Mala suerte en el Restaurante Pelegrí

3 respuestas
    #1
    Elpelicanoverde

    Mala suerte en el Restaurante Pelegrí

    La pasada noche del jueves 14 entré con la intención de cenar en el Restaurante Pelegrí (Valencia) pero tuve mala suerte y no lo conseguí. Quiero pensar que la persona que nos atendió tenía un muy mal día o le acaban de dar alguna nefasta noticia porque nunca me habían tratado ni hablado de forma tan despectiva en un restaurante.

    Nada más sentarnos nos preguntó qué queríamos beber. Pedimos la carta de vino. Y la persona que nos atendió, un hombre de mediana edad nos dijo:

    ¿Vino? ¿Directamente vino? Nos miramos y bueno, dijimos: sí, vino.

    Nos contestó levantando las cejas demostrando su sorpresa, torció la boca dejando claro su indignación y fue a por la carta de vinos.

    Bueno, como una mirada palabra vale más que mil palabras, mi amiga y yo nos miramos estando de acuerdo en hacer oídos sordos a la respuesta (tanto a su expresión facial como al tono de voz), pasar del gesto feo que acababa de hacernos, decidimos ingnorarlo, y seguir leyendo la carta. 

    A continuación nos ofreció el menú, sin embargo, lo descartamos por el simple hecho de no apetecernos esa noche, aparte de que había cosas que ya habíamos comido ese día, además de no gustarnos demasiado algunos ingredientes que formaban parte del mismo. Por lo que la opción menú no entraba en nuestras cabezas desde el principio. Pero él insistió de manera exagerada y autoritaria dándonos a entender (puede que no fuese ese el caso) que sólo disponía de los ingredientes del menú o quizá tenía especial interés en que lo pidiéramos por el motivo que fuese.

                                                                                        Restaurante Pelegrí

    Tras decirnos que nos íbamos a quedar con hambre porque las raciones eran muy pequeñas, no fue capaz de ampliar las raciones ni de reconducir/adaptar el menú (que él tanto interés tenía) a nuestras peticiones ni dejarnos pedir las raciones que nosotras queríamos fuesen muchas o pocas. Quizá no tenía ganas de esforzarse esa noche pero lo peor era su desprecio y su antipatía en todo momento, lo cual cada palabra que él decía nos sentaba cada vez peor. 

    Su mala educación fue tal que llegó al punto en que la persona que estaba en la cocina, una chica que parecía saber adaptarse mucho mejor que él a situación, atenta al momento que se estaba viviendo (que fue todo menos agradable) le ofreció ampliar las raciones para dos personas y él lo rechazó. Teníais que haber visto y escuchado cómo rechazó el planteamiento que hacían en cocina. Fue un:

    ¡No, que se equivoquen!

     

    Brutal. Como es lógico, nos levantamos y le dijimos que ya volveríamos a cenar otro día de menú -ya que es lo que él quería y no le salió bien la jugada- porque ya no teníamos ganas de cenar en esas condiciones. ¿Cuál fue su contestación?

    ¡Como queráis, idos y ya está!

    Tremendo. No tuve oportunidad de probar la comida, y dudo mucho que lo haga algún día. Tampoco dudo que el menú estuviera bueno y fuese de gran calidad pero el trato, las pocas ganas de querer gustar o simplemente tratar sin respeto a un cliente deja mucho de desear este restaurante.

    ¡Lástima! Me gusta la gastronomía y tenía ganas de probar este restaurante y ¡Vaya! Nunca sabes a quién te puedes encontrar.  

    #4
    Albtotxo
    en respuesta a Elpelicanoverde

    Re: Mala suerte en el Restaurante Pelegrí

    Ver mensaje de Elpelicanoverde

    Vaya, lo lamento, es muy desagradable vivir una situación así. Quizás sería bueno que lo añadieras a las opiniones que ya existen sobre el restaurante aquí en Verema para que el que lo consulte lo tenga en cuenta.

     

Relacionados
  • Más leído
  • Más recomendado

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar