Restaurante Casa Salvador en Cullera

Restaurante Casa Salvador

Datos de Casa Salvador
Precio Medio:
47 €
Valoración Media:
5.6 10
Servicio del vino:
4.9 10
Comida:
5.3 10
Entorno:
7.5 10
Calidad-precio:
4.2 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Cullera
Dirección: L'Estany de Cullera s/n
Código postal: 46400
Tipo de cocina: De mercado, Valenciana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 31,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Nunca

Teléfono


44 Opiniones de Casa Salvador

He ido varias veces a Casa Salvador y me parece un sitio con un entorno precioso sobre todo cuando hace buen tiempo,en verano para estar en la terraza y gozar de las vistas,la comoda bastante buena,una de las mejores paellas de marisco,y los entrantes mucho peor,una ensalada un poco sosa y cutre y unas verduras a la plancha carísimas y escasisimas,en fin seguimos con los postres bastante aceptables pero bastante caros eso si elaborados y caseros,por último decir que las sillas de plástico en la terraza quedan de un cutre terrible,solo falta la pepsicola de sombrilla.

Nos pudieron recibir a las 4 de la tarde pero esa paellita de señoret con 4 llopard brut nature, valieron la espera. Tan tarde y después de atender a 1000 personas los camareros nos atendieron muy bien. Un restaurante demasiado grande pero con un entorno muy agradable y muy bien atendidos con el vino con su gran sumiller Julián. Recomendable

Hacía tiempo que no visitábamos este restaurante del que tengo gratos recuerdos, su enciclópédica carta de vinos y el ya mencionado arroz con conejo y ajos tienos y alcachofas incitaron nuestra visita. Como siempre la ejecución del arroz muy buena aunque lo pedimos seco en paella y no nos entusiasmó. Tal vez en otra ocasión provemos la versión del mismo arroz con textura melosa que nos apuntaron.
El tema de las copas es imperdonadle.
1 entrante, el arroz mencionado, ,chablis Luis Latour 2003 (24,5€) y un postre .75€ 2 personas.

Pues me resulta muy muy dificil calificar a Casa Salvador.
Yo he crecido en Cullera, y por lo tanto lo conozoco desde hace 30 años, y el cambio ha sido alucinante. Recuerdo cuando se comian "llisas" carbonizadas como el sumum, y cuando todo era mas "autentico", no habia aparcacoches, ni tanta bodega, ni tanta gente, ni tantos diplomas en las paredes. Estaba Salvador en la caja, con fotos de motos y moteros (su gran pasion). En fin, era otro restaurante. Eso si el arroz era tan bueno como hoy, y eso le da todo el credito necesario. Anoche nos cepillamos un arroz con anguila, y pato y verdura ( alcachofas de bote :( ) a 19€ por barba!!!!. sin postres ni cafes, y un cava (Raventos i Blanc de 20€) la cuenta subio 100€. Algo caro. Claro el servicio es, pues eso, al mogollon, en muchos casos, (no fue el caso de anoche que estabamos casi solos, trabajaron "poco" unos ciento y pico!!!!!!!!!!!!!).
Y es que para dar 600 comensales por servicio, los dias fuertes, has de tener mucho personal, y si corren pues perfecto, no creo que pueda pretender tener a unos camareros "atentos y sensibles".
El capitulo del vino es es mas complicado para mi. ¿como se puede tener esa carta de vinos tan extensa, con fotos de etiquetas, y explicacion de zonas y demás, y servirlas en esas copas tan cutres. Yo diria Arcoroc que nota le pones un 3 o un 5???? Y es que en la carta tienes de todo, incluso, los destilados, maltas, y todo tipo de alcoholes tienen su sitio

Pues yo debo desmitificar este renombrado restaurante al que he ido en varias ocasiones.
Es cierto que su acierto en los arroces es genial, que su seleccion de materia prima es adecuada, la carta de vinos se sale, que lo que alli no encuentres no lo encontraras en otro lugar y que el entorno es expectacular, asi como sus comedores tratando de ser lo mas valenciano posible, pero....se ha convertido en un GRAN RESTAURANTE DE CELEBRACIONES, lo cual hace que en ocasiones y para lo que pagas (es caro, bastante caro) no te compense ni el trato que recibes de los camareros a los que hay que ir persiguiendolos con la mirada ya que te evitan al maximo o soportar la turistada de cualquier pais incluido el nuestro.
Su carta no ha evolucionado desde hace ya años, eso si, mantiene un nivel medio alto y muy acertado.
Es cierto que tiene una de las mejores bodegas de la comunidad, pero que lastima que sus camareros no se impliquen en ello, todo lo hacen tan forzado, que cuando pagas apenas te quedan ganas de dejar el pico.
Despues de la aventura de llegar hasta alli, salvo que estes en Cullera, te quedas un poco descolgado si vas con una idea preconcebida, creedme cuando he llevado gente hasta alli es la opinion recibida.

Hacía tiempo que no iba a Casa Salvador, tanto que incluso han asfaltado el angosto camino que habia que atravesar y por supuesto el suficiente para experimentar una subida de precios más que notable e injusta en algunos platos (na hay prácticamente nada en la carta a menos de 10€). Los arroces afortunadamente te hace olvidar lo anterior y justifican que el viaje hasta Cullera haya valido la pena. Después de unas entradas más que correctas (muy recomendables, los boquerones con tomate) tomamos el ya famoso arroz con pato, alcachofas y ajitos tiernos, con la carne desmenuzada, ¡excelente!, nada grasiento. Para acabar unos flojitos postres.
Extensísima carta de vinos con mas de 1500 referencias, servicio correcto y copas claramente mejorables.
A pesar de ser un restaurante de grandes dimensiones y estar lleno, el servicio fue rápido y atento.
Respecto al entorno, sí muy bonito, pero no veo correcto que esten paseándose gatos por la terraza cada dos por tres y eso que soy un amante de los animales.
Al salir coincidimos con Salvador. Parecia que tenia algo de prisa, se fue patinando ruedas con su Porsche.

Para el foráneo, llegar... ya es un éxito. Y es que está un poco enrevesado el acceso. Imprescindible en estas fechas comer en la terraza por lo bonito y lo agradable del sitio. Pero muy conveniente reservar porque se pone de bote en bote. Pedir junto a la pared o en la zona de los ventiladores si es a mediodía, y junto a la barandilla si es por la noche.
De entrante, una manzanilla pasada acompañada de unos calamares rebozados y un “pa amb tomàquet” (éste, perfectamente mejorable), nos apaciguaron los acalorados ánimos. Después, una paella de pato, alcachofas y ajetes… para hacerle la ola a Salvador. No más de dos granos de espesor le calculamos a ojo al arroz de la gigantesca paellera… para dos personas. ¡Qué rica!
Carta de vinos enorme, muy legible, entendible y organizada. Sólo pudimos dar cuenta de media botella de Laus “Flor de Merlot” 2004 rosado (16€), porque había que conducir, pero nos trajimos a casa lo que no nos bebimos (¿Es correcto esto? Lo he visto hacer varias veces y no me parece nada mal)
Copas de chiringuito para el vino y el agua (vi, tarde, que sacaron unas “buenas” para un tinto. Lástima no haberlo visto antes), y hubo que pedirle al camarero que nos rellenase la cubitera porque sólo se enfriaba el culo de la botella.
De todos modos, y salvando algunos pequeños detalles es un lugar perfectísimamente recomendable.

Un clasico, pero un clasico ineludible. Como siempre nos sirvieron inos arroces magnificos, concretamente un arroz seco de alcachofas, ajos tiernos y pato que estaba exquisito.n unos entrantes correctos y unos postres algo mas que correctos. Un detalle que no hay que perderse es la magnifica terraza que en estas fechas esta perfecta, aunque eso si hay que reservar con antelacion.
Carta de vinos correcta, por no decir extensa con muchas referencias exranjeras asi como de la tierra. Adorable y encantador

Sin duda alguna uno de los grandes clásicos valencianos donde disfrutar de un buen arroz meloso en un escenario privilegiado (siempre que puedas reservar en terraza).
Por otra parte, el rancio abolengo está a la orden del día y debemos tener en cuenta dónde y qué vamos a comer. No os aconsejo investigar demasiado en la carta.
Sobre la bodega todo está dicho: bien nutrida, prestigiosas referencias y precios algo irregulares.

Resulta sorprendente como en un local de tan grandes dimensiones se sirve una gama tan amplia de arroces y tan bien elaborados. La carta es realmente espectacular y el servicio del vino todo lo bueno que puede ser en un local de tan enormes dimensiones.... aunque depende un poco de quien te atienda. Un local muy recomendable en una localización preciosa junto al Estany de Cullera.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar