Restaurante Messana en Valencia

Restaurante Messana

Datos de Messana
Precio Medio:
33 €
Valoración Media:
6.9 10
SERVICIO DEL VINO:
5.4 10
COMIDA:
7.0 10
ENTORNO:
8.1 10
Calidad-precio:
6.7 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: Ciutat Vella
Dirección: Catalans, 8
Código postal: 46001
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 14,25 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: domingos y lunes mediodia

Teléfono


Opiniones de Messana
OPINIONES
17

Dando una vuelta por la zona y buscando donde picotear algo, pasamos por delante de este restaurante. Lo visité hace mucho tiempo y no había vuelto. Era pronto, las 9 y poco.

A la entrada una chica italiana tomando una tortilla. Le preguntamos si estaba ya abierto, preguntó en cocina y nos acomodó en la planta 1ª. Nos comentó que habían cambiado la gestión (entiendo que es un cambio de dueños), nos entregó un par de folios con tapas y nos comentó que había un menú compuesto por 4 entrantes y un principal. No teníamos mucha hambre, así que optamos por pedir 3 platos para compartir.

De aperitivo trajeron un poco de mantequilla de verduras con tostaditas para untar.

Rollito de queso de cabra con cebolla caramelizada.- Envuelto con pasta brie o filo, dos rollitos rellenos con queso de cabra, un poco de rúcula y la cebolla caramelizada por encima. Bueno de sabor, aunque un poco aceitoso.

Quesadilla rellena de camembert.- Acompañada de mermelada de arándanos.

Coca Messana.- Sobre una fina capa de coca crujiente llevaba una mouse creo que de patata, tomate por encima y dos buenas anchoas. No nos hizo mucho, tenía un sabor raro, creemos por el tomate, era de bote pelado. Las anchoas expléndidas.

Como postre tomamos un brownie de chocolate acompañado de una bola de helado de mango, bueno.

De beber tomamos una copa de blanco y otra de tinto. El tinto de nevera, frío a mas no poder. Preguntamos si lo tenían mas bajo de temperatura y nos contestó que sus clientes lo preferían así ????

Un café remató la comida. Servicio agradable, cenamos solos, un poco desolador cuando en los alrededores las ocupaciones estaban al ±50%. Servicio con mas ganas que experiencia. Les daremos otra oportunidad.

Que lastima de lugar, que pena da llegar a un sitio y ver como a las 21:15 el comedor lo tiene apagado y ser nosotros los primeros y los únicos.
Nos sentamos y veo desangelado el lugar, al que con cierto cariño trate en otras ocasiones, su jefe de sala, Michel, ya no está, nos atienden y como ya me conocía el asunto por anteriores veces, pregunto si ya tienen vinos donde elegir, la señorita me dice “es que estamos cambiando la carta y solo tenemos estos tres” cosa que ya decían hace meses.
Las estanterías vacías, la climatizadora grande son solo 6 o 7 botellas y la sensación de que aquello le queda dos primaveras o unas fallas se apodera de nosotros y nos hace levantarnos y salir del lugar sin haber pedido nada más que disculpas por haberles hecho encender las luces.
Messana agoniza y si nadie lo remedia, se perderá un muy bonito lugar donde cenar y tomar una copa.
No punto comida ni precio por obviedad.

En cuanto al entorno y a la comida se puede decir que el restaurantes es más que correcto. Platos relativamente sencillos bien resueltos. De primero un pastel (mil hojas) de foie, queso y manzana verde que no estaba mal; quizás algo corto de foie. De segundo unos huevos fritos con patatas (en este caso no fueron papas) y jamón acompañados de guindilla que daba un acertado contraste a algo tan clásico. Para terminar un sorbete de limón compuesto por dos bolas de granizado de limón y un barquillo de chocolate.
Terminamos con café (Nespresso) y unos GT.
Lamentablemente el local falla en el servicio de vino. Cuando te dan la carta parece que hay una variedad relativamente amplia de vinos, cavas e incluso champanes pero la realidad es otra. De lo que consta en la carta apenas hay disponibles un tercio de las referencias. Acabamos pidiendo Pesquera que teniendo en cuenta que era crianza 2004, yo diría que una vez agotado tampoco se repondrá. No entiendo muy bien este tema. Si realmente sólo se quiere tener 4 riojas, un par de riberas y un par de cavas creo que vale más imprimir una carta nueva y no seguir dando al cliente la impresión del quiero y no puedo. El vino está en nevera, se sirve a la temperatura correcta y el servicio consiste en descorchar y dar a probar. Por lo demás el menaje, cubertería y atención del personal es bueno y hace que la velada sea agradable.

El local agradable y el servicio bien. Pedimos

Milhojas de foie con queso de cabra y manzana caramelizada.(Mucho queso y poca manzana)
Huevos fritos con patatas y jamón.(Aqui llegó la sorpresa ... Papas?? Papas para unos huevos con jamón?? ... Lamentable)
Solomillo de Buey para compartir(Sin pena ni gloria)

La carta de vinos es extensa y cancerigena para el bolsillo. Precios subidos más del 100% de precio de comercio. Recurrimos a un Hoya de cadenas Reserva Privada por 17 euros.

Un descuido en la nota final de unas cervezas que se pidieron y nunca llegaron a la mesa aunque si a la cuenta. La corrigen sin problemas.

A favor las raciones que son generosas. Todo ello con 2 cafés por 67 euros.

El local se divide en dos plantas. Abajo una zona de bar con una barra y alguna mesita. Arriba el restaurante propiamente dicho. Decoración cuidada con recuperación de elementos del edificio antiguo. Ambiente tranquilo con una separación entre mesas correcta. La verdad es que era sábado a mediodía y estábamos prácticamente solos.
Por lo que se refiere a la comida hay que reconocer que tiene una cocina interesante y bien resuelta. Pedimos al centro un mil hojas de foie muy rico (con una mezcla de queso de cabra que le daba un toque curioso), croquetas triangulares (la típica de cocido pero por su forma con mas proporción de cobertura que de masa), alcachofas salteadas (normalitas) y ensalada de espárragos y vieras (bien sin pasarse).
De segundo yo pedí un pollo relleno acompañado con cuscus y canela. Ración abundante con un contraste de sabores muy interesante, realmente rico. También probé la hamburguesa de buey con roquefort de otro comensal y la verdad es que debo reconocer que, sin sorprender en cuanto a sabor, también estaba en su punto.
El ágape lo rematé con una tarta de chocolate que no estaba mal.
En cuanto a la carta de vinos decir que estaría bien si tuviesen lo que anuncian pero sólo tenían nuestra tercera opción, GENERACION I que no valía lo que costaba, poco intenso y con exceso de alcohol (mal ejemplo de vino de autor) por lo que cambiamos a un Pesquera para ir a lo seguro. El servicio consiste en abrir y dar a probar con cambio de copas cuando corresponde.
Tanto copas, como menaje y demás “aderezos” a buen nivel.
Terminamos con cafés, GT y un vino dulce. La verdad es que es una buena opción pues todo lo cocinado está rico y tienen un menú por 19.-euros que volveremos para probarlo. En principio la cuenta sube algo mas de lo previsto por el apartado de bebidas y porque pedimos mucha cantidad de comida y salimos, por tanto, muy satisfechos.

Y digo lo de sorprendentemente porque a punto estuvimos de ser los únicos comensales del día. La verdad es que el menú está bastante bien. Cierto es que 19 euros tampoco es lo que se viene diciendo un menú barato. Y es que si te sales un poquito del menú del día (en el que entra una bebida y café) se te va la cosa a los 35-40 euros sin despeinarte (cervezas a 3 pavos más iva). Buen servicio. A tener en cuenta si deambulas por el barrio del Carmen.

La cena estubo bien pero sin sorpresas.
-Milhojas de foie con queso de cabra.(a mi gusto está mejor por separado)14€.
-Huevos fritos con puntilla (regular)13€.
-Hamburguesa de Buey (buena y sabrosa, incluso de un dia para otro)14€.
-Entrecot de Buey (muy bueno, sin nervios " " " )16€.
-bilogia 16€.
Lo de un dia para otro es que como no teniamos mucha hambre despues del milhojas y los huevos, pedimos que si nos podiamos llevar la hamburguesa y el entrecot, a lo que el camarero nos dijo que que no habia ningún problema. Y entonces la comida del domingo estubo muy bien ya que disfrutamos mejor de la comida.
No sé si queda bien o no el pedir si te puedes llevar la comida que practicamente no has tocado, pero lo que si sé es que el domingo apreciamos mejor la comida.
El local está muy bien y el trato de los camareros también, dando facilidades en todo.

Hoy he vuelto a comer en este restaurante, el menú del día por 19 euros, todo incluido, primero, segundo, postre, bebida, cafe e iva.
No entiendo que pueda estar tan vacio.
He tomado crema de calabaza con láminas de foie y alcachofa frita, muy buena, ternera estilo strogoff con arroz basmati, bien, de postre una macedonia de frutas (piña, fresón y kiwi) cubierta de crema catalana y su azúcar caramelizado, estupenda. Café nespresso y agua.
Ya sé que 19 euros para todos los días no es un chollo, pero vale mucho más el menú, el local y el servicio.
No quiero parecer entregado, quien me ha leído alguna vez sabe que intento ser equánime en mis opiniones, he estado varias veces y me ha gustado siempre, por eso no entiendo que esté siempre tan vacío. Tal vez por la noche se llena.
¿Habrá algo que se me escapa y por eso no va la gente?

www.ojoalplato.com

El local muy agradable y tranquilo. EL menú de 19€ incluye primero, segundo, postre, 1 bebida, pan y cafe. Pedimos en primer lugar una ensalada de salmón, berenjena, rúcula, mozzarela, muy buena. De segundo pedimos una merluza con alcachofas y espárragos trigeros,muy bueno, y un arroz caldoso de pollo y conejo, correcto. De postre pedimos carpacio de piña con helado de coco y pistachos. En cuanto al vino pedimos cervezas, y un par de copas de vino.

He vuelto a comer en este restaurante pero en esta ocasion ha sido con el menú del día.
Me ha sorprendido gratamente. Platos de la carta, excepto la fieduà, que debe formar parte de los platos de "cuchara" del día.
Todo bien realizado, como cuando se pide de la carta. Platos bien acabados y abundantes.
Tomé de primero una coca de hojaldre con berenjenas asadas, mozzarella y rúcula, aderezado con un aceite de albahaca. De segundo una fideuà, sin gambas, pero con bastantes tropezones y alguno con tempura incluida. De postre un carpaccio de mango con azafrán, helado de coco y salsa de vainilla. Todo bueno.
El precio incluye una bebida y un café. Total 19 euros con iva incluido.

http://www.ojoalplato.com/archives/2673

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar