Casi cuatro años después...

de aquella famosa y extraordinaria reunión, vuelvo a disfrutar de este muy agradable y sobresaliente vinazo.

La nariz ahora se encuentra en un excelente momento, aunque los augurios son que seguirá creciendo en los próximos años, tengo alguna botella más para cerciorarme. Es intensa y muy elegante, compleja y plena de frutosidad y otros ricos arómas.

La boca sigue tan excelente como en la valoración anterior, el paso de boca variado y puro terciopelo, aunque los taninos y la acidez, indican que va a durar muchos años.
Final muy largo y muy persistente.

Un grandisimo vino con una extraordinaria RCP.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar