Restaurante Seu-Xerea (RESTAURANTE CERRADO) en Valencia

Restaurante Seu-Xerea (RESTAURANTE CERRADO)

48
Datos de Seu-Xerea (RESTAURANTE CERRADO)
Precio Medio:
37 €
Valoración Media:
7.2 10
Servicio del vino:
6.8 10
Comida:
7.2 10
Entorno:
7.3 10
Calidad-precio:
8.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 20,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos y agosto

Teléfono


48 Opiniones de Seu-Xerea (RESTAURANTE CERRADO)

Vamos siempre a mediodía. La última vez: vichissoise de guisantes, tataki de salmón con algas, foccata de verduras y tomate, arroz en paella con costillas y morcilla y espuma de queso con frutos roos y mangos. Para beber un agradable vino blanco italiano de uva garnacha (4 copas).Un café y un litro de agua mineral. Todo. 56,96€ (iva incuido).
La cocina , cuidada; el ambiente grato; el servicio atento y discreto; la situación, en el centro del casco histórico. Recomendable.

Restaurante ubicado en el casco histórico de Valencia, en una interesante y escondida callecilla que nace prácticamente en la Plaza de la Virgen.

Dispone de varias salas, de decoración ecléctica, tendente al minimalismo, pero cálida -por la pintura de sus paredes-, intimista -por la iluminación- y rústica -por sus techos enfoscados con las vigas de madera a la vista-.

Cocina de mercado, mediterránea, reforzada con exóticas contribuciones asiáticas.

Nos decidimos por uno de los menús degustación, denominado “Tapas menú”:

---Aperitivo
• Chupito de remolacha, helado yogur griego y caballa ahumada en casa

---Entrantes para compartir
• Mejillones al vapor con citronella, hoja de lima y aromáticos tailandeses
• Rollitos de gambas con magro, jengibre y salsa nuoc cham
• Mollejas de cordero con setas y alcachofas en texturas
• Ensalada de sepia con hongos de árbol, mayonesa de lima y aliño oriental

---Palto principal (también los compartimos)
• Lubina plancha con verduras japonesas y salsa oriental
• Carrillada de ternera con puré de calabaza, cebollitas caramelizadas y setas de primavera

---Postre
• Strudel de manzana con helado de vainilla

Un menú muy correcto, bien pensado, compensado, sin grandes alharacas. Quizás esperaba más explosividad en algunos platos, más potencia, más concentración de sabores. Pese a los mencionados asiáticos, mantiene bien el equilibrio, es posible que demasiado bien. Algo más de chispa no le vendría mal.

Notable la carta de vinos y su trato. Disponen de pocas pero selectas referencias por copas. Tomamos un par de copas de Heiner Sauer Gewurztraminer Nubdorfe Herrenberg 2009 y una botellita de Heiner Sauer Chardonnay Kabinett Trocken 2009. Bien ambos, el primero excesivamente dulzón pero especiado y graso, cumplió su papel para el aperitivo, y el segundo, fácil y agradable.

El servicio es un tema curioso. A nosotros nos atendió casi todo el tiempo el que parece ser uno de los socios, de rasgos asiáticos. Un tipo con presencia impecable, realmente formado, cuajado y cargado de conocimientos. Sin embargo…oye pero no escucha, atiende con disciplina militar pero ahí se queda. No es proactivo. No empatiza.

No fluyó ágil la cena, más bien lo contrario.

Grave defecto: no cambian los platos en la sucesión de entrantes.

Volveré, me agradó el concepto, pero tardaré, me desagradó el servicio.

Hacía muchos años que no visitaba el local y nos acercamos cuatro compañeros de trabajo para probar su menú de cuina oberta a mediodía.
Empezamos con un deliciosa crema de calabaza y coco al estilo Thai como aperitivo.
Como entrantes nos sirvieron Ensalada de hortalizas y salazones (lo mas flojo, demasiado salada), le siguió un Falafel con guacamole y salsa fresca de tomate y rollitos Poh Piah con pato y salsa hoi-sin, bien los dos sin más. Terminamos los entrantes con coca con escalibada de verduras y sardina marinada, el mejor sin duda, muy rico.
Como plato principal elegimos el Bacalao con setas y menestra de verduras y Gazpacho Manchego/Morisco con pollo y conejo(plato pleno de sabor y suavidad-no era de caza- pero escaso de ración)
De postre bueno el Tatín de manzana con helado de vainilla.

Bien el servicio, atento y diligente, tomamos 4 cervezas (2.50e)Cruzcampo Gran reserva muy buenas y dos botellas de vino Borsao Tres Picos (22e) excelente. Copas Riedel.

Buena la comida pero sinceramente esperaba algo más.

Nueva visita a uno de nuestros favoritos, que lleva más de década y media ofreciendo buena calidad en una línea regular muy de agradecer.
Hasta el próximo 22 y para paliar la cuesta de enero, menús de rebajas: rebajas de precio pero no de producto.
- Pasta cecci: un minicocido con pasta y garbanzos de excelente cocción sin piel. Para abrir boca.
- Entrantes: sardinas ahumadas en casa con tzatziki y remolacha (curiosa la combinación de tzatziki y remolacha, buenas las sardinas); rollitos poh-piah con pato y salsa hoy sin (reelaboración de los rollitos de pato estilo Pekín de los chinos, pero muy mejorada); ensalada de habas, hongos y patatas nuevas (no dice demasiado este plato, excepto la textura de los hongos de bambú, parecida al cartílago pero más fina y estilizada); tosta de pan con tomate, albahaca y queso brie (también tenía frutos secos tostados. Bocado simple pero de perfecta ejecución).
- Principal: Curry rojo de ternera con arroz basmati (también tenía leche de coco, más que correcto este plato de inspiración asiática), y suquet de pescado (buen fondo con un caldo sabroso, raya y pargo como estrellas principales y un exceso de patata, esta, idéntica a la de la ensalada -esto debería haberse evitado-).
- Postre: Espuma de chocolate blanco con menta y fresa (helado refrescante y suave a pesar del chocolate, estupendo).
La pasta, los cuatro entrantes, un principal y un postre por 22€ noche. Es por eso que nos estiramos con el vino (35€).
De beber, empezamos con una manzanilla La Guita y seguimos con una botella de El Puntido '06, decantado y servido todo ello en copas Riedel. Carta de vinos correcta que puede consultarse en la página web.
Bonita decoración, música agradable y, por fin, local sin humos de ningún tipo (ya era hora de que llegaran leyes europeas y no tercermundistas y/o apestosas).
Sin duda, una de las mejores y más placenteras veladas en Seu-Xerea.
Servicio muy amable y profesional.

Antes que nada comentar que por fín entro en un Restaurante con la tranquilidad de que voy a saborear y olfatear los productos sin que hayan agentes extraños en el ambiente como por ejemplo EL HUMO DE LOS CIGARRILLOS, se acabó el mirar quien tiene la cajetilla de tabaco encima de la mesa, quien tiene intención de fumarse un cigarrillo antes de la comida, entre plato y plato, antes del postre, despues del postre y en el café, en fín SE ACABÓ (por cierto local completo).
Primero tengo que decir que soy un neófito en la cocina asiática por lo que mi comentario sobre este Restaurante a lo mejor no coincide con los que ya tienen una cierta experiencia en esa cocina.
Tomamos el menú Seu-Xerea de noche (22€), decir que todo me gustó ya que los sabores eran casi nuevos para mí, sobre todo los platos principales que eran, el de pescado una especie de "suquet de peix" y el de carne un curry rojo de ternera.
El único pero fué que todos los entrantes (que eran 4) los comimos en un mismo plato por lo que los sabores de los diferentes platos se mezclan.
Para beber tomamos Casa Castillo monastrell D.O. Jumilla (16€)un vino muy bueno que se bebe facilmente.
Café 1'90€.

Siendo un Lunes noche la afluencia d publico era notable, practicamente lleno...y nos decidimos por un menú degustación..una propuesta de imaginación y toques muy variados en sus gustos, oriental, magrebí, mediterraneo...sopa de pepino con albahaca, rulo de requesón con espinacas, terrina d foie con lentejas beluga, espectacular el canelon de mango y bogavante, viera con yogur, rollitos vietnamitas a su manera, rodaballo con remolacha, cordero a baja temperatura con cus-cus, sopa de melocotón que helado de queso y morenito con helado de avellana, la cantidad era un poco excesiva para mi gusto, era imposible terminar con todos los platos, atendidos de forma muy correcta y cercana, como siempre que hemos ido...es siempre un acierto, así como los menús mas economicos de medio día y noche...enhorabuena

Bonito restaurante en el centro de Valencia, al lado de la catedral. Carta de vinos algo corta, ademas tienen por copas tres blancos, tres tintos, un cava y bastantes vinos dulces. Tomamos el menu del dia que consiste en cinco entrantes (algo escasos), un principal (bastante generoso, por lo menos el que elegimos),a elegir entre tres y un postre, todo por 22 euros con el iva incluido, muy buena RCP. Tomamos:
-Trifasico (crema) de remolacha, zanahoria e hierbas aromaticas. Muy bueno.
-Buñuelo de bacalao com mayonesa ligera de limon. Falto de sabor el bueñuelo.
-Coca de escalibada con mozarella. Un trozo pequeño que hay que dividir entre dos, creo que deberian presentarlo por separado. Bueno.
-Satay de pollo. Muy bueno, aunque muy escaso.
-Ensalada de pez mantequilla escabechada. Buena, sobretodo el pez mantequilla.
-Fideua de bacalao y espinacas. Impresionante y racion super, solo con esto se podria comer.
-Strudel de manzana y pasas con helado de vainilla. Bueno el strudel, maravilloso el helado, aunque no me parecio vainilla.
De beber tomamos agua (3e),una copa de K-Naia (3e)y dos de Heiner Sauer Pinot Gris Spatlesse (4e) muy bueno. Terminamos con cafe (1.9e) y manzanilla (2e). Todo por 61.90e para dos personas.

  • Fideua de bacalao y espinacas.

  • Coca de escalibada con mozzarella.

  • Ensalada de pez mantequilla.

Acudimos a cenar y nos encontramos con un jeroglífico de carta. Hasta tres menús degustación distintos con precios dispares; desde los 22 euros por ser la "semana fantástica" (creo que era el mismo menú que prepararon para cuina oberta con una relación calidad precio excepcional) hasta el habitual con o sin maridaje de vinos. Nos decantamos por elegir de la carta destacando las vieiras con mollejas y las manitas, aunque en este plato hubo disparidad de criterios entre los comensales. El pescado del día era lubina correctamente cocinada. La nota negativa fue que no nos cambiaran los platos cuando los entrantes llevaban salsas con toques dulces, quise pedir que me lo cambiaran pero el servicio desaparecía y hasta que no tenía el siguiente plato no volvía a aparecer.

Fuimos a degustar el menu mediodia de cuina oberta,y salimos muy satisfechos
Servicio profesional.Ñada mas sentarnos nos ofrecieron las cervecitas acompañadas de unas patatas y una pequeña ensalada muy bien presentada
el menu consistio, en un caldito de cocido,para abrir boca
Para picar una ensalada de habitas, alcachofas y tallarines de sepia muy buena ,comentamos que para 5 personas nos parecia pequeña la racion y nos trajeron inmediatamente otra . Cosa muy de agradecer
Unos tacos de caballa en teriaki con algas de sabor muy frescos
Como plato principal un arroz meloso de pollo y alcachofas para 4 personas buen sabor y tambien cantidad-y otro comensal se tomo una merluza con setas que le parecio tambien muy buena
De postre unas pompas gasificadas (Nitrogeno liquido)con bizcocho de chocolate
Todo acompañado de un venta del puerto 12 muy buena rcp 110 euros las 5 personas

Nueva visita a este interesante local bien ubicado en el Carmen. Menú de mediodía de 22 € bastante interesante, varias entradas para compartir (2 personas) y un plato principal. La carta de vino no muy larga pero interesante, tomamos un Riesling aleman (Spatleese trocken) de un productor que no conocía bastante rico (24€). Las copas correctas y el servicio del vino también, servicio profesional, buen pan y postre. Como ya he leido antes, esperaba algo más pero también considero que por el precio del menú tienes acceso a una cocina interesante, cuidada y original. El menú es el siguiente:

Patatas aliñadas con sardina de bota y aceite picual.
Crema de remolacha con mousse de requesón y huevas de mújol.
Morcilla de burgos con crema de piquillos y puntilla a la andaluza.
Alcachofas salteadas con crema de turrón y foie.
Empanadillas de marisco al vapor.

Plato principal (a elegir)

Pescado fresco según mercado.
Satay de verduras frescas y pechuga de pollo.
Arroz de pulpo y cardos.

El precio no incluye la bebida.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar