Lagavulin 16

Whisky Lagavulin 16

Puntuación del whisky
Puntuación sobre 100:
97
Puntuación Media:
9,5
Calidad-precio:
7,7

Destilería: Lagavulin
País: Reino Unido
Licor: Whisky
Graduación (vol): 43,00%
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros licores catados de esta destilería

Elaboración: Lagavulin 16 Años es 100% malta elaborado con turba ahumada en la zona de Islay, con cuerpo robusto, muy bien equilibrado y suave, y presenta una ligera dulzura al paladar. Según su destilería, Lagavulin 16 recibe la destilación más lenta de todas las bebidas que produce, alrededor de cinco horas para la primera destilación y nueve horas más para la segunda. Esto le confiere la redondez y suavidad de su añejamiento. La fermentación de la cebara es lenta también, entre 55 y 75 horas. Principalmente se envejece en barriles de roble europeo rellenables. Lagavulin 16 años es el más seco de los whiskies de Islay, siendo un reconocido prestigioso.

13 Opiniones de Lagavulin 16

Por fin tengo la ocasión de colgar la valoración de este gran whisky, el Islay de los Islay. Lo conocí hace unos años de manera curiosa. Mi hermana Mar estuvo de vacaciones por las Islay y pregunto a un viejete en una taberna qué whisky podría traerse a España como el más representativo de la zona y en efecto, el abuelete le dijo que sin lugar a dudas escogiera el Lagavulin 16. Cuando lo probé la verdad es que me impactó pues es realmente poderoso y distinto a todos. En esta ocasión mi buen amigo Fernando me trajo una botella que le quedaba por casa para el día de nochevieja y me vino al pelo pues no bebí otra cosa desde las uvas en delante y además me guardé unas copas para poder realizar su valoración en casita, un par de días después con toda tranquilidad. En fin, no me enrollo más y voy al grano.

Me sirvo en un vaso corto un dedito, le pongo un hielo y lo atempero hasta que alcanza los 11°C para su cata. Retiro el cubito y procedo.

VISUAL: Precioso color ambarino, tostado y muy brillante. Glicérido, con presencia de lágrimas muy finas, esbeltas y transparentes (95).

OLFATIVA: Nos recibe con unos marcados aromas de turba, yodados y ahumados. Al ir olfateando también encontramos notas frescas herbáceas (ajedrea, estragón) y cítricas (bergamota), así como de cereal tostado, intensos florales de azahar, rosa marchita, especiados de pimienta, fenogreco y laurel, vainilla, apuntes minerales a tierra mojada, algas marinas y de fondo los recuerdos amaderados de la barrica, ebanistería fina, algo de cacao y café en grano. La nariz de este Islay es impresionante, lo nunca visto. Podríamos estar horas y horas y seguiríamos encontrando matices y prescriptores. Le doy la nota máxima en nariz porque de verdad creo que es insuperable, qué barbaridad por Dios! (100).

GUSTATIVA: En boca es tremendamente amplio, lácteo y cremoso con un ataque seco y profundamente ahumado. Retronasal especiado (canela y vainilla) con notas de cereales y recuerdos a caramelo tofee. Persistencia de 3 minutos y 50 segundos. Con cuerpo y carácter, bien estructurado, perfectamente ensamblado con la madera y muy influenciado por las aguas con las que se elabora "contaminadas" por la turba de los alrededores. Final ligeramanente picante con toques ajerezados de gran elegancia. Wuau!!!... sin lugar a dudas el mejor whisky que he tenido ocasión de disfrutar, largo, corpulento, intenso, perfumado, equilibrado y elegante... lo tiene todo !!(98).

La RCP no la valoro pues fue un regalo.

MARIDAJE: Como es mi costumbre, me lo tomé con unas onzas de chocolate con almendras y un agüita con gas. Se disfruta brutalmente solo, pero el maridaje con el chocolate y las almendras es una delicia, texturas cremosas, aromas tostados y sabores de frutos secos y turba perfectamente ensamblados, pura armonía amigos. Muchísimas gracias amigo Fernado pues con este exquisito elixir he disfrutado como un niño. God save the Islay´s !!!!

Nunca antes había probado un Islay a pesar de las referencias pero es como el amor, te dicen que te llega cuando te tiene que venir y así fue.
Fue una copa hace nueve meses como colofón a unas mariscada en tierras gallegas. Se me hizo enterna porque más que una copa nos sirvieron dos en una.
Ahora, 9 meses más tarde, lo veo en la vitrina de mi casa y me sirvo la primera copa de la botella. El recuerdo es diferente en matices. Ese color marrón anaranjado no ha cambiado, esos aromas a turba, negruzcos, siguen permaneciendo aunque ahora se adornan con caramelos de naranja amarga y canela. En boca tal vez la temperatura invernal juega a nuestro favor, no resulta tan caluroso aunque no se potencia esa sensación térmica que adorna la hulla y el resto de carbones que advertí la primera vez.
Ahora lo tengo en casa y tengo para rato, delicioso el posgusto, potente y sensual.
I love Islay, and you?
Carlos

Ambarino cobrizo. Lagrima que repite secuencia tres, cuatro veces. Nariz impactante. Toda la turba quemada de Escocia en tus sentidos. O te repele, o te enamora. Apostamos por la opción B. Maderas quemadas, yodos, turba, mar... En boca no esconde nada de lo que promete.
Explosión de mar y humo. Postgusto eterno

Otra vez enganchado al oscuro(ahumado) whiskey de Islay, el único "verdadero" para los que profesamos esta religión.
Ahumados, yodados, maderas.
Sedosos en boca, con ese postgusto ahumado único de esta zona escocesa.
Lo amas o lo odias. Yo lo amo.

Hablar de Lagavulin, es hacerlo de un incesante mito entre los amantes de una de las bebidas destiladas de mayor calidad "El Whisky escocés", hablo del whisky más ahumado de cuantos existen, un sorbo de la salina escocia.

Aromas predominantes de la turba que se quema en el proceso de malteado, y distingue sobre manera a los whisky de Islay. Su color denota larga crianza, caoba intenso con reflejos ambarinos. Sus aromas nos regalan notas de humo aromático procedente de chimenea y pipa de fumar, evolucionando hacia notas salinas, yodadas con recuerdo de algas dominado por la turba que una sofisticada presencia de aromas de bombon van suavizando. Su cuerpo enorme y copleto, llevando al paladar una rica sensación untuosa entremezcladas con dulzores que proporcionan un matiz de volumen excelente. Un whisky que mejora con un pequeño aporte de agua, por equilibrar las notas ahumadas con gran parte de su esencia eclipsada por esta turba.

Excelente whisky, inmejorable para degustar lenta y pausadamente a lo largo de una buena velada. Bonito color ambar, con reflejos caobas y una densidad oleosa que resbala plácidamente por la copa. Al principio se muestra tímido, pero poco a poco se va expresando en plenitud con notas ahumadas y salinas, turba, frutos secos, tabaco y un punto picante. En boca es sedoso, con notas dulces compensadas con un contrapunto amargo, llena la boca y deja un gusto que se prolonga. Excelente combinado con chocolate negro, ahumados o con un buen habano robusto.

Ahumado y complejo...

Fundada en 1816, muy cerca de Port Ellen, Lagavulin es la destilería más singular de Islay, una isla que se caracteriza por producir los más intensos y poderosos entre todos los maltas. Lagavulin es, sin duda alguna, la cúspide, un alcohol extremo y sublime que es también un límite: el punto donde el whisky de malta termina. Es el mito por excelencia entre los expertos, hasta el punto de que la demanda supera a la oferta. Fernando Savater lo llamó "el whisky del fin del mundo".

Esencia de escocia, poderoso, concentrado, un whisky que huele a turba, recuerdos a invierno, a frio, a chimenea, esencia de Islay en cada sorbo. Un whisky con aromas a yodo, turba, salino, recuerdos algas marinas. En boca seco, con el alcohol tremendamente integrado, excelente volumen, acidez domada por el tiempo, impregnado de lignina, resultando suave y largo en la garganta.
A mi juicio junto a Talisker 18, Johnny Walker Blue Label, los tres mejores whiskies del mundo.

Armonía
Debido a su estructura, concentración y fortaleza los platos ideales son los ahumados por jugar en la misma línea, cecina o bien quesos azules. Ideal una tostada de roquefort templado con mermelada de cebolla roja. Estoy imaginando y lo probaré con caviar ecológico de Rio Frio, será sublime, éxito asegurado.

Lagavulin Distillers Edition fue galardonado como el "Mejor Whisky de malta de Islay" ne el World Whiskies Awards '07 dirigido por el experto Dave Broom y organizado por la revista Whisky Magazine.

Color ambarino con destellos anaranjados.De muy buena lágrima.
La nariz de este malta me tiene atrapado. Podría estar solo oliendo sin necesidad de llevármelo a la boca. Nariz intensisima, se nota a distancia en la habitación, a turba , humo notas salinas, tabaco, sobre un fondo yodado y balsámico.Ligerimos y suaves apuntes de alcohol.

En boca presenta un ataque cálido, cremoso y envolvente. Ciertas notas de madera fina, puntito dulzón y caramelizado, con el alcohol integrado y larguisimo postgusto y balsámico.

De color dorado ámbar casi cobrizo, sus lágrimas se desprenden por las paredes de la copa plenas de lentitud.
Muestra una gran intensidad aromática donde cuesta buscar en principio detrás de las notas ahumadas y turba, para encontrar recuerdos de olivas negras, reminiscencias vegetales, cuero y tabaco.
En boca se intensifican los ahumados y aparecen los balsámicos que despejan toda la nariz; a su vez limpia al pasar todo el paladar mientras evoluciona a dulce, para mantener el sabor en boca durante un largo período de tiempo.
Al mezclar con agua, se potencia el dulzor, la acidez y el amargor perdiendo a su vez mucha intensidad.

Oro viejo, limpio y brillante.
Nariz limpia, intensa y elegante. Toques de algas, turba, humo, vainillas y aceitunas negras. Alcohol muy bien integrado.
Boca con amplia, con fuerza, pero mostrando siempre una gran finura. Vuelven las aceitunas negras y los ahumados de la nariz. Paso poderoso y elegante, con una final lleno de matices, dejando sensaciones yodadas y recuerdos de la turba.
Es un whisky muy diferente a lo que habituamente tomamos como tal.
Al principio resulta extraño (nariz y boca), y el paladar ha de acostumbrarse a este "caviar" líquido pero después invita a seguir degustando.
Lo mejor llega al día siguiente pues no deja secuelas (y eso que entre dos amiguetes nos tomamos casi la botella entera).
Si te dicen que en vez de whisky es otro licor, bien merece la pena creerlo.
En Carrefour 70€. En Makro 45€ (IVA incluido).

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar