El "goloso" de Laurent Perrier.

Precioso color frambuesa con destellos asalmonados.

Nariz más intensa y menos compleja quizás que otras referencias de esta fabulosa bodega francesa. En nariz, como en la visual, lo que predomina es la frambuesa. Bollería, dulce bollería, levaduras, tostados y alguna aromática.

En boca es un pecado. Cremoso, frambuesas otra vez, más dulces que en nariz pero sin empalago alguno, pues tiene una estupenda acidez, alguna punta amargosa y floral (morada) y una burbuja descongestionante. Deja un postgusto largo y delicado.

Cortesía de Marqués de Riscal en su Aula.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar