Fenavin: la Disneylandia del vino

6 respuestas
    #1
    Francescf

    Fenavin: la Disneylandia del vino

    De forma totalmente impremeditada me encontré en el AVE camino de Ciudad Real para asistir por primera vez a Fenavin. El amigo Samwe me informó de que era la feria de vino más grande de España y me ofreció alojamiento y entrada. Aproveché la oportunidad, y la experiencia no pudo ser más satisfactoria. Dos de los mejores días que recuerdo :-O

    Muy buena organización. Ocho pabellones con representación de todas las D.O. españolas, algunas de ellas desconocidas para mí. Tuve la suerte de encontrarme con Jaimej y Miguel Ángel (no recuerdo su nick en verema) al poco de llegar. Me uní a ellos y empezamos la visita. No recuerdo exactamente el orden. El martes visitamos el stand de Pago del Vicario, donde Samwe nos mostró algunos de los vinos de la bodega; Bernabé Navarro nos presentó su fantástico La Amistad, del que sólo hay 1.200 botellas (hay que darse prisa para conseguir una); catamos toda la gama de Los Siete Pecados (preciosas botellas y muy buenos vinos); saludé a Federico Schatz y, con las prisas, apenas pudimos probar un par de sus vinos; descubrimos Crash, un vino de Pago Los Balancines enfocado al público joven, con una presentación original de 6 etiquetas diferentes con dibujos pop-art, y Huno Matanegra, un tinto contundente; les mostré los vinos de la cooperativa L’Olivera (tienen algunos de mis blancos preferidos: Eixaders, Missenyora, V89,…) y Vinya Els Vilars (muy bueno su Tallat de Lluna 14); visitamos el stand de la D.O. Costers del Segre, donde pudimos probar vinos de algunas bodegas pequeñas como Baldomar, Costers del Sió, Vila Corona,…); en Godeval descubrí su Cepas Vellas, un godello de nivel; en Evohé disfrutamos de su Garnacha Viñas Viejas. Me dejo algunos stands, pero el ritmo de Jaime y Miguel Ángel era frenético. Ellos estaban trabajando, yo estaba de turismo. Apenas si me dejaron echar un purito… ;-P

    El miércoles, después de despedir a Jaimej, me dediqué a vagabundear por la feria. Como no había tenido tiempo de visitar ninguna bodega de la D.O. Montilla-Moriles, aproveché para hacer una visita a Robles (no tenían ni el PX oro ni el PX plata a temperatura y me fui sin probarlos). El Consejo Regulador de la D.O. compartía stand con 3 bodegas: Cruz Conde (la primera vez que la veo en una feria), Toro Albalá (pude probar el Ginés Liébana) y Pérez Barquero, donde la dicharachera y estresada Adela me dio a probar Viña Verde, un blanco joven que, desde que lo probé por primera y única vez hace más de un lustro, ha mejorado mucho, llegando a ser un vino fresco, fácil, ideal para apaciguar los rigores estivales montillanos. La simpática Cathy me introdujo en los vinos de la D.O. Arribes y me descubrió Gran Abadengo 2005, un tinto redondo para recordar. Paseando, paseando, me encontré un cartel de Dulcemar, de bodega Dehesa El Carrascal, un vino al que me invitaron en un restaurante de Albacete hace 2 años y del que no había vuelto a tener noticia. Dulce de garnacha tintorera de paso suave y sabor muy agradable, nada empalagoso. Si alguien lo encuentra -no tiene mucha distribución- merece la pena probarlo. Aprovechando la visita, probé sus vinos. Muy buen rosado de syrah y un tinto también de garnacha tintorera fresco y agradable. Las sumilleres de Vertical y La Escaleta me recomendaron Bodegas Canopy, de la que sólo conocía Malpaso, el único vino de la D.O. Méntrida que había probado hasta la fecha. El que más me gustó, curiosamente, fue Kaos, un Vino de la Tierra de Castilla y León elaborado con garnacha. En el stand de Can Ràfols dels Caus aproveché para degustar algunos de sus clásicos y conversar un ratito con Amanda Tozer sobre la conveniencia o no de dar su propia D.O. a esta peculiar bodega del Garraf. La visita de una política estuvo a punto de fastidiar mi visita a Cérvoles. Me ofrecieron el Colors, gama destinada al público joven, blanco y tinto. Muy buena RCP para quien no quiera gastarse mucho en vino. Y probé la última añada del Estrats, top de la bodega y que todavía me pareció que merecía algo más de tiempo en botella.

    Me llamó la atención la cantidad de vinos enfocados al público joven que encontré. Muchas bodegas han sacado al mercado marcas encaminadas a introducirse en el segmento de mercado más joven. No puedo más que desearles que tengan el mayor de los éxitos y esperar que mejore el depauperado consumo actual de vino en España.

    También me sorprendió la afluencia de público extranjero, chinos sobre todo. Por los comentarios de algunos amigos que trabajan en el sector, parece que se establecieron buenos contactos. Esperemos que fructifiquen y el vino español aumente significativamente su presencia en el mercado exterior.

    Tuve la oportunidad de visitar la bodega Pago del Vicario. Preciosos viñedos y precioso hotel, junto con un restaurante que me pareció, tan solo viendo su carta, más que recomendable.

    Hasta aquí lo que puedo recordar. Ante todo, disculparme con Jacomur, Pirineos y Javier López por no haber podido más que saludarlos. Gracias a Clara de L’Olivera, Rafa Bernabé, Adela y Rafa de Pérez Barquero, Amanda de Can Ràfols dels Caus, Antonio García de Dehesa El Carrascal, Alfonso Chacón de Bodegas Canopy, Maribel Del Amo de Pago Los Balancines, a Luis Palacios de No hay vida sin pecado, Federico Schatz y a tod@s aquell@s de l@s que no recuerdo su nombre y que me han dedicado parte de su tiempo. Gracias por su tiempo y atención también a Jaimej, Miguel Ángel, Sonia_BCN y Álvaro Cerrada (aparecieron en algún momento que no recuerdo y estuvimos un buen rato juntos visitando stands), Cathy y, muy especialmente, a Samwe por darme la oportunidad de asistir a la feria y acogerme en su casa @->-

    Espero repetir muuuuchas veces :-D

    Menjar per pensar, pensar per menjar.

    #3
    Joanpedrola
    en respuesta a Francescf

    Re: Fenavin: la Disneylandia del vino

    Ver mensaje de Francescf

    Después de leer la crónica de tu visita en Fanevin dan unas ganas locas de poder ir.
    ¿se trata de una feria profesional o puede asistir el público en general? Es una opción para el mes de mayo del año que viene, una buena excusa para visitar Ciudad Real y acudir a esta feria que se antoja interesantísima.

    #4
    Francescf
    en respuesta a Joanpedrola

    Re: Fenavin: la Disneylandia del vino

    Ver mensaje de Joanpedrola

    Fenavin es una feria para profesionales. Yo pude ir por invitación.

    La próxima edición será del 7 al 9 de mayo de 2013. Para el año próximo, puedes mirar de ir a Vinoble.

    Menjar per pensar, pensar per menjar.

    #5
    Joanpedrola
    en respuesta a Francescf

    Re: Fenavin: la Disneylandia del vino

    Ver mensaje de Francescf

    Vinoble. Tomo nota. Si sabes donde lo hacen y cuando si se parece a la otra es otra posibilidad. Si es para profesionales tampoco hay problema ya que puedo pedir alguna acreditación.
    Gracias por tus comentarios.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar