,no recuerdo bien). Buena atención al cliente y RCP adecuada.

DO Rias Baixas Francés
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar