Las Carta de Vinos

11 respuestas
    #1
    jatena

    Las Carta de Vinos

    En mi opinión, los criterios que se establecen para confeccionar las CARTAS DE VINO de los restaurante, no el más acertado, al menos en un porcentaje muy alto de ellos, independientemente de su categoría, prestigio o posicionamiento
    Al margen del legítimo beneficio económico que se persigue en cualquier actividad empresarial, considero que existe otro gran objetivo a conseguir como profesionales del sector: trasladar de una manera lo mas gradual y proporcionada posible la extensa y variada oferta de vinos que nos ofrece el mercado actual; tanto en lugares de procedencia con/sin D.O , como en el apartado especulativo de precios,por no decir abusivo y de manera injustificada
    Considero que se deberían adoptar criterios mucho más flexibles, por no decir atrevidos, desmitificar ciertas marcas y D.O. y abrir puertas a toda esa gente que se esfuerza y entusiasma para conseguir que ";vinos anónimos"; puedan llegar a ser degustados y considerados por un amplio público que en la mayoría de los casos se topa con cartas de vino ";tipo fotocopia";
    Espero vuestras opiniones- Gracias

    #3
    Miguelbt
    en respuesta a jatena

    Si, xo los que no entendemos.....

    Ver mensaje de jatena

    La verdad que me merece todo el respeto tú opinión.
    Pero hay muchísima gente que quiere beber un buen vino y no entiende, por lo que acaba comprando ";marca"; que ha oido, le han dicho, cree que,....... es bueno. Ya que no están dispuestos a pagar unos euros (bastantes) por un vino que ni saben cual és y además cuando se lo cuente a sus amigos tampoco lo conozcan. :-)

    Supongo que este será uno de los motivos por los que muchas cartas de vinos no salen del típico MUGA, Viña Ardanza, Marques de Riscal, Cune, Protos, etc.

    #4
    Podolski
    en respuesta a jatena

    Eso estamos intentando algunos ....

    Ver mensaje de jatena

    Pero no hay que olvidar que un restaurante es un negocio y los inmovilizados materiales te cuestan dinero...Pregunta: ¿cuánta gente en este negocio está dispuesta a eso?. Y aprender no es gratis.

    Para mí el mero hecho de hacer feliz a una persona descubriendo que se puede hacer un buen vino tinto en Almería, Granada o Ronda (por hablar de mi tierra y por poner un sólo ejemplo de los miles) compensa cualquier mal rato, la incompresión y las frustraciones cotidianas. Como dice el famoso anuncio... no tiene precio....

    #7
    Nacho_G.F.
    en respuesta a jatena

    Opinión de cliente

    Ver mensaje de jatena

    Como cliente de restaurante que soy lo tengo clarísimo: en algunos quieren que se beba vino, suele coincidir con que les gusta el vino, y desean que este producto tenga rotación. Otros lo único que buscan es exprimir al cliente. Estos últimos son los de los precios abusivos, botellas que envejecen años y años porque no se venden,...cartas pasadas de moda. Estoy seguro que los primeros mantienen el vino en las mejores condiciones que pueden y los segundos no.
    Esta reflexión se concreta en el proceder siguiente: si el vino vale más del doble de su precio habitual -y los aficionado como vosotros o yo no solemos equivocarnos mucho en el precio- ya pierde para mí todo el interés el vino en ese restaurante. Paso del tema, pido cerveza y a otra cosa.
    Si no es así adelante, a disfrutar lo que me permita el bolsillo.
    Aunque no lo creáis esto lo hago aunque vaya invitado.
    Hay restaurante que no me acuerdo lo que comí, pero perfectamente lo que bebí, por su calidad, presentación, precio justo...
    ¡Sed valientes restauradores!, no carguéis el precio del vino, ofrecer vinos originales, sugerirlos a los clientes, animarles a consumirlos,...En estos tiempos en que la cultura enológica ha subido de esta manera el cliente quiere buen vino, sea de donde sea. Y si ofrecéis un producto de calidad, en condiciones y a buen precio ya veréis como el cliente lo valora y vuelve por vuestro restaurante.

    #8
    Nacho_G.F.
    en respuesta a Podolski

    Animo

    Ver mensaje de Podolski

    El esfuerzo del restaurador el cliente lo valora siempre, al menos es mi caso y el de mi familia. Parece mentira ver cartas de vinos bien surtidas, algunas espléndidas, y sin embargo con errores garrafales, por ejemplo no informar de la añada del vino que ofrecen.Te doy otra idea: disponer de varias añadas de un vino de tu entera confianza. Lo he visto en muy pocos restaurantes.
    Otra idea: ofrecer la carta de vinos a las mujeres. Esta completamente pasado de moda el que el hombre sea el entendido. Y si no mirar cuantas sumilleres de calidad existen en nuestro país...

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar