Gonzalo de Berceo Gran Reserva 1998

5 respuestas
    #1
    Beatrizf

    Gonzalo de Berceo Gran Reserva 1998

    Buenos días,

    A ver si alguien me puede ayudar. Tengo dos botellas en mi bodega de Gonzalo de Berceo Gran Reserva 1998, producción limitada de 23.520 botellas. Son la 11740 y 11 831.

    ¿Alguien podría decirme su valor aproximado? Se las voy a regalar a una persona pero no tengo ni idea de cuánto valen.

    Muchas gracias por la ayuda

    #2
    José Gabaldón
    en respuesta a Beatrizf

    Re: Gonzalo de Berceo Gran Reserva 1998

    Ver mensaje de Beatrizf

    No fue una gran añada y la venta entre particulares es muy complicada, más que nada porque nadie asegura la conservación de esos vinos y su devolución en caso de que no estén en condiciones. Es una gran bodega de Rioja y tienen muy buenos vinos, hace unos años estos vinos estaban por unos 25€ cada botella, lo que te puedan dar por ellas, es ley de oferta demanda.

    Suerte y yo que tu los abriría y si puede ser para disfrutarlos con una buena compañía.

    Un saludo.

    #4
    Eterio
    en respuesta a Beatrizf

    Re: Gonzalo de Berceo Gran Reserva 1998

    Ver mensaje de Beatrizf

    ¿Qué más le da el precio si, previamente, ha decidido regalárselas? ¿O esa persona se lo merecerá si el valor para usted no es alto?
    Mi consejo: bébase las dos botellas con esa persona y ambos lo disfrutaréis. No merece la pena vivir valorando todo lo material que nos rodea. Nuestra salud mental, espiritual y corporal nos lo recompensará sobradamente.
    Un afectuoso saludo

    #5
    Xavih
    en respuesta a Eterio

    Re: Gonzalo de Berceo Gran Reserva 1998

    Ver mensaje de Eterio

    Joaquín quiero pensar que ella quería hacerle un buen regalo a esa persona e imagino que como no entiende mucho de vinos quería saber lo que podían costar para hacerse una idea de lo que le estaba regalando.

    Pero como bien dices, valor y precio son cosas en el fondo muy distinto. Y eso más asó que en ninguna otra cosa si hablamos de botellas de vino antiguas que, hayan costado lo que hayan costado, nunca hay una seguridad de su valor real hasta que las abres y te las bebes.

    A  veces una botella olvidada de un vino sencillito nos depara una grata sorpresa y esta extraordinario. Y otras un gran vino, guardado para una celebración especial durante muchos años, al abrirlo queda muy lejos de las expectativas que teníamos.

Relacionados
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar