Restaurante La cocina de Maria Luisa

7
Datos de La cocina de Maria Luisa
Precio Medio:
62 €
Valoración Media:
6.3 10
Servicio del vino:
5.3 10
Comida:
7.6 10
Entorno:
6.1 10
Calidad-precio:
6.2 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Barrio de Salamanca
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 50,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos y festivos

Teléfono


7 Opiniones de La cocina de Maria Luisa

Me pasa en pocos restaurantes, el Bohio con su ropa vieja por ejemplo, me refiero a eso de entrar en un local y por los aromas que percibes o los sabores que experimentas te acuerdas de algo que ya has vivido, lo llaman Déjà vu los finos.

En la Cocina de María Luisa, según entras, empiezas a percibir esos aromas de fogón que me han recordado a cuando subía a casa de mi abuela y la pillaba haciéndonos la comida. Salivar desde el minuto cero.

Varios salones, incluidos algún reservado independiente, que se agradece para esas comidas de empresa, mesas bien vestidas, separación correcta y ambiente tranquilo y amable.

Unos boletus salteados tan sencillos como exquisitos, las delicias de acelga de obligado cumplimiento, las setas de cardo de hacerse un bocadillo, un lomo de ciervo y un solomillo al foie bien buenos, y una manita de cerdo de repetir si no fuese por la esplendida ración que te sirven que te deja bien servido, estupenda.

A los postres llegas justito, por lo que los buñuelos de plátano pueden resultar ya pesados, a mi me han gustado mucho, pero ya ha sido por no dejarlos en el plato. Queso fresco con nueces mas ligerito.

Todo regado con un par de Juve Camps rosado, algún café y un par de GT de 209 para rematar.

Servicio de sala atento, con María Luisa al frente preguntando por las mesas "que tal?" más allá del mero compromiso o pose, verdaderamente preocupada por que todo estuviese a tu gusto.

Carta de vinos variada y suficiente.

La Cocina de María Luisa es de esos restaurantes que quedan pocos en los que los dueños cuidan con esmero cada detalle del mismo y supervisan en todo momento el servicio ofrecido al cliente. Cocina de muy alta calidad, con excelentes materias primas. Aquí consiguen recrear un ambiente y una experiencia únicas. Tienen especialidad en setas y platos de caza. Buenísimo el carpaccio de boletus y los platos principales impresionantes – tomamos solomillo con foie y rape con salsa de trufa. Es un poco caro, pero para ocasiones especiales es un sitio en el que acertarás. Sale por unos 50€ persona. Podéis ver el detalle de nuestra visita en: http://hoycenamosfuera.com/2012/10/16/la-cocina-de-maria-luisa/

Teníamos ganas de conocer este restaurante. Buena época para las setas y caza. Efectivamente su especialidades son diversas preparaciones tradicionales con setas diversas y platos de caza (perdiz, jabalí o venado).

Lo dirige con encanto Maria Luisa, embajadora de Soria en Madrid, que toma nota asesorando a la gente y, en la sobremesa, se pasea por las mesas interesándose por nuestra opinión. El resto del servicio muy atento con nosotros, especialmente con el niño.

Tres comedores acogedores pero con las mesas demasiado juntas. Nuestra mesa junto a una cocina de las de antes, de carbón o lecha. Algunos utensilios antiguos decorando las paredes, como un delantal de la abuela o una radio de no se sabe cuándo.

Detalles de la casa como unos níscalos preparados con vino o una calentita sopa de boletus levantan aún más nuestras expectativas. El servicio incluye cestita de panecillos variados.

Comida para 3 personas:

Pedimos para compartir (servidos escalonadamente y cambiando el servicio):
- Trompetas de la muerte salteadas: Riquísima ración, plenas de sabor. Nunca las habíamos probado solas y nos gustaron.
- Cantharellus Tubaeformis salteados: No nos entusiasmaron mucho, más anodinas que las trompetas.
- 1/2 de pochas con perdiz: Majestuosa elaboración. Intenso de sabor y con unas alubias muy delicadas.

De segundos:
- Codillo de ternera deshuesado con salsa de romero: Riquísimo.
- 2 de solomillo de ciervo: Raciones generosas utilizando solo la punta del solomillo. La carne bien hecha, en su punto, como la pedimos. Incluía una degustación de 4 salsas: Manzana y canela, higo secos con moscatel, chocolate y otra de frutos rojos para saltarse las lágrimas (muy rica la de chocolate, aunque perjudica al sabor de la carne).

Postres:
- Una ensalada de frutas frescas: Para olvidar por los ingredientes tan comunes.
- 2 de buñuelos de plátano con miel de encina: Buenos en cuanto al sabor, pero la masa me pareció demasiado vasta. La miel de primera.

No pedimos cafés y no pusieron nada en la sobremesa.

Carta de vinos no muy larga, sin vinos de altos vuelos, pero con interés por mantenerse al día (a duras penas lo consiguen). Mejor en tintos que en blancos. Variedad de DOs y precios x1.5. Pedimos Viña Pedrosa Cr. 2007 (20€ inc. IVA). El servicio incluye SOLO descorche, bien de temperatura y copas Schott de baja gama, con demasiadas batallas encima.

Precio total: 180€ (inc. IVA, pan y servicio a 2.90€ por persona, una cerveza, un refresco y una botella de agua de 1 litro).

Un restaurante agradable y acogedor. Creo que a tener en cuanta por algo más que sus setas.
Empezamos con un original carpaccio de trufa. Un plato un poco empalagoso porque es exactamente eso: trufa fileteada muy fina con un poco de aceite. Pero no hay quien le niegue la valentía al plato.
Una ensalada de vieiras riquísima, lo mejor de la comida.
El rape con salsa de setas fue muy alabado.
Y las manitas de cerdo muy ricas, pero con el defecto de haber dejado muchos trocitos de huesos astillados.
Se echa en falta algo de guarnición, tanto en el pescado como con las manitas.
Como postre la crema de queso estaba deliciosa. No tanto el helado de romero.
La atención es correcta pero seca, muy castellana. Excepción hecha de la propietaria, mujer agradable y con muchas tablas.
Servicio de vino correcto.

En época de setas considero imprescindible la visita a este templo micológico regentado por esta soriana de pro, llamada Maria Luisa Banzo.

Setas restallantes y platos de caza perfectamente ejecutados. Cantarelas tubiformes, pequeños níscalos, trufas y setas de cardo por una parte y perdices estofadas, manitas de cerdo, solomillos de pato y de ternera blanca con foie. Sabores caseros casi olvidados y excelente materia prima.

Por el precio de carta, las actitudes/aptitudes del personal de sala deberían estar un punto por encima del actual de casa de comidas.

El servicio del vino es justito -yo pondría un sumiller- , la oferta de caldos está bien y las copas son correctas.

Santa Rosa 2003 de Bodegas Mendoza a 28 euros o así

Suscribo el comentario anterior muy correcto todo, pero como soy amante de las setas destacaría la cantidad de combinaciones, guisos, revueltos ala plancha, o en ensalada, con carne, pescado etc, realmente deliciosas el local es agradable y el servicio del vino mejorable

Restaurante de comida castellana y mas concretamente Soriana , con algúna aportacón foranea.Ahora y en plena campaña de setas podemos elejir entre:niscalos,colmeneras,boletus,..siempre podemos encontrar algún plato de caza y pescados tipicos de interior:bacalao,congrio o trucha.Postres sin mayor interes,Carta de vinos correcta y no muy subida de precios (tienda 1,5-1,8),copas correctas despues de solicitarlas.Resumiendo me ha djado algo frio,sin ningún defecto considerable,pero tampoco repetiría.En algunos platos ofrece la posibilidad de medias raciones.Precio orientativo 35-40 Eur+vino+iva

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar