Restaurante Restaurante Al Margen en Bilbao
  

Restaurante Al Margen

3
Datos de Restaurante Al Margen
Precio Medio:
38 €
Valoración Media:
8.0 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
9.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 37,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono

Restaurante Restaurante Al Margen Restaurante Al Margen Restaurante Al Margen en Bilbao Restaurante en Bilbao Restaurante Restaurante Al Margen Restaurante Al Margen Restaurante Al Margen en Bilbao Restaurante en Bilbao Restaurante Restaurante Al Margen Restaurante Al Margen Restaurante Al Margen en Bilbao Restaurante en Bilbao

3 Opiniones de Restaurante Al Margen

Segunda visita a este pequeño, gran restaurante, pequeño de tamaño y grande en cocina y servicio, eso si reservar con tiempo.

Novedades en la carta, están en ello, había un 60% de cambios, aunque tampoco me importaba, tenia tan buen recuerdo de algunos platos, que no buscábamos especialmente el cambio.

Optamos de nuevo por el menú seis platos, 30€, con algún extra.

Empezamos por el mismo plato de la vez anterior, nos encanto, así que perfecto, brócoli asado con crema de ajetes y lima rallada, muy bueno y diferente, ya os lo comente la vez anterior.

Espárragos de temporada con muselina cítrica y berros, se trabaja dentro de lo posible el producto de temporada, muy buenos, a un gran nivel de sabor y con elaboraciones que no maltratan el buen producto.

Guisantes lagrima, te verde y sal de jamón, de nuevo un producto de temporada y de primera, tremendo sabor y tremenda conjugación, ya estábamos encantados, y acabamos de empezar.

Setas siitake , con sabayon de yema de huevo , y porque no repetirse , cuando un condimento da tanto , de nuevo un poco de sal de jamón , este plato también es del anterior menú , pero como el brócoli , por nosotros , se puede quedar , muy bueno .

Coco blanco de ajo, orejón, gambon asado y aceite de perejil, siempre que hay una sopa blanca, fresca con algún marisco o pescado, me encanta y esta estaba de rechupete, lo único el gambon , un poco menos hecho, que no estaba pasado, pero nos gusta un poco mas traslucido, cuestión de gustos.

Arroz cremoso de azafrán con conejo escabechado, muy buen punto de arroz, sabor de todo el conjunto, sobresaliente, si me ve mi madre comiendo conejo, con las veces que lo ha intentado.

Sobre una rica base de almendra y aceite, un sabroso pescado, creo que lubina, para nuestro gusto, repito, para el nuestro, un poco hecha de mas.

Acabamos lo salado con Pluma ibérica, dados de boniato confitado y patatas, con un jugo de carne, es un producto muy de moda en los menús, pero cuando es de calidad se nota y este lo era.

Base de natilla y calabaza en tacos, sorprendentemente dulce y distinta y para acabar una Mouse de chocolate con crema de lima, buen broche.

Tienen una carta de vino , para mi , demasiado corta , pero en la que curiosamente siempre encuentro algo que me congratula , en esta ocasión un espumoso , Brut , D.G .Viticultors por 17€ la botella , me tome una copa de tinto , pocas opciones de escoger , por 2,5€ , un gin-tonic por 5€ , el arroz 13€ , el menú 30€ y un par de platos que no me cobraron , pero lo importante es que por 30€ , puedes comerte un menú con producto de temporada , bien elaborado y sobre todo muy bien atendido , en esta ocasión una joven que no estaba la vez anterior , que con ayuda de uno de los propietarios , se ventilo todo el servicio , me pareció muy profesional y atenta , os lo recomiendo si estáis por aquí , solo le veo una pega , bueno dos , que es pequeño y se llena pronto , y que si te toca una mesa chillona , la acústica no es muy allá , pero bueno , en las dos ocasiones , estuvimos muy a gusto , y ahora mismo , creo que junto con el Sustraiak , que desgraciadamente esta cerrado , no conozco ningún otro sitio con esa RCP , para comer tan bien en Bilbao y sobre todo a ese nivel de producto y elaboración .

Lo bueno de tardar en poner el comentario es que tras una visita más os comento algún plato nuevo.

Puerro crujiente en tempura con piperrada y clorofila, muy rico.

Lo bordan con un nuevo arroz cremoso de pato y verduritas, exquisito, utilizan la grasa del pato para ligarlo, y mezclan el socarrat con las verduritas, dándole un crujiente, que no aprecias visualmente, bueno si, ves cosillas, pero no das con que es el socarrat.

Nos pusieron un solomillo muy tierno con manzana , y mostaza dijon y un nuevo postre , crema de quesos , cítrico y nueces , sinceramente chapo y con una rcp imbatible.

Al margen es un restaurante sencillo, pequeño , acogedor y casi entrañable. Un buen servicio, amable y cercano, sin pretensiones , pero bien adaptado al cliente. Ofrecen una carta reducida y un menú de 30 euros con 6 platos y dos postres. La cocina es curiosa y sencilla a la vez. Productos nítidos, especiados y muy marcados en su sabor que chocan con armonía entre sí. El resultado es bueno. Se arriesga , se provoca , pero no se pierde el equilibrio. Me sorprendió mucho la textura del brocolí del menú, sin perder sabor, adquiriendo alguno nuevo..sorprendente. Merece la pena probarlo y disfrutarlo, su precio , lo permite. Carta de vinos muy reducida. A cambio se pueden probar algunas cervezas " únicas". Una buena experiencia que habrá que repetir y comprobar evolución

Descubrimiento, que no novedad, ya que desde Semana Santa esta abierto este restaurante en una de las zonas mas de moda de Bilbao , lo que llaman Bilbao la vieja , ya he comentado varios restaurantes de esta zona , muy de moda entre la gente joven y no tan joven .

El local es pequeño, esta en la calle dos de Mayo, antes había un restaurante Francés, A Tableé, lo conocí, mucho mejor esta nueva idea.

Como en otro reciente caso, se juntan profesionales de vocación, gente que ha pasado por el Basque Culinary Center, tanto para recibir, como para dar clases, gente que ha pasado por importantes cocinas, Nerua, Berasategui, Mugaritz, etc.

Un equipo joven, comandado por dos chefs, ideólogos y propietarios del proyecto, Pablo Valdearcos y Adrián Leonelli , ambos organizan e idean la carta , sin embargo están en la sala , cosa que se agradece a la hora del conocimiento , que de todo tienen , llevan la sala con mucho “gusto” , te hacen sentirte muy a gusto , se nota la profesionalidad , aunque jóvenes , muy bregados en esto de la gastronomía .

En cocina cuentan, y también en sala con dos jóvenes talentos, Natalia Alegría y Luisa Angulo, una de ellas además de llevar la sala, le da a la coctelería, en esta ocasión no estaba, pero aun así se ve su profesionalidad, ya que aunque no puede trabajar en unos días, se acerca a preparar la infusión de ginebra Siderit, con la que ha ganado recientemente un concurso, se ve un grupo de gente joven con ilusión y talento.

Además una joven también en sala y otro chico en cocina , hacen un grupo de , si no me equivoco , de seis personas con ganas y talento , que es lo importante , tal vez se note el entusiasmo con el que pasamos esta velada , pero la conclusión fue general , mis chicas y yo , pasamos un rato muy bueno en esta casa .

Su cocina se basa en buen producto , son conocedores , por su trayectoria , de buenos proveedores , cosa de la que el comensal se beneficia , ya que mantienen una cocina de producto a precios mas que ajustados , no pretenden , ni mas , ni menos , que dar bien de comer y que la gente pase un buen rato , sin ínfulas con trabajo y dedicación , uno de ellos Adrián , esta en un proyecto de asesoramiento gastronomico que comparte con este nuevo proyecto .

Lo dicho local pequeño, pero decorado con mucho gusto, bien aprovechado el espacio, y al lió.

Tienen una carta, no muy extensa, pero si bien armada, con casi todo en precio de medias raciones y ración entera y “al margen” tienen un menú degustación por 30€, un aperitivo, seis pases incluido el dulce y un pre postre aparte, en total ocho cambios de tercio, Ana y yo nos dimos a ello.

Empezamos con un rico aperitivo, aguacate tostado, apio, manzana, nueces y escarola, muy rico, no había probado el aguacate caliente y el amargor de la escarola , iba muy bien con el aguacate , la acidez de la manzana y el fruto seco , ya se veía que la velada se nos iba a dar bien.

Brócoli asado , crema de ajetes y lima rayada , este plato es muy comentado en las redes , la verdad es que muy original a la par que sencillo , pero claro se te tiene que ocurrir , esta a Ana y Uxue , que no comen brócoli , les gusto , el brócoli , aparece crujiente y con una textura de fritura , bueno es que en uno de los procesos , se le pasa por freidora a 180º , luego la crema y la lima le dan un toque muy sabroso .

Setas de temporada con sabayon de yema fresca y sal de jamón, las setas silvestres, de una calidad que parecían de sabor, boletus, con la cremosidad del sabayon y el toque salado de la sal de jamón, muy rico.

Ajo blanco de coco, orejones y gambon asado y su chorrito de aceite de perejil, me encanta el ajo blanco, estaba suave, será por el coco, y el contraste del dulce del orejón con el sabroso gambon, delicioso.

Bacalao fresco confitado, muy rico, y mira que no me gusta el bacalao, si no es desalado, pero este me convenció, acompañado de una crema de boniato aliñado, brote de nabo daikon encurtido y fruto de la granada por encima, a nivel también.

Pluma iberica con castañas y pimientos, Buau, deliciosa, mantequilla y con los trocitos de castaña y los pimientos, todo en armonía.

Llegado este punto, pedí aparte de la carta un enunciado que me había llamado la atención, puerro asado al horno con crema tibia de queso idiazabal, berros salteados, emulsión de mandarina y trocitos de uva , soberbio , ya sabéis los platos con queso me chiflan y este me pareció brutal y por 6,5€ la media ración para mi .

Pre postre, choco plátano, plátano fresco, con una ganache de chocolate con leche, arena de cacao y nueces y unos puntitos de gel de lima, bien.

Como remate una versión del pastel de zanahoria, hacen una crema de este pastel y lo acompañan con un bizcocho de calabaza y también mermelada de calabaza en el fondo, nos encanto, hasta el punto que nos sacaron un poco mas, muy rico.

A Uxue le sacamos media ración de arroz cremoso de azafrán con conejo escabechado, muy rico, lo probé, punto bueno de cocción y mucho sabor, 6,5€ otra media ración de solomillo de potro , frutos secos y mostaza , le gusto mucho 7€ y además otra media ración de sepia , crema de coliflor y almendra tostada , este plato lo compartimos , muy buena la idea del plato , como la de todos ellos , pero el único pero de la velada , y es cuestión de gustos , así que tampoco es un pero grande , la sepia muy tostada .

Carta de vinos corta, pero muy interesante, conocía, la bicicleta voladora, rayos uva y el siete calles, tres riojas tinto de corte moderno, así que me decidí por una recomendación de la casa y salí gratamente satisfecho, un txakoli tinto de bodegas Mendraka, keritxeta, distinto a lo probado , me encanto y por 15€ .

Como podéis ver la relación calidad precio se merece la nota mas alta , el menú , tenia dos o tres pases para compartir y luego el resto raciones individuales , comedidas , pero suficiente , si lo fue para nosotros , imagino que para cualquiera , ya que somos tragones , luego no hacen ostentación del producto , hablando con Adrián , al comentarle lo buena que estaba la pluma , nos dijo que era Joselito , también comento que la crema de queso era de Idiazabal , pero en los enunciados , nada de nada , se le da importancia a hacerlo bien y no a los apellidos del producto , raro es , pero esta filosofía , creo que es la acertada , nos encanto a toda la familia , buena comida , rica comida , sabrosa comida y a un precio magnifico , no se puede pedir mas , chapo .

Para mi el apartado cocina esta por encima del 7, y ya que me debo a la puntuación verema, esta mas cerca de la siguiente puntuación, por decisión familiar.

La velada acabo con dos manzanillas y un combinado con la infusión de Siderit.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar