Vino Ochoa crianza 2009: Caspitas con la tempranillo


Gracias a la bodega y a Verema por la cata, resulto muy divertida, interesante y un nuevo baño de humildad.
Muchos creímos ver el espíritu de un Cabernet, donde había un 100% tempranillo.
Visual: rojo picota, capa media. Ribete granatoso. Brillante, oleoso. Lagrima muy fluida. Corcho de buena calidad.
Olfativa: Fruta negra muy madura. Compotado.
Gustativa: De entrada suave, pero con presencia de taninos. Persisten los tomos dulzones, pero con astringencia y ligeramente alcohólico.
Un vino con un buena relación calidad precio.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar